Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

RSE, la moda que no incomoda


 

 

Más de la mitad de las empresas públicas incorpora cláusulas medioambientales y sociales que determinan su selección de proveedores, mientras que una de cada cinco prevé implementar estos criterios a corto plazo, según se desprende del “Estudio sobre la RSE en la empresa pública'”, presentado este jueves por Forética, Adif y Garrigues Medio Ambiente.

Y es que parece que la RSE está de moda. Las empresas se preocupan cada día más por sus acciones de responsabilidad social, son conscientes de que su reputación va de la mano de ella y que es un herramienta muy valiosa.

Son las entidades públicas de mayor tamaño las que primero han empezado a integrar aspectos relacionados con la RSE en sus organizaciones, aunque cada vez más se les unen entidades más modestas.

El estudio también revela que las empresas privadas utilizan la RSE principalmente como elemento de competitividad, mientras que para las públicas parece ser una herramienta de legitimación de cara a su propia existencia.

 

Pero… ¿de qué estamos hablando?

La responsabilidad social empresarial es la contribución voluntaria y activa por parte de una empresa a la sociedad en la cual está integrada. Es, para hacernos una idea, una forma de devolverle a la sociedad lo que la sociedad le da a ella. Tiene una relación directa con los valores y principios que rigen la organización y es un verdadero compromiso que guía su forma de actuar.
La RSE puede desarrollarse tanto de puertas para adentro, con acciones dirigidas a los empleados, mejoras en los procesos productivos de la misma empresa, etc.; o de puertas para afuera, con políticas que aseguren la protección del medio ambiente,  aportes en educación y el bienestar social, o campañas solidarias en favor de los más necesitados.

Pero no seamos ingenuos, las empresas tienen una finalidad comercial, no son ONGs. Saben que estas acciones les aportan valor, las sitúan entre las mejores empresas para trabajar o como las empresas que más contribuyen a la sociedad, lo cual se traduce en una mejor imagen corporativa de cara al consumidor y un mayor valor añadido. Por eso es importante la forma en que los medios de comunicación tratan estos tema y su compromiso con la RSE, para  tratar de romper estereotipos sobre colectivos vulnerables y asegurar la veracidad sobre la información que transmiten.

Las empresas socialmente responsables constituyen una gran ayuda a numerosas organizaciones sin ánimo de lucro a las que subvencionan y patrocinan y que, de otra forma, tendrían mucho más difícil encontrar financiación para sus proyectos. Así que esperamos que esta sea una moda que no pase de moda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>