Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Una poderosa legitimidad de origen para Cristina


Cristina Fernandez de Kirchner acaba de arrasar y de barir récords en Argentina. Dos de los mas brillantes analistas políticos del diario Clarín analizan los resultados de las elecciones.

♦                     ♦                     ♦

La Presidenta logró un excelente triunfo, sin denuncias que puedan oscurecerlo ni medianamente. El caudal de votos conseguido también marca una fuerte aprobación de sus primeros cuatro años de gobierno.

El resultado estaba puesto antes de empezar, aunque había que ver por cuánto era la goleada. Escrutadas más del 73% de las mesas, Cristina gana con más del 53% de los votos. Supera así el 51,75% logrado por Raúl Alfonsín en 1983, aunque no alcanza la mayor diferencia (37,43% puntos), registrada por Juan Domingo Perón en 1973, cuando se impuso a Ricardo Balbín y resultó electo para su tercer mandato. Aunque este dato ya resulta anecdótico. La Presidenta obtuvo un nuevo mandato con una poderosa legitimidad, sin denuncias que puedan oscurecerlo medianamente.

Hermes Binner, quien casi duplicó el volumen de votos obtenido en las primarias, realizó una buena elección y se posicionó como la segunda fuerza política. Tercero quedó Alfonsín y cuarto Rodríguez Saá, con el mismo caudal de votos que en las primarias de agosto. Eduardo Duhalde, en tanto, finalizó quinto y acaso la única alegría que tuvo en el día fue el contundente triunfo de su apadrinado Jesús Cariglino en Malvinas Argentinas. El cierre de esta virtual tabla de posiciones lo protagonizaron Altamira y Carrió, quien sabe que a partir va a tener que continuar su carrera política desde un lugar diferente. De todos modos, la presencia de una voz como la de Lilita es fundamental para la buena salud de cualquier sistema democrático.

Más allá de la excelente elección que realizó Cristina y se refleja en el porcentaje de votos, queda demostrando claramente un deterioro de todo el espectro opositor. Pero, como dijimos alguna vez, no es culpa de Cristina que la oposición parezca, más que fragmentada, hecha papilla.

Es un excelente triunfo de la Presidenta. Es que en esta elección, Cristina revalidó su gobierno y, acaso a partir del tono conciliador y moderado (hoy les reprochó a sus seguidores que silbaron a Macri) que exhibió en los últimos tiempos, logró perforar la barrera sobre un sector del electorado que le había sido esquivo. Como Capital, donde consiguió 6 puntos más que en las primarias. Un ejemplo de que, por las razones que fueran, su gestión ha sido aprobada por más de la mitad de la población.

Otra conclusión que deja esta elección es la consolidación de Daniel Scioli como referente político inobjetable, a partir de su reelección en la Provincia, con una cifra muy superior al 50% de los votos. Muy lejos, en segundo lugar, quedó Francisco De Narváez, sin modificar sus números de agosto. Esto sería, dentro de una lectura precaria que se puede hacer a esta altura, un escenario político a considerar mirando hacia el futuro. Hay un gobernador en la provincia de Buenos Aires con aspiraciones inocultables de continuar su carrera política y en lo posible en la presidencia, que sale con un aval social y popular muy sólido.

Si uno tuviera que hacer un triángulo principal sobre el que se apoya el poder político en Argentina, el eje principal sería sin dudas Cristina Fernández de Kirchner.

El otro Daniel Scioli. Y la tercera pata resultaría Mauricio Macri, reelecto en el mes de julio con el 64% en la segunda vuelta como jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que también es una referencia para lo que ha quedado más o menos a flote después del naufragio general de la oposición. Para el Pro hoy hubo dos buenas noticias: sin candidato a presidente, entró Federico Pinedo como diputado y la batalla de Vicente López, escrutadas más del 80% de las mesas, muestra a Jorge Macri ganándole la batalla al histórico intendente Enrique “Japonés” García.

El otro poder político que va a emerger de esta elección, es el Congreso. Con lo que recuperó en Diputados más lo que le aportarán los aliados que siempre la han acompañado, Cristina va a tener mayoría para lo que necesite.

Julio Blanck y Eduardo Van der Kooy
Analistas políticos.
Publicado en: Clarín

En Positivo no se identifica necesariamente con las opiniones publicadas que reflejan el pensamiento del columnista excepto, cuando los editoriales o artículos son firmados por la propia redacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>