Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Ya está bien de quejas, queremos soluciones


 

No son pocas las personas que, preocupadas por el cambio climático y concienciadas con la preservación de la biosfera han decidido producir películas para difundir su mensaje. Es el caso de “Una verdad Incómoda”, un documental sobre los efectos devastadores del cambio climático en el que el ex-vicepresidente norteamericano Al Gore nos muestra un contundente y preocupante retrato de la situación del planeta, amenazado por el calientamiento global provocado por las ingentes emisiones de CO2 por parte de la acción del hombre.

Peter Joseph también nos muestra en “Zeitgeist” el fin al que estamos abocados si no reconsideremos pronto la forma en que nos comportamos con el resto de seres que comparten el planeta con nosotros.

Incluso el extraordinario fotógrafo Yann Arthus-Bertrand, a pesar de utilizar una fotografía excelente en su documental “Home”, nos recuerda amargamente el papel que jugamos los seres humanos en la destrucción de nuestro planeta. Los reproches resultan especialmente duros al contemplar las bellísimas imágenes de este filme.

“Carbon Nation”, la película de Peter Byck, es un documental enfocado a las soluciones. El mismo director afirma estar aburrido de tantas profecías apocalípticas y asegura que de tanto oírlas, todos nos estamos volviendo inmunes a ellas. Ya no nos las creemos, ya no nos afectan.

Peter Byck la describe como “una película sobre soluciones al cambio climático a la que le da igual si crees o no en el cambio climático”. ¿Cómo es eso posible? Pues atacando por el flanco débil de los estadounidenses: el bolsillo. En la película se afirma que las soluciones de energía limpia no sólo son buenas para el planeta sino, sobre todo, para la economía.

A diferencia de las otras películas de su género, ésta resulta optimista y esperanzadora. No pontifica ni toma partido, ni siquiera trata de convencernos de nada. Más bien ofrece un potente mensaje sobre la forma de enfrentar el cambio climático estimulando la economía, potenciando las energías renovables y promoviendo un medio ambiente limpio y sano.

La cinta, que recoge testimonios tan variados como el del director de la CIA, Van Jones, Richard Branson, o un ranchero de Texas que se ha pasado a la energía éolica, deja de lado discusiones como si el cambio climático es real o si está causado por los seres humanos y va directo al grano: qué medidas pueden tomarse visto que los combustibles fósiles son cada vez más caros y que se hace patente la necesidad de encontrar alternativas. Por si tenían alguna duda, en términos económicos, las mejores son las energías renovables.

Para llevar a cabo “Carbon Nation”, Byck y su equipo viajaron a lo largo y ancho de Estados Unidos en busca de financiación y encontraron ejemplos creativos en el campo de las energía alternativas, el reciclaje y el uso eficiente de los suelos, entre otros. El resultado es un documental que transmite un mensaje de optimismo y pragmatismo. “Otros buenos documentales hablan de problemas, culpas y acusaciones. La nuestra es una película que celebra las soluciones, la inspiración y la acción“, afirma Byck.

Si estáis cansados de quejas y reproches, echadle un vistazo al trailer y comprobaréis que también hay soluciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>