Lunes 24 de Noviembre del 2014
Google+ Pinterest

Lo positivo de esta crisis


Positivar la crisis europea.
Propongo positivar la crisis que ha llevado a que Italia y Grecia sean gobernados, espero que transitoriamente, por personas que han sido impuestas por Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y el Banco Central Europeo sin que ni griegos ni italianos hayan sido consultados a la hora de elegir a su gobierno. Son decisiones arriesgadas que plantean problemas de fondo como el de si se puede restablecer la estabilidad monetaria y política de un país aplicando un cierto despotismo financiero que no haya sido refrendado por las urnas.

Lo positivo de esta crisis institucional es que puede hacer inevitable la reforma del funcionamiento de Europa.

En estos graves momentos parece que sólo existen dos salidas: nombrar gobiernos de técnicos o tecnócratas desde arriba o bien abonar el campo del populismo que viene inexorablemente después de exageradas y brutales políticas de austeridad.

El filósofo Jürgen Habermas ha publicado un extracto de su próximo libro, Un ensayo sobre la Constitución de Europa, en el que dice que “a corto plazo, es necesario concentrarse en la crisis. Pero más allá de ella, los actores políticos no deberían olvidar los defectos de construcción que se encuentran en las bases de la unión monetaria y que tan sólo podrán eliminarse mediante una unión política adecuada”. En otras palabras, habrá que desmontar el tejado y construir la unión monetaria sobre las bases de una unión política que comporte, por supuesto, una política fiscal común.

Las soluciones italiana y griega son parches para evitar la catástrofe. Lo que puede sacar a Europa de este miedo que nos embarga a todos, un miedo exagerado y alimentado por mercados y por los norteamericanos que quieren mantener al dólar como divisa de referencia, es practicar la política en su aspecto más noble y definitivo que es el de tomar las decisiones que convienen a la mayoría de ciudadanos.

Si no quiebra el invento por el camino, es una oportunidad de oro para fomentar, con generosidad y valentía, los Estados Unidos de Europa.

Es seguro que Gran Bretaña no participará en este proyecto y que algún otro país puede apartarse voluntariamente. Quizás ha llegado la hora de reformar lo que no funciona en esta Europa actualmente desconcertada. Más unidad política, plena homogeneidad fiscal, más responsabilidad de los estados miembros.

Lluís Foix.
Publicado en: La Vanguardia

En Positivo no se identifica necesariamente con las opiniones publicadas que reflejan el pensamiento del columnista excepto, cuando los editoriales o artículos son firmados por la propia redacción.

The following two tabs change content below.

Latest posts by (see all)

PUBLICIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

enpositivo.com recommend this online pharmacy:

buy tricor pills online