Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

La crisis es el momento del cambio


Todos podemos cambiar el mundo

 

Cada uno de nosotros puede cambiar el mundo. De verdad. Sólo tenemos que encontrar la manera de hacerlo y creérnoslo. Esto es lo que cree firmemente Bill Drayton, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2011 y fundador de Ashoka, la asociación de emprendedores sociales más grande del mundo. Y no sólo lo cree, sino que lo repite una y otra vez para que nosotros, todos, también nos lo creamos.

El estadounidense creó en 1981 una red de financiación de proyectos en todo el mundo, Ashoka, que tiene como objetivo impulsar cambios estructurales y duraderos mediante la identificación de ideas innovadoras. Estas ideas se llevan a cabo por emprendedores sociales, un término que el mismo Drayton acuñó y que describe a individuos que combinan los métodos pragmáticos de un empresario con los objetivos de un reformador social.

Drayton cree firmemente que “otro mundo es posible” y asegura que, por muy controvertido que pueda sonar, una crisis siempre significa cambio. Cambio y oportunidad. Estamos viviendo el mejor escenario posible para que se produzcan transformaciones muy positivas en nuestro mundo. Es el momento de tomar las riendas, de salir ahí fuera y hacer algo que tenga una repercusión y signifique una contribución.

Pero Drayton no pretende, ni mucho menos, un cambio drástico de hoy para mañana. Lo que quiere transmitirnos es que todos somos dueños de nuestro presente y capaces, con nuestras pequeñas acciones, de colaborar en una transformación más grande.

Drayton hace un especial énfasis en la idea de que los jóvenes tienen mucho que decir en nuestra sociedad. Apuesta firmemente por la educación y por las nuevas generaciones como promotoras del cambio a pequeña escala. Durante su visita a España, no ha perdido la oportunidad de alentar a los 150 jóvenes que asistieron el pasado jueves al evento en el teatro de La Felguera, en Langreo, Asturias. Drayton animó a los presentes a seguir «construyendo vuestras competencias y habilidades» para ser «agentes del cambio».

En la misma línea, el fundador de Ashoka animó a los jóvenes asturianos a darse «permiso para cambiar las cosas», a ser “changemakers”. «Si alguien os dice que no podéis hacerlo, es porque ellos no lo hicieron, y se sienten incómodos por ello. No les hagáis caso, seguid adelante», añadió.

Ashoka cuenta con un riguroso proceso de selección para elegir a los emprendedores sociales a los que subvencionará. Examina de forma exhaustiva sus proyectos de innovación y cambio, su potencial impacto en la sociedad y su motivación y carácter ético antes de decantarse por uno u otro. En el año 2006 se eligieron los primeros proyectos españoles, que se beneficiaron de una ayuda económica durante tres años para que sus desarrolladores pudieran dedicarse a ellos a tiempo completo.

Drayton fundó la red de financiación preocupado por el desarrollo social e influido por el pensamiento de Martin Luther King, Gandhi y la figura del emperador indio Ashoka (siglo III a.C.). La idea que sustenta Ashoka es que los retos de la sociedad necesitan que cada persona pueda ser protagonista del cambio, desde cualquier ámbito, ya sea local o global.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>