Sábado 24 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Lo que no se aprende en los libros


Lo que no se aprende en los libros

 

El mundo en el que vivimos está cambiando a ritmos vertiginosos. Ya lo dice el dicho popular, renovarse o morir. Y la mejor manera que tenemos de adaptarnos a las nuevas situaciones es, sin duda, la educación. Una persona educada es una persona más libre, más independiente y más capaz de tomar sus propias decisiones.

Sin embargo, no todo se aprende en la escuela. Hay muchas lecciones que ningún maestro puede enseñar, que debemos aprender nosotros como fruto de nuestra experiencia.

Esta es la idea que defiende John Taylor Gatto, un profesor estadounidense retirado que asegura que las experiencias en el mundo real resultan claves para lograr el éxito tanto personal como profesional.

En sus palabras, “Una buena educación debería transformarte en un individuo único, y no en un conformista; debería proveerte con un espíritu original para que pudieras enfrentarte a los grandes desafíos, debería permitirte encontrar los valores que serán el plano por el cual te guiarás en el transcurso de tu vida; debería enriquecerte espiritualmente y convertirte en una persona que ama lo que hace, dondequiera que esté, con quien quiera que esté; debería enseñarte lo que es importante: cómo vivir y cómo morir.”

Desde la redacción de En Positivo hemos extraído de su libro “Armas de destrucción masiva” una lista de 10 acciones y actitudes que no se aprenden en la escuela y que, a pesar de todo, resultan importantes en la formación de las peronas. Échale una ojeada, seguro que te inspira de alguna manera.

Una persona verdaderamente educada…

1. Establece un conjunto de valores propios, pero reconoce que quienes le rodean e incluso otras comunidades, pueden tener los suyos propios y no por eso menos válidos.

2. Explora su propio origen, cultura y lugar en el que vive.

3. Disfruta de su soledad pero, a la vez, entiende que la relación con los demás es necesaria y se integra en su comunidad.

4. Acepta la mortalidad y es consciente de que cualquier decisión que tome afectará a las generaciones venideras.

5. Crea y experimenta.

6. Piensa por sí misma observa, analiza y toma decisiones de forma independiente.

7. Antepone el amor, la curiosidad, la solidaridad y la empatía hacia los demás por encima de los bienes materiales.

8. Enriquece cada tarea o proyecto en el que se involucra.

9. Disfruta descubriendo lugares nuevos a la vez que aprecia, valora y defiende su propio hogar.

10. Se pregunta “¿Quién soy yo?”, “¿Dónde están mis límites?”, “¿Cuáles son mis posibilidades?”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>