Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Los grandes filántropos aportan 60.000millones de dólares a la ayuda internacional.


Gates es mucho más que Microsoft.
Olvídense del 0,7%. El asunto de moda en las políticas de lucha contra la pobreza es la irrupción de los grandes filántropos internacionales. Enraizadas en la cultura anglosajona de la financiación privada para actividades de interés público, las fundaciones creadas por grandes empresas o por individuos multimillonarios (casi siempre estadounidenses) se han convertido durante la última década en un referente básico en algunos asuntos como la educación, el hambre o la salud global.

Una estimación reciente del Parlamento Británico elevó a 60.000 millones de dólares las contribuciones anuales de estos grandes filántropos a la ayuda internacional.

Son muchos recursos para que esto sea un mero lavado de cara, pero tampoco es oro todo lo que reluce: en algunas ocasiones, los filántropos pueden distorsionar la agenda del desarrollo hasta tal punto que muchos consideran que su mayor contribución sería desaparecer.

Ningún caso representa mejor estos dilemas que el de la Fundación Bill y Melinda Gates. Desde su creación en 1994, esta institución se ha gastado nada menos que 26.194 millones de dólares. Solo en 2010, su programa superaba los 2.600 millones y se extendía por más de 100 países del mundo, incluyendo un ambicioso proyecto educativo en los mismos EEUU.

Aún así, sus verdaderas prioridades están en los países pobres, para los que han concebido una agenda centrada en la agricultura, el agua y la salud. En este último caso, por ejemplo, la Fundación Gates ha sido determinante en la creación y financiación del Fondo Global contra el SIDA, la Malaria y la Tuberculosis y de los éxitos globales de vacunación, además de tener recursos metidos en cualquier otra iniciativa relevante de este tipo.

Pero la contribución de organizaciones como la Gates al desarrollo va mucho allá de sus aportaciones económicas (y de las que realizan otros a los que Gates ha convencido, como Warren Buffet). La iniciativa privada ha ayudado a romper el anquilosamiento que lastra a algunas de las instituciones tradicionalmente responsables de estas batallas, como las agencias de la ONU.

Tomen el ejemplo del acceso a medicamentos contra el SIDA: una de las primeras campañas de Oxfam en las que yo participé fue la que enfrentaba a las empresas farmacéuticas con los gobiernos de los países pobres y las ONG. Hoy ese conflicto se ha transformado (con algunos peros) en un esfuerzo de colaboración público-privada en el que las fundaciones internacionales han jugado el papel esencial de muñidores. La innovación ha permitido crear nuevas instituciones y concebir mecanismos imaginativos de generación de recursos económicos, casi siempre al margen de la Organización Mundial de la Salud.

Y algo menos evidente pero que, en mi opinión, resulta crucial: el apoyo a la investigación científica y el análisis político. Desarrollar nuevas semillas y fármacos, por ejemplo, pero también financiar inciativas como la página The Guardian Development, una referencia imprescindible del debate sobre el desarrollo.

Los financiadores privados, sin embargo, traen también defectos de fábrica, relacionados a menudo con su deseo de ir por libre. Su capacidad económica y política puede distorsionar las prioridades de la agenda del desarrollo y alejarla de lo que realmente quieren los países pobres. En el ámbito de la salud -por seguir con el mismo ejemplo- seis de cada diez euros de financiación internacional están concentrados en la lucha contra el SIDA y la malaria, debido en gran medida a la presión que ejercen instituciones como el Fondo Global y la Fundación Gates. Nadie discute la importancia de estas enfermedades, pero algunos opinan que este esfuerzo se hace a costa del fortalecimiento de los sistemas nacionales de salud, cuyas prioridades son mucho más diversas y complejas.

En último término, la respuesta a nuestro dilema es siempre la misma: cada uno de los actores (gobiernos, instituciones multilaterales y donantes privados) cumple una condición necesaria, nunca suficiente. Los filántropos internacionales pueden jugar un papel clave en la resolución de problemas complejos, pero su actuación debe estar ajustada a las prioridades que establecen los países receptores y coordinada con otros donantes. Es una lección que España y América Latina deben tener muy presente, ahora que sus bancos y millonarios comienzan a internarse en este territorio.

Gonzalo Fanjul.
Fuente: blogs.elpais.com/3500-millones/

4 comentarios

  1. ricardo Responder

    hola saben vivo en tarapoto peru, y tengo una pequeña granja a media hora de la ciudad y en el camino de querer hacer o instalar una granja me encontre con los problemas comunes, y se me ocurrio buscar ayuda no bancaria bueno la idea es conseguir a un grupo de personas que ayuden al proceso de crianza y se devolveria el dinero en productos que la granja produzca como las carnes de cerdo, gallinas, huevos, y bueno en fin todo lo que se pueda producir en la granja y se daria un porcentaje a las personas necesitadas y organizaciones que lo requieran y la otra parte se venderia para seguir avanzando con la granja, yo creo que asi se lograria una ayuda mas grande ya que el dinero antes de ser solo donado daria trabajo y bienestar a muchas familias y luego ayudaria a las personas mas necesitadas bueno es una que falta pulir pero con ayuda supongo que su podria lograr hacer algo para cambiar un poco el lugar en donde vivimos

  2. Lilian Villalba Responder

    Necesito contactarme con Uds. urgentemente para viabilizar un proyecto educativo de infantes (de 3 a 5 años) en una zona rural en Calca-Cusco-Perú. Tengo el proyecto ya elaborado y quisiera enviarselos para que vean la seriedad del propósito. Espero respuesta.Lilian Villalba.

    1. En Positivo Responder

      Puedes escribirnos a:

      cristina@enpositivo.com

  3. daimarys Responder

    tenemos un ministerio de biblias para el mundo , e incluimos ayuda a ninos huerfanos y pobres , de cuba y America , nos puede orientar con sus concejos estudiados y precisos como expander las ayudasy nuestras metas son muy amplias , grasias por su tiempo, DIOS LOS BENDIGA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>