Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La piel de las naranjas: el plástico del futuro


¿Convertir la piel de la naranja en plástico? No es una idea tan rara

Científicos británicos han desarrollado una extraordinaria novedad en materia de reciclaje: han logrado convertir la piel de la naranja en plástico.Esta tecnología supone que toneladas de residuos alimenticios podrían utilizarse para producir químicos y biocombustibles, por lo que se convertiría en una nueva fuente de energía renovable que contribuiría a remediar el problema creciente de desechos a nivel mundial.Esta técnica se basa en microondas de alta potencia capaces de degradar las moléculas de celulosa de la materia vegetal hasta que liberen productos químicos volátiles, como d-limoneno, sustancia responsable del olor característico de los cítricos y que se utiliza en cosméticos, en la industria de la limpieza y como insecticida biológico. Estos gases se recogen y se destilan hasta obtener un producto líquido biodegradable, que puede utilizarse en purificadores de agua, productos de limpieza y plásticos.

Los investigadores que están detrás de este proceso aseguran que tiene una eficacia del 90% y que no sólo funciona con la piel de las naranjas, sino con desechos de casi cualquier vegetal, como paja o granos de café.

James Clark, profesor de química ecológica de la británica Universidad de York, afirma estar construyendo una instalación a escala para demostrar que esta nueva técnica podría utilizarse para satisfacer las necesidades a nivel industrial. El profesor Clark desveló sus planes en el Festival Británico de la Ciencia y aseguró que es una tecnología viable y provechosa.Los desechos son un producto inevitable de los complejos procesos de la oferta mundial de alimentos, de los cuales, una gran cantidad son residuos orgánicos producidos en grandes cantidades en granjas, fábricas y por los propios consumidores.

Por ejemplo, en la producción comercial de zumo de naranja en Brasil, sólo se utiliza la mitad de la fruta. La piel de la naranja, la otra mitad, representa hasta 8 millones de toneladas al año, y simplemente se tira.

El proyecto OPEC (por las siglas en inglés de Compañía de Explotación de la Piel de la Naranja) está estableciendo relaciones con empresas brasileñas y españolas para probar esta nueva idea en ambos países.Clark afirmó ser muy optimista sobre el potencial de esta nueva técnica. Su proyecto a escala estará listo en un año y se espera que sea capaz de procesar 10 kilos de desechos por hora.Si la tecnología finalmente resultara eficiente y comercialmente viable, sus desarrolladores estiman que la máquina podría costar alrededor del millónde euros y sería capaz de procesar unas seis toneladas de residuos alimenticios por hora.En PositivoFuente: The Independent

1 comentario

  1. JAVIER GUZMAN Responder

    Estoy interesado en contactar a las personas que trabajan en este proyecto, me encuentro en Bogotá, Colombia y aquí también se desaprovecha este recurso.

    Presente en días pasados un proyecto de emprendimiento empresarial para producir humus de lombris a partir de estos desperdicios de frutas, pero no lo vieron viable, sin embargo, yo sigo pensando en que se está votando dinero a la basura al despreciar estos desechos.

    Tengo diseñadp un plan para proteger el medio ambiente y para incentivar a los recolectores de estos desperdicios. Me falta apoyo para llevar a cabo este proyecto industrial y ecoambiental. Espero sus comentarios.

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>