Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Premios de arquitectura para resolver los desafíos del mundo actual


Diseño que mejora la vida.

En la mente de algunos, diseño sigue siendo sinónimo de estética, moda, lujo. Sin embargo, en las últimas dos décadas, esta parte de la creatividadhumana ha vivido una auténtica transformación conceptual. Cada vez son más los diseñadores que intentan ir más allá de la simple estética y centran su atención en el modo en que sus creaciones pueden ayudar a resolver los desafíos del mundo actual. Sin dejar de tener relevancia, la belleza comparte ahora protagonismo con otros aspectos, tales como la ética o la sostenibilidad ambiental, económica y social.En este contexto nacieron hace diez años los premios de diseño Index. Este certamen, que se celebra cada bienio en la ciudad de Copenhague yes el más lucrativo del mundo (500.000 euros a repartir entre los cinco ganadores), premia no sólo la forma, sino también el impacto social y humano que puede llegar a tener un determinado diseño. Dicho de otro modo: su capacidad para mejorar la calidad de vida de las personas.Así lo demuestran los premiados de este año en las cinco categorías (Juego, Casa, Cuerpo, Comunidad y Trabajo), cuyos diseños fueron elegidos entre un millar de propuestas procedentes de todo el mundo y esta semana viajaron a la capital danesa para recibir el galardón. Las ganadoras de la sección Juego, por ejemplo, han ideado un ingenioso casco invisible para ciclistas, consistente en un moderno y discreto collarín que se coloca alrededor del cuello. A simple vista, parece una bufanda circular, pero en realidad se trata de un airbag que, en caso de accidente, se despliega y cubre por completo el cuello y la cabeza. “Sólo en Suecia, cada año mueren o resultan heridos 30.000 ciclistas y está comprobado que muchos de estos accidentes no serían tan graves si la gente utilizara el casco”, explican las suecas Anna Haupt y Terese Alstin, ambas de 31 años. Lo primero que hicieron cuando empezaron a trabajar en este proyecto fue realizar una encuesta para analizar los motivos por los que la gente no lleva casco.“Una buena parte no lo quiere porque es incómodo, pero también porque es antiestético o te destruye el peinado. Sin embargo, muchos dicen que lo llevarían de buena gana si fuera invisible”. Para ello, Haupt y Alstin han estudiado los movimientos que realiza el cuerpo cuando sufreun accidente y los han registrado en sensores, que activan rápidamente el airbag antes de que sea demasiado tarde.

Otra muestra de cómo el diseño puede mejorar la calidad de vida son las 70 viviendas sociales que el despacho de arquitectos Elemental ha construido en Monterrey (México).

“El presupuesto para este tipo de vivienda suele ser muy bajo, lo que hace que sea pequeña y se sitúe en suburbios, donde el suelo es mucho más barato. Esto genera segregación y marginación. Para evitarlo, hemos diseñado las casas de tal modo que ahorramos espacio y así podemos comprar terrenos más cercanos al centro”, explica el chileno Alejandro Aravena, líder del proyecto. “En segundo lugar, el diseño de la vivienda permite a los propietarios ampliarla fácilmente y sin necesidad de hacer grandes inversiones. Esto hace que, con los años, los cuarenta metros cuadrados iniciales puedan llegar a medir ochenta”.

Muy social es también el premio que ha recibido el diseñador suizo Yves Behar por su programa gratuito de gafas para niños en México, donde el porcentaje de alumnos con problemas de visión alcanza el 50% en algunos estados.

Además de ser modernas y atractivas, las lentes son prácticamente irrompibles, lo que aumenta su utilidad en un entorno en el que muy pocos podrían permitirse el lujo de comprarse unas gafas nuevas.El premio de la sección Comunidad ha ido a parar a Seúl, la capital de Corea del Sur, por el plan urbanístico que está transformando esta caótica ciudad en un lugar más agradable y verde para vivir. Por último, el premio en la sección Trabajo lo ha recibido el proyecto gratuito indio Diseño para el cambio, una competición de diseño con la que los niños son capaces de resolver problemas concretos. Este método ya se ha probado en 300.000 escuelas de todo el mundo y ha demostrado tener excelentes resultados en ámbitos como el bullying, la suciedad en las calles o los matrimonios forzados.Gloria Moreno.Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>