Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

100 ideas y 100 pensadores globales del 2011


ideas del 2011-pensadores del 2011Los 100 pensadores del 2011.
Hace un año el ganador del Premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei –que ocupaba la posición número 20 en la lista de pensadores globales de 2010 de Foreign Policy– dijo del régimen de Hosni Mubarak: “veo un templo ruinoso, casi al borde del colapso. Caerá más pronto que tarde”. Menuda predicción. Este año, hemos reservado el puesto de cabeza de nuestra lista de pensadores 2011 a 14 valientes que están contribuyendo a llevar la democracia a Oriente Medio, desde Wael Ghonim, el ejecutivo de marketing de Google que ayudó a lanzar la revolución de Egipto o a la nueva ganadora del Premio Nobel de la Paz, la yemení Tawakkol Karman. El espíritu de la revolución popular se extiende más allá de quienes ocupan estos primeros 9 puestos, desde los embajadores cuyos cables filtrados por WikiLeaks contribuyeron a llevar a los activistas a las calles o al artista chino Ai Weiwei, que continúa defendiendo la libertad de expresión plantando cara a la opresión del Estado.

1. Alaa al Aswany
Por canalizar el descontento árabe y la renovación.
Novelista | Egipto.

Aswany utilizó su posición de relevancia para ayudar a fundar el movimiento político Kefaya, que fue el primero en articular las demandas que darían energía a los jóvenes de la plaza Tahrir: el fin de la corrupción, el rechazo al gobierno hereditario y el establecimiento de una verdadera cultura democrática. Además, fue un elemento fijo durante el levantamiento egipcio y desde entonces ha intentado mantener vivo el espíritu de la revolución, presionando a la Junta Militar del país actualmente en el poder para que elimine los vestigios del régimen anterior y arremetiendo contra los islamistas egipcios por mostrarse dispuestos a sacrificar los principios del movimiento a cambio de probar el poder.

2. Mohamed el Baradei y Wael Ghonim
Por desafiar a la policía del Estado e inspirar a millones de personas para unirse a ellos.
Activistas por la democracia | Egipto.

Amboshan hecho más que cualquier otra figura para situar las demandas políticas de los ciudadanos de Egipto en el escenario global. Tras su regreso a El Cairo, El Baradei se posicionó como una de las más destacadas voces que defendían empujar la revolución aún más allá. Ghonim se convirtió en la cara global del movimiento poco después de que éste empezara. Ahora, tras las elecciones, con una mayor influencia de los islamistas egipcios, la labor de presionar a favor de un Egipto secular y democrático es más urgente que nunca.

3. Alí Ferzat y Razan Zaitouneh
Por decir la verdad a un poder despiadado.
Dibujante de viñetas | Siria.
Abogada especializada en derechos humanos | Siria.

Alí Ferzat lleva cuatro décadas irritando a los severos poderes de Siria con sus mordaces viñetas políticas, dando muestra de un afilado ingenio y un fulminante ojo para detectar la hipocresía. Razan Zaitouneh representa el corazón palpitante del levantamiento sirio. Esta abogada de 34 años ha estado activa en la oposición del país desde que fundara la Asociación de Derechos Humanos de Siria en 2001. Su página web, que proporciona información actualizada sobre las víctimas y los abusos de las fuerzas de seguridad, ha sido un recurso esencial para los periodistas que no pueden entrar en el país.

4. Rached Ghannouchi y Khairat el Shater
Por trabajar para conciliar el islamismo y la democracia (esperemos).
Líderes islamistas | Túnez y Egipto.

Rached Ghannouchi, de 70 años y antiguo socialista reconvertido en líder islamista del partido Al Nahda (Renacimiento) de Túnez, regresó a casa en enero tras 22 años de exilio en Londres. Después de ganar una mayoría simple del 40% en las primeras elecciones democráticas de la historia del país, su partido ha adquirido un importante papel de mediador en el nuevo Gobierno. Khairat el Shater, el principal financiador de los Hermanos Musulmanes de Egipto, pasó una docena de años en prisión bajo el régimen de Hosni Mubarak antes de ser liberado tras la revolución. Es considerado como uno de los principales candidatos de la ahora legal Hermandad Musulmana. Dadas las audiencias con las que cuentan estos líderes, no existen muchas esperanzas para la democracia a menos que ellos estén implicados. Hasta ahora parecen estar desempeñando un papel fundamentalmente productivo. Confiemos en que siga siendo así.

