Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Paz


ETA abandona la lucha armada. La Paz en Euskadi asoma por la ventana. Se abren nuevos tiempos. Difíciles pero esperanzadores y eso, para En Positivo tan solo puede verse como una muy buena noticia. El proceso de Paz en el País Vasco, en el que se han implicado los gobiernos, pero sobretodo la sociedad civil vasca, comienza nuevas andaduras. Esta vez más livianas, pues ya no contarán, jamás, con el peso de las armas.

Habrán sido 43 años de actividad y un saldo de 829 víctimas mortales que nadie devolverá. Pero si hoy estamos aquí, debemos saberlo ver como el fruto de un proceso que, aunque con dolor, nos entrega el don de poder empezar a construir la Paz donde verdaderamente debe construirse, y esto no es en las sociedades sino en los corazones de las personas.

La ciudadanía vasca y la española tienen ahora la responsabilidad de saber mirar hacia adelante. Buscando una sociedad mejor no arraigada en el pasado, sino en los tiempos del porvenir. Y para ello, es imperativo dar paso al diálogo. Para la verdadera resolución de un conflicto es importante que todas las partes se escuchen y hagan el esfuerzo de querer acercar posiciones. De ceder parte de su espacio y de no querer imponerse, de lo contrario el conflicto se mantendría en tensión.

Es obligado entender que lo importante no es lo que fue, sino lo que tiene que ser a partir de ahora. Y para ello, se deberá recorrer a los tabúes de todo conflicto: el perdón y la reconciliación. El País Vasco debe entrar en la más complicada de las tareas a las que se enfrenta un ser humano: pedirlo y concederlo. Pedir perdón es difícil porque significa el reconocimiento de haber causado un daño. Concederlo también lo es porque ya nadie puede reparar lo que ya pasó. Sin embargo, cuando se logra, el individuo se libera de un asfixiante peso. Y eso le permite volver a la serenidad y acercarse a una Paz más verdadera.

Sólo a través del perdón, sellarán las heridas de una batalla demasiado larga. Y es preciso que, cueste lo que cueste, se haga lo antes posible. Sin dejar que el dolor muera con el paso de las generaciones.

Con su ejemplo, la ciudadanía vasca y la española tienen en sus manos la esperanzadora tarea de encender un punto de luz en el mapa del panorama político y social del continente. Que la ardua tarea del perdón no lo impida. Más bien, que lo fomente y que sigamos pudiendo hablar de buenas noticias.

 

Así fue el anuncio de ETA:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=0ObtRxN8cLc[/youtube]

 

El comunicado de ETA:

Euskadi Ta Askatasuna, organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional, desea mediante esta Declaración dar a conocer su decisión: ETA considera que la Conferencia Internacional celebrada recientemente en Euskal Herria es una iniciativa de gran trascendencia política. La resolución acordada reúne los ingredientes para una solución integral del conflicto y cuenta con el apoyo de amplios sectores de la sociedad vasca y de la comunidad internacional.

En Euskal Herria se está abriendo un nuevo tiempo político. Estamos ante una oportunidad histórica para dar una solución justa y democrática al secular conflicto político. Frente a la violencia y la represión, el diálogo y el acuerdo deben caracterizar el nuevo ciclo. El reconocimiento de Euskal Herria y el respeto a la voluntad popular deben prevalecer sobre la imposición. Ese es el deseo de la mayoría de la ciudadanía vasca.

La lucha de largos años ha creado esta oportunidad. No ha sido un camino fácil. La crudeza de la lucha se ha llevado a muchas compañeras y compañeros para siempre. Otros están sufriendo la cárcel o el exilio. Para ellos y ellas nuestro reconocimiento y más sentido homenaje.

En adelante, el camino tampoco será fácil. Ante la imposición que aún perdura, cada paso, cada logro, será fruto del esfuerzo y de la lucha de la ciudadanía vasca. A lo largo de estos años Euskal Herria ha acumulado la experiencia y fuerza necesaria para afrontar este camino y tiene también la determinación para hacerlo.

Es tiempo de mirar al futuro con esperanza. Es tiempo también de actuar con responsabilidad y valentía.

Por todo ello, ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada. ETA hace un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada. ETA con esta declaración histórica muestra su compromiso claro, firme y definitivo.

ETA, por último, hace un llamamiento a la sociedad vasca para que se implique en este proceso de soluciones hasta construir un escenario de paz y libertad.

GORA EUSKAL HERRIA ASKATUTA! GORA EUSKAL HERRIA SOZIALISTA!

JO TA KE INDEPENDENTZIA ETA SOZIALISMOA LORTU ARTE!

En Euskal Herria, a 20 de octubre de 2011

Euskadi Ta Askatasuna

E.T.A.

 

En los periódicos españoles:

Gara: con la más amplia relación de declaraciones políticas al respecto. Es el periódico utilizado por ETA para publicar sus comunicados a la ciudadanía.

El País: una mirada profunda e inabastable al pasado, presente y futuro del País Vasco. Con amplia extensión de noticias.

La Vanguardia: sobre ETA de la A a la Z. Igualmente ofrece una cronología de la negociación con la banda. Reúne una cuantiosa colección de piezas escritas sobre la cuestión.

El Periódico: cuestiona si se trata del verdadero final de ETA.

ABC: Titula el fin de la lucha armada de ETA destacando su no disolución.

El Mundo: Anuncia el fin de la lucha terrorista y publica las opiniones de los líderes políticos, anteponiendo la de Rajoy a la de Rubalcaba. Muestra el escepticismo de las fuerzas de seguridad y de las víctimas.

Los periódicos internacionales:

BBCUSA TodayLe MondeLa Reppublica /  Die SpiegelNY Times

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>