Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La revolución de los robots


Pronto los robots invadirán nuestras vidas


 

Partiendo por las tareas del hogar, pasando por entretener y educar a nuestros hijos y cuidar a los abuelitos, los expertos en robótica aseguran que dentro de poco los robots formarán parte de nuestras casas y de nuestros lugares de trabajo.

Los investigadores creen que estamos en la cúspide de la revolución robótica, una etapa muy similar a la revolución de las computadoras que en la década de los ochenta llevó al crecimiento explosivo en el uso de esos dispositivos.

Se están desarrollando nuevas leyes para el comportamiento de un robot y se están concibiendo nuevas maneras para que las personas y los robots interactúen.

“Pienso que la tecnología robótica cambiará lo que somos, de la misma manera en que las lentes o el fuego cambiaron como éramos antes”, dijo Rodney Brookes, empresario y ex director del Laboratorio de Ciencia de las Computadores e Inteligencia Artificial del MIT.

Robots-Humanos

“En el futuro cercano, yo creo que vamos a usar más robots que se parezcan a los humanos” asegura Hiroshi Ishiguro, de la Universidad de Osaka. Ya hay robots disponibles en el ámbito comercial y algunos de ellos ya ejecutan tareas diarias como pasar la aspiradora.

Los últimos prototipos japoneses son capaces de ayudar a personas de la tercera edad a levantarse de la cama o tras una caída. También les recuerdan cuándo deben tomar sus medicinas o incluso ayudarlos a lavarse el pelo. “Los robots actuales no son como humanos. Por ejemplo, algunos de ellos son objetos, como camas automatizadas o sillas de ruedas”, indicó el profesor Hiroshi Ishiguro, director del Laboratorio de Inteligencia Robótica de la Universidad de Osaka, en Japón.

De acuerdo con Ishiguro, el momento en que los robots empiecen a parecerse menos a unas máquinas y más a nosotros está cada vez más próximo.

“Todo se está automatizando y eso significa que todo podría ser susceptible de ser un robot. La gente quiere tener una interfaz mejor. A la gente mayor no le gusta tener ante sí la pantalla de un ordenador, pero sí pueden hablar con un robot”, indicó el profesor Ishiguro.

Casi enfermeros

La profesora Maja Mataric de la Universidad del Sur de California es una de promotoras de programas de cuidado social que incorporen robots. La forma en que la literatura de ciencia ficción ha retratado a los robots es un tanto diferente de lo que vemos hoy en día.

“Estoy muy contenta de que la robótica actual cuente con máquinas lo suficientemente sofisticadas como para ayudar a las personas con sus quehaceres diarios”, indicó la académica. “Algo importante que hay que tener en mente es que, en el futuro, la gente necesitará interactuar con una máquina humana”.

La población global está envejeciendo y está viviendo mucho más tiempo, lo cual nos presenta nuevos desafíos. Mataric señaló que “la pregunta es: ¿quién cuidará de la gente? Evidentemente las personas siempre serán las mejores cuidadoras de los seres humanos, pero llegará un momento en que no será suficiente. Esa es la razón por la que la tecnología robótica puede marcar una diferencia real”.

Su equipo de científicos está desarrollando robots para que ayuden a pacientes que han padecido accidentes cardiovasculares o a ancianos que están sufriendo cambios cognitivos.

Los expertos han hallado que las personas responden mejor a un instructor de educación física robot que a la pantalla de una computadora que les imparte instrucciones, pues dicen sentirse menos frustrados. El robot puede funcionar como un entrenador perfecto, con paciencia infinita.

“La gente dice cosas como ‘prefiero a este robot que a mi esposo ¿Puedo llevármelo a casa?'”, comentó la profesora Mataric. “De hecho, esto es algo a tener en cuenta. A medida que creamos estas tecnologías que ayudan al cuidado de personas, también estamos ayudando a los profesionales encargados de ese cuidado, pues para ellos esta tecnología significa un descanso y una ayuda enorme.”

Máquinas bienvenidas

Nos encaminamos hacia un mundo en el que los robots van a ser de nuestro agrado y, más importante todavía, un mundo en el que vamos a confiar en los robots.