5. Tawakkol Karman
Por mantener vivo el espíritu de la primavera árabe contra todo pronóstico.
Activista | Yemen.

El día después de que los manifestantes derrocaran al déspota tunecino Zine el Abidine Ben Alí en enero, Tawakkol Karman, una mujer de 32 años y madre de tres hijos que dirige una organización para proteger la libertad de expresión y los derechos humanos, congregó a unos cuantos de sus amigos frente a la Universidad de Sanaa para celebrar el éxito de los tunecinos. De forma sorprendente Karman se situó en primera línea de esta sociedad profundamente patriarcal, articulando un espíritu no violento y unos principios democráticos para definir la revolución. Después fue detenida, lo que la situó en el centro de la polémica y sólo sirvió para atraer más gente a las filas de los que protestaban. Desde entonces, ha sido felicitada por todo el mundo por su coraje, y compartió el Premio Nobel de la Paz por su audacia en su labor para ayuda a lanzar la primavera árabe.

6. Wadah Khanfar
Por convertir la revolución de Al Yazira en una verdadera revolución.
Ex director general, Al Yazira | Qatar.

Cuando el mundo comenzó a ver a los egipcios abarrotar la plaza Tahrir para exigir el derrocamiento del régimen de Hosni Mubarak, todos se volvieron a sintonizar en sus televisores la cadena de propiedad qatarí Al Yazira. Khanfar es el responsable de transformar esta cadena por satélite panárabe en el medio de comunicación más influyente de Oriente Medio y en una inspiración revolucionaria por derecho propio, que ha dado voz a las largamente sofocadas aspiraciones de una nueva generación de ciudadanos árabes. Durante los momentos álgidos de la primavera árabe, Al Yazira contempló un enorme aumento del 2.000% en las visitas a su página en inglés.

7. Manal al Sharif y Eman al Nafjan
Por poner a las mujeres saudíes en el asiento del conductor.
Activistas | Arabia Saudí.

En mayo apareció en youtube un vídeo en el que se veía a Manal al Sharif, una consultora informática saudí y veterana activista por los derechos de la mujer, conduciendo su coche en la ciudad de Khobar. El vídeo —y el posterior encarcelamiento de Sharif— hizo estallar un movimiento, el primer gran desafío en más de una década a las restrictivas normas saudíes dirigidas a las mujeres, las más duras del mundo. Parte de la razón por la que las mujeres están desafiando cada vez más este severo trato es Eman al Nafjan, autora de Saudiwoman’s Weblog, uno de los más influyentes blogs en inglés de Arabia Saudí, además de estudiante de postgrado en Riad y madre de tres hijos.

8. Fathi Terbil
Por creer que ninguna masacre debería quedar sin castigo.
Abogado especializado en derechos humanos | Libia.

Abogado libio de 39 años especializado en derechos humanos, había aceptado valientemente el caso de las 1.200 personas que se calcula fueron masacradas en 1996 en un motín de la prisión de Abu Salim. Cuando las fuerzas de seguridad de Gadafi le detuvieron en Benghazi en febrero, Terbil asumió un papel central en el origen de la historia del levantamiento libio. Ahora, como miembro del Consejo que se sitúa en el núcleo del nuevo Gobierno provisional de Libia, representando a los movimientos juveniles, Terbil no está únicamente intentando llevar justicia a las víctimas de crímenes pasados, sino construir además un Estado bajo el cual estos crímenes no puedan volver a ocurrir.

9. Srdja Popovic y Gene Sharp
Por escribir los manuales de uso para las revoluciones de este año.
Activista | Serbia.
Politólogo | Boston.

