Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Microsoft convierte nuestra mano en un control remoto


Control remoto con un solo gesto.

Investigadores en Microsoft Research han desarrollado una nueva tecnología que permite actuar al cuerpo humano como antena para poder controlar cualquier dispositivo eléctrico de nuestro hogar. Con estas premisas, algún día seremos capaces de encender la luz, comprar un billete de tren o interactuar con las aplicaciones de nuestro ordenador con un simple gesto de nuestras manos, sin necesidad de ningún otro instrumento.

El estudio, llevado a cabo por Gabe Cohn, Dan Morris, Shwetak Patel y Desney Tan, se ha denominado Your Noise is My Command. En pocas palabras, este estudio demostraría cómo cualquier pared de una casa, podría convertirse en una pantalla táctil a través de radiaciones electromagnéticas. Así, con cualquier superficie en tu hogar podrías controlar la televisión o una videoconsola.

El sistema ha sido probado solamente de forma experimental pero Joseph A. Paradiso, profesor asociado del Instituto de artes audiovisuales y ciencias del Instituto de Tecnología de Massachusetts y codirector del consorcio Things That Think, a firma que “es un avance increíble”.Esta nueva tecnología es muy barata, pues no necesita ningún tipo de antena inalámbrica, luz infrarroja o equipo alternativo, sino que nosotros somos el único instrumento necesario.El funcionamiento es relativamente sencillo: el cuerpo humano emite una pequeña señal cuando interactúa con el campo eléctrico del ambiente que le rodea, procedente del cableado en los hogares, de las líneas de alta tensión, etc. De esta forma, la persona se convierte en una antena humana que sintoniza la radiación del ambiente. La idea de estos investigadores es que esta señal eléctrica específica podría ser recolectada por un dispositivo en contacto o cercano al cuerpo de la persona e interpretada por un comando específico.A pesar de lo extraño que pueda sonar todo, Paradiso afirma que no hay motivos para pensar que esta nueva tecnología pueda afectar a nuestra salud, pues tan sólo aprovecha los campos electromagnéticos ya existentes en nuestra vida diaria. “De pronto, alguien les saca partido y demuestra que son potencialmente útiles” añadió, haciendo hincapié en la inocuidad de la nueva tecnología gestual.Matt Reynolds, colaborador del doctor Patel y profesor de ingeniería eléctrica y computacional en Duke, afirma que la idea de que el cuerpo humano funciona como antena en las cercanías de las líneas eléctricas no es nueva en absoluto. “Lo nuevo,” añadió, “es el hecho de aprovechar esas señales como datos útiles que puedan ser la base de una interfaz de un sistema informático.”Sin duda, desarrollar usos prácticos que se realicen con un simple gesto de la mano llevará tiempo. El doctor Tan afirmó tener en mente aplicaciones tales como apagar la luz, conectar alarmas o encender el televisor y el aire acondicionado con un simple movimiento de los dedos.Este simple concepto puede ser el inicio de una nueva generación de interacción con la tecnología que tardaremos en disfrutar, aunque el futuro resulta muy prometedor.Teresa G. Orive.En Positivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>