Muchos científicos están trabajando en todo el planeta para hacer que la comunicación entre los seres humanos y los robots sea fácil y fluida. Gran parte de la interacción humana se desarrolla de forma inconsciente, a través del lenguaje corporal. Los gestos, el contacto visual y los conceptos de espacio personal son algunas de las nociones que se les están enseñando a los robots.

En el proceso de comprender cómo las personas interactúan con las máquinas, los investigadores también han descubierto nuevos roles que los robots pueden desempeñar en nuestras vidas, tales como comunicarse con los seres humanos de una forma que otras tecnologías no pueden.

“Si alguien se da cuenta de que un robot es más persuasivo, más fiable, esa característica va a tener un efecto en la forma en que se interactúe con él”, indicó Cynthia Breazeal, directora de Personal Robots Group, del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

“Podemos empezar a pensar en campos donde la interacción social es clave. Un robot puede ayudar a motivar a alguien o a darle un refuerzo positivo”, señaló Breazeal, quien indicó también que eso da pie a que los robots puedan ser usados en procesos educativos, así como también en el área de la salud, donde el apoyo social es importante.

Los expertos en robótica han obtenido impresionantes resultados en niños autistas, quienes con frecuencia tienen problemas para comunicarse. A los niños se les hace más fácil interactuar con un “amigo” robot que con otras personas.

En control

El “robot social” fue desarrollado por la Universidad del Sur de California. Desde hace varios años, la ciencia ficción nos ha preparado para la revolución de los robots. También nos ha dado una idea de los tipos de controles que podríamos considerar implementar antes de darles la bienvenida a nuestras vidas y a nuestros hogares.

Uno de los más famosos autores de ciencia ficción, Isaac Asimov, escribió las “Tres leyes de la robótica” en una novela protagonizada por robots parecidos a humanos. Las normas fueron diseñadas para proteger a las personas.

  1. Un robot no puede lastimar a un ser humano o, por medio de la inacción, permitir que un humano se haga daño.
  2. Un robot debe obedecer las órdenes que los seres humanos le dieron, excepto cuando dicha orden entre en conflicto con la primera ley.
  3. Un robot debe proteger su propia existencia mientras no entre en conflicto con la primera y segunda ley.

“Las leyes de la robótica de Asimov surgieron y se mantuvieron en el ámbito de la ficción”, dijo el profesor Alan Winfield, de la Universidad del Occidente de Inglaterra, “pero, si no se usan esas leyes en particular, en el futuro lejano habría que concebir unas leyes como las de Asimov”.

En el presente, los robots no son tan sofisticados como para hacerlos desenvolverse con principios éticos. Por eso, reflexiona Winfield, los expertos en robótica son los que deben comportarse éticamente.

El Consejo de Investigación de Ingeniería y de Ciencias Físicas junto al Consejo de Investigación de Artes y Humanidades del Reino Unido ha escrito una serie de principios éticos para el diseño de robots.

  1. Los robots no deben ser creados principalmente o únicamente para matar o lastimar a humanos.
  2. Los humanos, no los robots, son agentes responsables. Los robots son herramientas diseñadas para conseguir objetivos humanos.
  3. Los robots deben ser diseñados en formas en que su propia seguridad esté garantizada.
  4. Los robots son artefactos, no están hechos para explotar a usuarios vulnerables al hacerlos evocar respuestas emocionales o al crear dependencia.
  5. Debe ser siempre posible saber quién es legalmente responsable por un robot.

“Hasta ahora, este código ha sido un simple conjunto de ideas puestas sobre la mesa para su debate y discusión”, señaló el profesor Winfield. Sin embargo, también cree que son ideas que la gente debería estar analizando antes de que se concrete la “revolución de los robots”. Según este experto, “los principios son menos importantes que el debate y la conciencia que este tema está provocando”.

Fuente: BBC

1 comentario

  1. Raleigh Iverson Responder

    The general meaning of ethics: rational, optimal (regarded as the best solution of the given options) and appropriate decision brought on the basis of common sense. This does not exclude the possibility of destruction if it is necessary and if it does not take place as the result of intentional malice.’*

    Check you later
    <http://www.prettygoddess.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>