Gene Sharp, un académico de 83 años residente en Boston, no estaba sobre el terreno en Túnez o El Cairo, pero sus tácticas desde luego sí. Durante más de medio siglo, Sharp ha estado trabajando para convertir las filosofías de las protestas no violentas concebidas por Henry David Thoreau y Mahatma Gandhi en un proyecto que pueda ser puesto en práctica por los activistas de todo el mundo. Su manual para la revuelta pacífica —el clásico de 1973 La política de la acción no violenta—fue descubierto una vez más por el Movimiento Juvenil 6 de Abril, un grupo de activistas jóvenes que se convirtió en uno de los organizadores centrales de las protestas que este año derribaron al dictador egipcio Hosni Mubarak. El 6 de Abril también tomó inspiración e instrucción práctica del Centro para la Acción y las Estrategias Aplicadas No Violentas (CANVAS, en sus siglas en inglés), un grupo dirigido por Srdja Popovic, antigua estudiante de Biología Marina convertida en revolucionaria, y compuesto por otros veteranos de Otpor (“Basta” en serbio), el movimiento juvenil que organizó los levantamientos estudiantiles de los 90 que lograron derribar a Slobodan Milosevic. Hoy el objetivo de Popovic es contribuir a propagar el modelo de Otpor por todo el mundo y se puede decir que lo ha conseguido.

10. Ben Bernanke, Jean -Claude Trichet y Zhou Xiaochuan
Por ponerse al timón del mundo en medio de la crisis.
Presidentes de bancos centrales | EE UU, Francia, China.

11. Barack Obama
Por liderar desde atrás y mostrar que eso no es necesariamente malo.
Presidente | Washington (EE UU).

12. Dick Cheney y Condoleezza Rice
Por hacer el mundo en que vivimos.
Ex vicepresidente | Washington (EE UU).
Ex secretaria de Estado | Palo Alto (EE UU).

13. Bill y Melinda Gates
Por respaldar sus palabras con su dinero.
Copresidentes, Bill and Melinda Gates Foundation | Seattle (EE UU).

14. Azim Premji
Por ser el Bill Gates de India.
Fundador, Azim Premji Foundation | India.

15. Christine Lagarde
Por no arrugarse ante la crisis o sus impopulares soluciones.
Directora gerente, Fondo Monetario Internacional | Washington (EE UU).

16. Ahmet Davutoglu y Recep Tayyip Erdogan
Por imaginar un nuevo papel para Turquía en el mundo y hacer que se cumpla.
Ministro de Asuntos Exteriores | Turquía.
Primer ministro | Turquía.

17. Jack Dorsey y Mark Zuckerberg
Por cambiar el modo en el que hacemos casi cualquier cosa, incluso derrocar gobiernos.
Presidente ejecutivo de Twitter | San Francisco (EE UU).
CEO de Facebook | Palo Alto (EE UU).

18. Ai Weiwei
Por hacer frente al Partido Comunista Chino, incluso después de que le metiera en la cárcel.
Artista | China.

19. He Weifang y Yu Keping
Por debatir sobre la democracia y ser lo suficientemente valientes como para hacerlo dentro de China.
Académico de Derecho, Universidad de Pekín | China.
Funcionario del Partido Comunista | China.

20. Bill y Hillary Clinton
Por ser la principal pareja con poder de Estados Unidos y demostrar por qué eso importa.
Ex presidente | Nueva York (EE UU).
Secretaria de Estado | Washington (EE UU).

21. Nicolas Sarkozy
Por devolver a Francia su fanfarronería.
Presidente | Francia.

22. Bernard Henri Lévy
Por enfrentarse esta vez a una guerra real.
Filósofo | Francia.

23. Gene Cretz, Elizabeth Dibble, Robert Godec, Carlos Pascual y Anne Patterson
Por escribir los cables de WikiLeaks que de verdad importaban.
Diplomáticos de Estados Unidos | Libia, Washington y Egipto.

