Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

El envejecimiento es reversible


 

Lo han logrado investigadores franceses con células de donantes de más de 100 años, reprogramándolas al estado de células madre. Una muy buena noticia que destacamos en En Positivo y que sin duda, servirá para abrir una nueva etapa en la medicina regenerativa.

Los estudios sobre el poder borrar las marcas de envejecimiento de las células han sido publicados en la revista especializada Genes & Developement y permitirán comprender  y corregir los aspectos patológicos que dejan el paso de los años, dice Jean-Marc Lemaitre del Instituto de genómica funcional (Inserm/CNS/université de Montpellier), responsable de estas investigaciones.

Las células viejas han sido programadas in vitro en células madre pluripotentes iPSC (células madre pluripotentes inducidas) recuperando así su juventud y las características de las células madre embrionarias (hESC). De nuevo, estas células se pueden diferenciar en células de todos los tipos (neuronas, células cardíacas, de piel, de hígado…) después del tratamiento “rejuvenecedor” de los investigadores.

Des del 2007, los investigadores han demostrado que podían reprogramar las células adultas humanas en células madre pluripotente (iPSC), las propiedades de las cuales son parecidas a las de las células madre embrionarias.

Esta reprogramación a partir de células adultas evita las críticas sobre la utilización de células madre de embriones. Pero hasta entonces, la reprogramación de células adultas se enfrenta a una limitación, el envejecimiento, último punto de la vida celular.

El equipo de Jean-Marc Lemaitre acaba de cruzar ese límite. De entrada, los investigadores han multiplicado las células de la piel (fibroblastos) de un donante de 74 años, cuyas células ya no se proliferaban. A continuación, procedieron a la reprogramación in vitro de esas células. Como que eso era imposible son la preparación a base de cuatro factores genéticos (OCT4, SOX2, C MYC y KLF4), añadieron otros (NANOG y LIN28).

Gracias al nuevo “cóctel” de seis ingredientes, las células envejecidas readquirieron las características de las células madre pluripotentes del tipo embrionario, sin conservar ningún resto de su envejecimiento anterior.

“Los marcadores de edad de las células se han borrado, y las células madre iPSC que hemos obtenido pueden producir células funcionales, de todo tipo con capacidad de proliferación y una durabilidad precisas”, explica Jean-Marc Lemaitre.

A continuación, los investigadores probaron ese cóctel en células mayores de 92, 94, 96 y hasta 101 años, con éxito y a centenares. “La edad de las células ya no es una barrera para la reprogramación”, concluye.

Estos estudios abren una vía para la utilización de células reprogramadas iPS como fuente ideal de células adultas toleradas por el sistema inmunitario, para reparar órganos o tejidos en pacientes de avanzada edad, añade el investigador.

Publicado en Liberation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>