Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Las plantas del futuro crecerán sin luz solar


Avances en la oscuridad: agricultura sin luz solar

Las plantas del futuro crecerán sin luz solar

 

Gertjan Meeuws, de PlantLab, una compañía de investigación holandesa, y su equipo han desarrollado una nueva forma de cultivo: han tomado el concepto de un invernadero un paso más allá, y han generado un cultivo de hortalizas, hierbas y plantas más eficientes que crecen en ambientes cerrados y regulados donde se excluye incluso la luminosidad.Las condiciones bajo las que cultiva PlantLabs están respaldadas por una física interesante: las plantas son verdes porque reflejan la luz verde, es decir, unas longitudes de onda específicas que no están involucradas en el proceso de fotosíntesis. Es imposible cultivar cualquier planta bajo un espectro de luz verde. En este proceso de reflexión, la planta se calienta; al igual que los seres humanos, los vegetales tienen un mecanismo de enfriamiento, pero supone un alto coste de energía que la planta, de no necesitarlo, utilizaría para crecer.

Y ahí es precisamente donde está la clave del cultivo de PlantLab: crean el ambiente perfecto para que la planta se centre en su propio crecimiento y desarrollo.

En la estación de investigación de PlantLab, las luces se encienden y se apagan simulando el día y la noche, pero de acuerdo al ritmo de la planta, que puede requerir ciclos inferiores a 24 horas. Las frutas y verduras son de colores oscuros, pero no porque estén podridas, sino porque las baña una luz azul y roja. El agua gotea sólo cuando resulta necesario. Cualquier desecho es reciclado y explosiones de niebla mantienen la sala húmeda y a una temperatura constante y similar al lugar de origen de las plantas.

Meeuws y su equipo destacan que el mundo tiene bastantes problemas para alimentarse. La mitad de los habitantes de la Tierra vive en ciudades y miles de millones de personas sufren hambrunas o desnutrición. Los precios de los alimentos no dejan de aumentar debido a desastres naturales, sequías extremas e inundaciones que destruyen los cultivos. Además, el coste de la energía necesaria en fertilizar, cosechar y transportar los alimentos no hace sino incrementar estas subidas.Muchos agricultores ya están agotando los recursos hídricos disponibles en su zona mientras la población no deja de aumentar: según las predicciones de las Naciones Unidas, a mediados del siglo XXI la  población mundial habrá crecido de 6.800 millones a 9.000 millones.

Ante este panorama surge esta nueva forma de cultivo, que permitiría el crecimiento de las plantas en cualquier lugar cerrado, sin explotar grandes extensiones de terreno y asegurando la producción.

Durante más de una década los cuatro investigadores de PlantLab que forman parte de este proyecto han trabajado para encontrar las mejores combinaciones de luz, suelo y  temperatura necesarias para el crecimiento óptimo de una variedad de plantas. Meeuws asegura que la tasa de crecimiento en su estación es tres veces más rápida que bajo las condiciones de un invernadero normal, que no resulta necesario utilizar pesticidas y que se utiliza un 90% menos de agua que en la agricultura tradicional al aire libre.De momento el proyecto sólo está en su fase piloto, pero todo apunta a que podría ser una buena alternativa para alimentar a un gran volumen de población sin que sea necesario expandir las tierras de cultivo a expensas de los bosques y las selvas tropicales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>