24. Sami Ben Gharbia, Daniel Domscheit Berg y Alexey Navalny
Por dar forma a un nuevo mundo de transparencia gubernamental.
Activistas | Túnez, Alemania y Rusia.

25. Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff
Por dar la alarma sobre la deuda de Estados Unidos.
Economista, Peterson Institute for International Economics | Washington (EE UU).
Economista, Universidad de Harvard | Cambridge (EE UU).

26. David Beers
Por forzar una conversación sobre la deuda estadounidense que llega con retraso.
Responsable de calificación de la deuda soberana, Standard & Poor’s | Gran Bretaña.

27. Angela Merkel y Wolfgang Schäuble
Por portar el destino de Europa en sus manos.
Canciller | Alemania.
Ministro de Finanzas | Alemania.

28. Mahamoud Abbas y Salm Fayyad
Por forjar un camino entre la violencia y la rendición.
Presidente, Autoridad Nacional Palestina | Cisjordania.
Primer ministro, Autoridad Nacional Palestina | Cisjordania.

29. Mizuho Fukushima y Yuichi Kaido
Por estar en contra de las nucleares en Japón, antes de la ola.
Activistas | Japón.

30. Nouriel Roubini
Por respaldar sus pesimistas predicciones.
Economista, Universidad de Nueva York | Nueva York (EE UU).

31. Aung San Suu Kyi
Por creer en la promesa de la democracia.
Disidente | Birmania.

32. Paul Krugman
Por mantener viva la llama keynesiana en la era de la austeridad.
Economista, Universidad de Princeton | Princeton (EE UU).

33. Joseph Stiglitz
Por cuestionar el descontrol de los mercados globales, antes de que estuviera de moda.
Economista, Universidad de Columbia | Nueva York (EE UU).

34. Elizabeth Warren
Por pedir responsabilidades a Wall Street.
Académica de Derecho, candidata al Senado | Cambridge (EE UU).

35. Amy Chua
Por probar que unas memorias sobre la crianza de los hijos pueden conmocionar al mundo.
Académica de Derecho, escritora | New Haven (EE UU).

36. Terry Engelder, Gary Lash y George P. Mitchell.
Por dar un vuelco a la geopolítica de la energía.
Geólogos, Universidad de Park | EE UU.
Ex CEO | Houston (EE UU).

37. Anna Hazare
Por pedir a la mayor democracia del mundo que haga honor a su nombre.
Activista anti corrupción | India.

38. Mike Mullen
Por un valiente acto final.
Ex jefe, Estado Mayor Conjunto | Washington (EE UU).

39. David Cameron
Por mostrar cómo hacer más con menos.
Primer ministro | Gran Bretaña.

40. Paul Ryan
Por situar en lo más alto de la agenda el problema de la deuda de Estados Unidos.
Congresista | Washington (EE UU).

41. Robert Zoellick
Por intentar reinventar la ayuda para una nueva era.
Presidente, Banco Mundial | Washington (EE UU).

42. Dilma Rousseff
Por ser la poderosa voz del nuevo Sur Global.
Presidenta | Brasil.

43. Edward Glaeser y Saskia Sassen
Por su apasionada defensa de una sociedad basada en las ciudades.
Economista, Universidad de Harvard | Cambridge (EE UU).
Socióloga, Universidad de Columbia | Nueva York (EE UU).

44. Luis Moreno Ocampo y David Scheffer
Por demandar que se exijan responsabilidades a los criminales de guerra.
Fiscal, Tribunal Penal Internacional | Holanda.
Director, Centro para los Derechos Humanos de la Universidad de Northwestern | Chicago (EE UU).

45. Robert Gates
Por ser la última figura bipartidista de Estados Unidos.
Exsecretario de Defensa | Washington (EE UU).

46. Christina Romer
Por continuar dándonos las malas noticias sobre la economía global.
Economista, Universidad de California | Berkeley (EE UU).

