Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Los árboles serán más eficaces limpiando el aire


Reducir las emisiones de CO2

 

Los árboles tienen un papel más importante del que se creía en la lucha contra el cambio climático. Según un estudio publicado en la revista Ecology Letters, los árboles podrían absorber en el futuro más dióxido de carbono (CO2) de lo que se pensaba. Se ha observado que este gas que produce el tan perjudicial efecto invernadero, tendría en los árboles un efecto de fertilización que aceleraría su crecimiento y, por lo tanto, su capacidad de absorber todavía más CO2.

Con la finalidad de demostrar esta teoría, científicos de la Universidad de Michigan crearon un bosque experimental de poco más de 15 hectáreas en el noreste de Wisconsin, en el que simularon las condiciones atmosféricas que se estima existirán en la segunda mitad de este siglo. Los árboles de este bosque, entre los que se encontraban abedules, álamos y arces, se sometieron a altas cantidades de CO2 durante doce años, entre 1997 y 2008.

Para simular un ambiente todavía más contaminado y pretendiendo imitar los índices de polución que se calculan para el futuro, se bombearon también grandes cantidades de ozono, una sustancia que a nivel de la superficie tiene un efecto dañino en los tejidos de las plantas e interfiere con la fotosíntesis. Ahasta ahora se asumía que el aumento en los niveles de ozono en el futuro limitarían parcialmente el crecimiento de los árboles, disminuyendo el efecto fertilizador y, efectivamente, durante los primeros años del experimento fue eso exactamente lo que ocurrió. Sin embargo, los resultados globales del experimento produjeron resultados inesperados.

Los árboles crecieron de forma acelerada durante los 12 años, incrementando su ritmo durante los últimos tres. “Expuestos a mayores niveles de CO2, los árboles fueron más eficientes en la obtención de nitrógeno del suelo, que a su vez era más abundante y disponible, debido a la mayor cantidad de hojas caídas y en descomposición”, señaló Donald Zak, profesor de la Escuela de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Universidad de Michigan y autor principal del estudio.

En cuanto al ozono, fue curioso observar cómo el crecimiento de los árboles se vio disminuido en un principio, aunque finalmente se comprobó que la productividad del bosque en su conjunto no se había visto afectada. “Lo que sucedió fue que especies más tolerantes al ozono crecieron más y compensaron el impacto negativo en otras especies”, aseguró Zak.

Es importante tener en cuenta que la diversidad biológica de los ecosistemas juega un papel importante a la hora de dar respuesta al cambio climático. Las distintas especies se compenetran y colaboran por la supervivencia.

Aunque los expertos advierten de que existen otros factores limitantes del crecimiento de las plantas, como el nitrógeno, por lo que no se sabe si el efecto fertilizador podría llegar a saturarse y perder efectividad. Además, este crecimiento y mayor capacidad de los bosques de absorber CO2 no debe exagerarse. Se deben seguir tomando medidas para reducir las emisiones de CO2 para luchar contra el deterioro de nuestro planeta.

 

1 comentario

  1. Diario Ecologia Responder

    El efecto de fertilización del CO2 es limitado, porque las plantas requieren más que CO2 para la fotosíntesis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>