Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

¿Cuál es el futuro de los medios?


The Guardian’ anticipa la era del periodismo ‘abierto’.
“Somos felices al poder comunicar que ‘The Guardian’ ha superado la prueba de tener miles de visitantes circulando por sus oficinas. De hecho, la redacción está hoy más limpia que cualquier otro día”…

Había expectación por ver lo que ocurría. Al fin y al cabo, ningún otro medio ha llegado tan lejos a la hora de poner en práctica la vieja máxima ‘sigue a tu audiencia’. Durante 48 horas, ‘The Guardian’ y ‘The Observer’ -su ‘hermano’ semanal- han abierto de par en par sus puertas y han invitado a sus lectores a entrar en el cuerpo a cuerpo con sus redactores, sus ilustradores y sus columnistas.

Para completar el experimento, bautizado como el ‘Open Weekend’, el periódico extendió sus tentáculos por los canales aledaños y por los auditorios del Kings Place, por donde han desfilado el economista Jeffrey Sachs (con noticias “optimistas” sobre la lucha contra la pobreza en Africa), el cineasta Steve McQueen (reivindicando la condición provocadora del arte), el escritor Ian McEwan (disertando sobre el futuro de la letra impresa) o el filósofo Alain de Botton (intentando conciliar ateísmo y religión).

El ‘Open Weekend’ ha sido en realidad como un gigantesco interrogante -‘¿Cuál es el futuro de los medios?’- dirigido a eso que antes se llamaba “la audiencia cautiva” y que ahora, con el ‘boom’ de las nuevas tecnologías, empieza a parecerse más a “la red participativa”.

“El espacio digital está cambiando radicalmente la dinámica de los medios”, certificó Alan Rusbridger, director de ‘The Guardian’, en el foro celebrado en la sala de conferencias del diario. “Nuestra labor consiste en cambiar la vieja mentalidad cerrada del periodismo, pero protegiendo al mismo tiempo la mejor tradición del periodismo de calidad, que se está beneficiando y enriqueciendo con las nuevas herramientas”.

Entre la audiencia hubo un reconocimiento casi unánime: la búsqueda de un periodismo más “personal”, que al mismo tiempo invite a una participación más activa de los lectores, divididos aún ante el dilema del papel, el ordenador o la tableta.

Nuevo modelo
Admitió Rusbridger que el papel seguirá perdiendo peso y acabará cada vez más relegado al fin de semana. Reconoció el director de ‘The Guardian’ las dificultades económicas y tecnológicas en el proceso de transición, pero vaticinó al mismo tiempo el advenimiento de fórmulas de viablidad que tienen que surgir del “nuevo modelo distributivo del periodismo” y del “diálogo permanente con la audiencia”.

“Los lectores podrían ofrecerse como voluntarios, trabajando por turnos para moderar los comentarios a los artículos de ‘The Guardian'”, propuso poco después @arusbridger. Los lectores entraron al trapo en el debate en Twitter, donde también se habló del futuro del internet ‘abierto’, de las implicaciones de WikiLeaks o del papel real de la “revolución digital” en la Primavera Árabe.

La recesión económica, el ecologismo en la era de la austeridad, el crimen organizado global o la persecución de la felicidad han sido otros los temas candentes del ‘Open Weekend’, aderezado con música, gastronomía, actividades al aire libre y cine, con el estreno de ‘In transition 2.0′, el documental que da cuenta del movimiento de Ciudades en Transición que está cambiando lo que hasta ahora entendíamos como vida urbana.

Más de 5.000 visitantes se han sumado al ‘Open Weekend’ de ‘The Guardian’, que promete trasladar todas las lecciones aprendidas de sus lectores en las últimas 48 horas –y plasmadas en un mural- a la nueva e incierta era del periodismo ‘abierto’.

Carlos Fresneda
Publicado en: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>