47. Sherry Rehman
Por mostrar lo que significa ser valiente en Pakistán.
Miembro del Parlamento | Pakistán.

48. Steven Pinker
Por mirar hacia el lado positivo.
Psicólogo, Universidad de Harvard | Cambridge (EE UU).

49. Andrew Sullivan
Por su elocuente y apasionada defensa de los derechos de los gays.
Bloguero, Daily Beast | Washington (EE UU).

50. Ron Paul
Por ser la figura más influyente -si no elegible- del partido Republicanoa la presidencia.
Congresista | Washington (EE UU).

51. John McCain
Por encontrar de nuevo su voz, en apoyo de los demócratas de todo el mundo.
Senador | Washington (EE UU).

52. Francis Deng y Gareth Evans
Por hacer la responsabilidad de proteger más académica.
Asesor especial de la Secretaría General de la ONU | Nueva York (EE UU).
Rector, Universidad Nacional Australiana | Australia.

53. Samantha Power
Por trabajar para demostrar que hacer el bien puede ir también en el interés de la nación.
Asesora de la Casa Blanca | Washington (EE UU).

54. Mohamed el Erian
Por emplear mano firme por el bien de un mundo en estado de negación.
CEO, Pimco | Newport Beach (EE UU).

55. Martin Wolf
Por apelar al mayor común denominador.
Columnista, Financial Times | Gran Bretaña.

56. Paul Collier
Por apuntar el dedo directamente a dónde debe: los dictadores del mundo.
Economista, Universidad de Oxford | Gran Bretaña.

57. Ilda Boccassini
Por descorrer el telón de la Italia de Silvio Berlusconi.
Fiscal | Italia.

58. Thomas Friedman
Por mantener la esperanza en la renovación de Estados Unidos.
Columnista de asuntos internacionales, New York Times | Washington (EE UU).

59. Jens Stoltenberg
Por recibir el terror con humanidad.
Primer ministro | Noruega.

60. Abhijit Banerjee y Esther Duflo
Por su brillante libro sobre los más pobres del mundo.
Economistas, Massachusetts Institute of Technology | Cambridge (EE UU).

61. Mikko Hypponen
Por ayudarnos a entender las nuevas amenazas de la era cibernética.
Responsable de investigación, F-Secure | Finlandia.

62. Herman Chinero -Hesse
Por conducir a África a la era móvil.
Emprendedor de software | Ghana.

63. Meir Dagan
Por ser el último hombre en Israel en plantar cara a Benjamín Netanyahu.
Ex director, Mossad | Israel.

64. Joseph Nye
Por ver el futuro del poder.
Politólogo, Universidad de Harvard | Cambridge (EE UU).

65. Nancy Birdsall
Por mostrar que una obsequio en efectivo puede ser la mejor clase de ayuda.
Presidenta, Center for Global Development | Washington (EE UU).

66. Barry Eichengreen
Por mostrarnos que el dinero no lo es todo.
Economista, Universidad de California | Berkeley (EE UU).

67. Robert D. Kaplan
Por redibujar el mapa global de nuestro futuro.
Periodista | Washington (EE UU).

68. Bruce Bueno de Mesquita
Por aplicar su mirada de profeta al problema de las dictaduras.
Politólogo, Universidad de Nueva York | Nueva York (EE UU).

69. Kenneth Roth
Por devolver el músculo a los derechos humanos.
Director ejecutivo, Human Rights Watch | Nueva York (EE UU).

70. Zaha Hadid
Por crear nuevas formas para una nueva época.
Arquitecta | Gran Bretaña.

71. Daniel Kahneman
Por analizar por qué cometemos los errores que cometemos.
Psicólogo, Universidad de Princeton | Princeton (EE UU).

72. Tyler Cowen
Por encontrar mercados en todo.
Economista, Universidad George Mason | Fairfax (EE UU).

73. Joi Ito y Ethan Zuckerman
Por mirar por el futuro de los medios globales.
Directores, MIT Media Lab y MIT Center for Civic Media | Cambridge (EE UU).

