Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Yoga, la mejor medicina al dolor de espalda


Practica el Yoga? Por muchos sabrá que esta ancestral disciplina espiritual es la mejor de las medicinas para solventar patologías corporales, emocionales, mentales y hasta espirituales. Mucho se ha escrito sobre el Yoga desde la noche de los tiempos. Sin embargo, esta buena noticia que le presentamos des de En Positivo a continuación, huye de toda teoría para adentrarse en la más pura práctica. Si usted vive con dolores constantes de espalda, en las siguientes líneas encontrará la solución definitiva a sus problemas. Y lo mejor es que es gratis.

 

♦                     ♦                     ♦

 


 

Los pacientes con dolor inferior de espalda que practican yoga muestran una mejora considerable para realizar actividades físicas diarias. Según un nuevo estudio realizado por un centro de medicina general, en Inglaterra, hacer yoga es más efectivo para la gente que tiene dolor inferior de espalda.

El estudio demostró que las personas que sufren dolor de espalda mostraban mayores mejoras en movimientos físicos diarios, tales como caminar, doblar la cintura hacia abajo o vestirse, si hacían sesiones de yoga diarias.

Los participantes que habían practicado el yoga mostraban ciertas funciones mejoradas en comparación con aquellos que recibieron cuidados estándares, incluso nueve meses después de haber terminado las clases de yoga.

Estudios previos sugirieron que el yoga podía ser beneficioso para las personas que sufren dolor de espalda. Sin embargo, éstas recibieron clases de un solo profesor y no incluían un seguimiento a largo plazo.

Se estima que el dolor de espalda afecta a un 80% de los adultos en algún momento de sus vidas, y sólo una de cada cinco personas acuden al médico.

Esta condición, que se considera crónica si dura más de 6 semanas, es la segunda causa más común de incapacidad, después de la artritis, y como segunda causa de falta en el trabajo después del estrés. Al Servicio Nacional de Salud (en Inglaterra) le cuesta sobre un billón de libras al año y un coste anual para la economía de unos 20 billones de libras.

Las opciones de tratamiento incluyen analgésicos, manipulación espinal, acupuntura, clases de ejercicio y terapia de actitud cognitiva.

“Antes, cuando tenías dolor de espalda, te decían que te tumbaras hasta que se te pasara el dolor”, dice el profesor David Torgerson, director de la unidad de pruebas de York en la universidad de York, que dirigió el estudio.“Hoy en día, el consejo más habitual es que se mantenga la espalda activa. Parece que el yoga tiene más efectos beneficiosos que los cuidados habituales que incluyen otras formas de ejercicio, a pesar de no llevar a cabo una comparación directa”.

“Seguimos realizando análisis económicos, pero parece ser que el yoga podría reducir los costes del dolor de espalda, tanto para los pacientes como para el Servicio Nacional de Salud”.

20 profesores de yoga con experiencia, de la British Wheel of Yoga y del Yoga Iyengar, fueron formados para dar clases iniciáticas basadas en 12 sesiones de yoga, especialmente diseñadas para la seguridad y el beneficio de las personas con dicho dolor de espalda.

Un grupo de 156 pacientes con el dolor de espalda crónico fueron asignados para tomar clases de 75 minutos de yoga en el norte y el oeste de Londres, Manchester, York y Truro, además de los cuidados estándares, y se compararon con un grupo de 157 personas que sólo recibieron los cuidados clásicos.

Los participantes rellenaron un cuestionario de 24 preguntas sobre si su condición no les permitía realizar según que acciones diarias. Las puntuaciones más bajas indicaban una mejor función.

Los que hicieron yoga obtuvieron una media de 2.17 puntos menos que los que no hicieron. Tres meses más tarde, sus puntuaciones eran de 1,48 puntos menos, y a los nueve meses de 1,57.

Los participantes también mostraron una media de dolor más baja. Aún así, el efecto no supuso un significado estadístico. Sobre el 60% del grupo de yoga continuó la práctica después de haber terminado las clases.

Las tasas de estos casos se han doblado en los últimos 40 años en Inglaterra, una tendencia ya vista en otros países. Algunos creen que es el resultado de los altos niveles de obesidad, estrés y depresión, mientras que otros creen que la gente tiene tendencia a acudir al médico si sufre estos dolores.

Cuando el Instituto Nacional de Salud y de Excelencia Clínica del Reino Unido – que elabora directrices para los tratamientos – revisó los últimos tratamientos para este dolor de espalda en mayo del 2009, dictaminó que el ejercicio, la manipulación espinal y la acupuntura eran tratamientos rentables.

“El yoga es uno de los tratamientos efectivos para curar el dolor de espalda”, dice Martin Underwood, profesor-investigador de atención primaria en la Escuela Médica de Warwik.

“El estudio muestra que el yoga tiene un efecto desde pequeño a moderado en los pacientes, y eso significa que habrá gente que lo notará poco o nada, y otra gente para quien supondrá un beneficio enorme. Desafortunadamente todavía no sabemos qué pacientes responderán mejor a qué tratamiento”.

Publicado en The Guardian

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>