Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Una terapia de microondas contra la malaria



La Fundación Bill & Melinda Gates, la fundación privada de caridad más grande del mundo, fundada por Bill Gates y Melinda Gates, ha donado un millón de dólares para el desarrollo, durante dos años, de un estudio contra la malaria.The New York Times publicó la semana pasada que la investigación, llevada a cabo por la microbióloga Carmenza Spadafora, del Instituto de Investigaciones Científicas Avanzadas y Servicios de Alta Tecnología (Indicasat-AIP), en la Ciudad del Saber, en Panamá, y José Stoute, de Penn State University, de EEUU, tiene como finalidad investigar la posibilidad de utilizar la frecuencia de microondas como tratamiento contra la malaria.Hasta ahora y según el informe que redactaron ambos científicos solicitando la donación, todos los estudios han resultado satisfactorios.

Los fondos de la fundación están destinados a que se inicie la segunda fase de la investigación, en la que se comprobará si el tratamiento funciona también en ratones.

La idea de las microondas está basada en el hecho de que los parásitos de la malaria invaden los glóbulos rojos y destruyen la hemoglobina, que contiene hierro. Como es generalmente sabido, las microondas y el metal no se llevan bien, por lo que los científicos panameños proponen usarlas para calentar las células infectadas y matar los parásitos. Por supuesto, cabe tener en cuenta que éstos se encuentran en venas y arterias, rodeados de glóbulos rojos sanos que no deben ser dañados; sin embargo, los científicos han señalado que las microondas pueden aplicarse de forma tan minuciosa que sólo los parásitos resultan afectados.Incluso si el estudio resultara un éxito en su aplicación en ratones, podrían darse una gran cantidad de problemas a la hora de utilizar el tratamiento en seres humanos. Según asegura el doctor Stoute, los pacientes necesitarán probablemente bastantes tratamientos durante varios días seguidos, pues los parásitos tienen una gran capacidad para esconderse en el cerebro y en el hígado, y aplicar frecuencias microondas en la cabeza y en el abdomen no sería una muy buena idea. Sin embargo, ambos científicos se han mostrado muy optimistas ante la idea de que este proyecto se desarrolle positivamente.

La doctora Spadafora y el doctor Stoute han afirmado que el mayor atractivo del proyecto se fundamenta en que si funcionara, resultaría una terapia alternativa: una forma de conseguir eliminar los parásitos sin tener que tomar medicinas y sin efectos secundarios.

Tal y como aseguró el doctor David Brandling-Bennett, director adjunto de la fundación, otra de las ventajas de este proyecto es que investiga una tecnología que podría utilizarse en países pobres, donde la malaria resulta letal.Quién sabe, quizá no esté tan lejos el día en que los enfermos de malaria puedan pasar a través de un aparato para curarse, sin la necesidad de medicarse ni sufrir efectos secundarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>