74. Rory Stewart
Por desafiar a los COINdinistas.
Miembro del Parlamento | Gran Bretaña.

75. Maria Bashir
Por aspirar a un Afganistán gobernado por la ley, no por los hombres.
Fiscal | Afganistán.

76. Bjorn Lomborg
Por parecer más acertado que nunca en la política sobre el cambio climático.
Director, Copenhagen Consensus Center | Dinamarca.

77. Cem Özdemir
Por facilitar que Alemania se vuelva verde.
Co-presidente, Partido Verde | Alemania.

78. Lester Brown
Por anunciar la crisis alimentaria de 2011.
Presidente, Earth Policy Institute | Washington (EE UU).

79. Deepa Narayan
Por ver a los pobres como algo más que víctimas.
Investigadora sobre la pobreza | India.

80. Desmond Tutu
Por mantener vivo el espíritu de Mandela en un país que parece haberlo olvidado.
Arzobispo emérito | Sudáfrica.

81. Yoani Sánchez
Por mostrar que Internet de verdad llega a cualquier parte, incluso a la Cuba de Castro.
Bloguera | Cuba.

82. Clay Shirky
Por comprender el revolucionario poder de los medios de comunicación sociales, antes que nadie.
Escritor | Nueva York (EE UU).

83. Jared Cohen y Alec Ross
Por intentar arrastrar la diplomacia hasta el siglo XXI.
Director, Google Ideas | Nueva York (EE UU).
Asesor para la innovación, Departamento de Estado | Washington (EE UU).

84. Mustafa Barghouti
Por creer en una política diferente para Palestina.
Político | Cisjordania.

85. Pervez Hoodbhoy
Por su osado desafío secular.
Físico, Universidad de Quaid-i-Azam | Pakistán.

86. Andy Sumner
Por encontrar a los nuevos mil millones más pobres.
Economista, Universidad de Sussex | Gran Bretaña.

87. Johanna Sigurdardottir
Por mostrar cómo mujeres buenas están arreglando lo que los hombres rompieron.
Primera ministra | Islandia.

88. John Githongo
Por trabajar para construir una nación de ciudadanos en actitud vigilante.
Activista anti-corrupción | Kenia.

89. Paul Farmer
Por recordar al mundo la continuada lucha de Haití.
Antropólogo médico, Universidad de Harvard | Boston (EE UU).

90. Anne- Marie Slaughter
Por usar nuevas herramientas para trabajar en defensa de una nueva política exterior.
Politóloga, Universidad de Princeton | Princeton (EE UU).

91. Kishore Mahbubani
Por ser la musa del siglo de Asia.
Decano, Escuela Lee Kuan Yew de Políticas Públicas | Singapur.

92. Ngozi Okonjo -Iweala
Por regresar a casa para hacer limpieza.
Ministra de Finanzas | Nigeria.

93. Lant Pritchett
Por explicar por qué el mundo en desarrollo no se desarrolla.
Economista, Universidad de Harvard |Cambridge (EE UU).

94. Arundhati Roy
Por ser la voz de los que no tienen voz en India.
Escritora | India.

95. Boris Johnson
Por ofrecer una cara más amable del euroescepticismo.
Alcalde de Londres | Gran Bretaña.

96. Mari Kuraishi
Por usar el crowdsourcing para salvar el mundo.
Presidenta, GlobalGiving Foundation | Washington (EE UU).

97. Arvind Subramanian
Por dar la alarma sobre el dominio económico de China.
Senior fellow, Peterson Institute for International Economics | Washington (EE UU).

98. Rick Falkvinge
Por llevar a los piratas a la política.
Fundador, Partido Pirata | Suecia.

99. Teodoro Petkoff
Por hacer frente a Hugo Chávez.
Editor, Tal Cual | Venezuela.

100. Stéphane Hessel
Por llevar el espíritu de la resistencia francesa a una sociedad global descorazonada.
Escritor | Francia.

Publicado en: FP en español

1 comentario

  1. Ballard Responder

    En esa lista hay muchos sátrapas (Yoani,Petkoff, Sarkozy, Bernanke, etc) y también algunos genocidas (Obama, Cheney, Clinton)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>