Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La NASA espera desvelar la evolución y la formación del núcleo de la Luna


Despegó el observador espacial GRAIL. Hay quien todavía duda de la veracidad de las imágenes de 1969, cuando Neil Armstrong se convirtió en la primera persona en pisar la Luna. Entonces les gustará echar un vistazo sobre las nuevas imágenes que un robot espacial de la NASA ha tomado mientras rodeaba el satélite.Las fotografías fueron tomadas hace dos semanas y resultan ser las más claras hasta la fecha. El robot consiguió acercarse lo suficiente como para ofrecernos imágenes de los surcos producidos por un vehículo itinerante y del camino que los astronautas del Apolo dejaron sobre la superficie de la Luna en sus visitas al satélite entre 1969 y 1972.Aunque EE.UU. no tiene prevista ninguna misión tripulada con este mismo destino, no se ha dado por vencido en su misión de estudiar el satélite. Al Orbitador de Reconocimiento Lunar (ORL) que lleva ya tres años estudiando su superficie a una distancia de tan sólo 50km, se le unieron los gemelos GRAIL el 8 de septiembre.Las naves están diseñadas para orbitar conjuntamente alrededor de la superficie lunar, midiendo exactamente la separación entre ellas y tomando nota de las variaciones que cada una experimente en el campo gravitacional. El objetivo de la misión es intentar revelar la estructura interna de la Luna y la estructura de su núcleo. Esta información proporcionaría nuevas perspectivas acerca de cómo la luna se enfrió y evolucionó desde su formación. Quizá incluso lleguemos a entender por qué su cara más cercana, con sus extensas llanuras de lava, difiere tanto de su cara oculta, que es principalmente montañosa.Los gemelos GRAIL-A y GRAIL-B son similares a escala reducida de los satélites GRACE, que están en órbita estudiando la gravedad de la Tierra desde el año 2002.Según la NASA, la Luna tiene el campo gravitacional más desigual del Sistema Solar. La gravedad de la Luna es aproximadamente una sexta parte de la fuerza de atracción en la Tierra.“Medimos el cambio de velocidad entre ambas naves a un par de fracciones de una décima de micrón por segundo. Es una medida extremadamente precisa”, dijo Maria Zuber, científica planetaria del Instituto de Tecnología de Massachusetts y principal investigadora de GRAIL.Zuber está convencida de que los datos que aporten ambas naves serán determinantes a la hora de desvelar los misterios que rodean a la Luna y también contribuirán a explicarla evolución que han seguido otros planetas, incluida la Tierra.Teresa G. OriveEn Positivo

1 comentario

  1. escort Responder

    excelente articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>