Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Compartir huertos a través de internet


Hortelanos buscan huerto: ¿Moda o necesidad?
Moda o necesidad, el caso es que ya está aquí el movimiento de huertos compartidos, en el que hortelanos y/o aprendices buscan huertos para su entretenimiento o consumo propio y los propietarios de terreno quien los cultive.
La iniciativa en España la abandera, entre otros, la ONG Reforesta, declarada de utilidad pública.

Su secretario, Santiago Cuerda, ha explicado a Efe que “HuertosCompartidos.es” pretende servirse de internet para poner en contacto a todas aquellas personas que quieren cultivar sus propios alimentos con aquellas otras que disponen de parcelas.

El proyecto, que se mira en el espejo del exitoso programa británico “Landshare”, apenas tiene en España un mes de vida y ya cuenta con decenas de personas interesadas en el mismo, especialmente de futuros hortelanos que buscan tierra.

El “cuello de botella” en estos momentos está en la falta de propietarios que ofrezcan sus terrenos, y para ello, ha indicado Cuerda, Reforesta se va a poner en contacto con ayuntamientos, comunidades de vecinos, empresas y polígonos industriales que cuentan con terrenos aparentemente baldíos o infrautilizados.

“No sé si es una moda, o una necesidad”, reflexiona, pero el caso es que ya hay ayuntamientos y redes de particulares que fomentan los huertos urbanos, incluso propietarios que roturan sus parcelas para alquilarlas desde unos 30/40 euros al mes como pequeños huertos.

En la citada página web, los interesados encontrarán un formulario para hortelanos y otro para propietarios, con los que se generan dos bases de datos que se integran en una aplicación de Google Maps.

De tal modo que de forma visual, se puede localizar dónde hay personas buscando terrenos y dónde hay personas o entidades dispuestas a cederlos.

Reforesta se encarga finalmente de posibilitar el contacto entre las partes.

El modelo de contrato, asegura la ONG, regula la actividad del huerto compartido, y ofrece la “suficiente garantía jurídica” para la cesión del terreno y el funcionamiento del huerto.

Pero la idea busca además “la ilusión por poner en marcha nuevos modelos de vida más ecológicos y saludables”.

También se pretende un intercambio de recetas de cocina con hortalizas y verduras ecológicas, para disfrutar más de ellas, y un fin pedagógico para que los niños sepan de dónde vienen las judías.

Reforesta se fundó a finales de 1991. Sus actividades principales se desarrollan en el ámbito de la educación ambiental.

Entre ellas destacan el Programa de Educación Ambiental en La Pedriza y en el embalse de Santillana, en la sierra de Madrid, que lleva a cabo desde 1993 con el patrocinio de la Fundación BP, y la edición de la publicación gratuita El Correo del Medio Ambiente.

“Huellas de Carbono.org” es otro programa de esta ONG para ampliar su compromiso con una civilización baja en carbono.

En esta página, además de informar sobre qué es y cómo se reduce la huella de carbono, se habla de la posibilidad de compensar una parte de las emisiones de gases de efecto invernadero mediante plantaciones de árboles autóctonos, sin olvidar nunca que la mejor forma de combatir el cambio climático es la reducción de emisiones. EFE

Pilar González
Fuente: EFE

Mas información: Huertos compartidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>