Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Cómo será nuestra vida cotidiana dentro de 20 años


10 cosas que nos cambiarán la vida.
¿Cómo será nuestra cotidianidad dentro de 20 o 30 años? ¿Qué avances planean científicos y expertos de todo el mundo? Un panorama de lo que está por venir
La ciencia ficción ha estado desde su concepción obsesionada con mostrar el futuro. Ya en 1927 con la pionera Metrópolis, el cine mudo de Fritz Lang, fantaseaba con la ciudad y la vida humana-robótica del lejano 2026.

Mucho más cercanas, películas como Inteligencia artificial (2001), Minority Report (2002), Yo, Robot (2004) o Tron (2010) han ido introduciendo conceptos futuristas de lo más variados y, aunque muchos de sus sueños se han frustrado en el camino o siguen siendo sólo promesas, otros están a punto de materializarse.

Lejos de las películas -o no tanto- existen hoy cientos de investigadores alrededor del mundo moldeando en su laboratorio lo que será nuestra vida cotidiana dentro de 20 o 30 años. Médicos, ingenieros, científicos con la mirada puesta en un horizonte a largo plazo que les permite soñar y soñar en grande. Hoy, gracias a la velocidad de cálculo que nos posibilita la informática, se abre un nuevo paradigma que promete acelerar el acontecer de los avances tecnológicos de manera inédita.

Tal será la aceleración de acontecimientos, que hay quienes aseguran que veremos en los próximos 50 años más avance científico del que vimos en los últimos 5000 años.

Desde cómo viajar en un automóvil que nos despierte si estamos cansados hasta la posibilidad de regenerar un órgano vital que nos permita seguir viviendo. Desde la compleja, y no menos polémica, idea de implantarnos memoria en nuestro cerebro hasta la simplicidad de abrir la puerta de casa con el teléfono celular. Estos, entre otros cientos de desarrollos, buscan abandonar su período embrionario para saltar a formar parte de la vida diaria de millones de personas.

Ajuste su cinturón porque aquí comienza un recorrido por lo que vendrá. Un vistazo a 10 avances tecnológicos que prometen cambiar nuestra cotidianidad tal cual la conocemos. Ideas, investigaciones y conceptos en pugna por alcanzar su lugar en la historia de la humanidad. Allá vamos.

1. INFORMATICA
El desarrollo de esta tecnología y su potencial se presenta como la base que posibilita grandes avances en todos los demás campos. En la actualidad, las computadoras duplican su desempeño cada 20 meses aproximadamente y la velocidad del procesador, la memoria y la capacidad de almacenamiento avanzan a una tasa promedio que supera el 40% anual. Internet, la famosa nube, y todo su potencial es la protagonista de este futuro. Según la compañía Cisco, en 2020 un tercio de toda la información del mundo estará alojado en Internet y habrá seis dispositivos conectadores por cada persona en la Tierra. “Con el concepto de Big Data, pensamos en un gran reservorio de información de todos los temas de la humanidad alojado en Internet en donde se podrá consultar y combinar información en cuestión de segundos. De hecho, ya existe Watson, la supercomputadora de IBM que puede ganarle al hombre más inteligente del mundo, hacer conjeturas y hasta entender la ironía del lenguaje humano, aunque todavía lo haga como aprendiz. La compañía se está preparando para llevar todo ese potencial de Watson al campo médico en los próximos cuatro años”, describe Bernie Meyerson, vicepresidente de Innovación de IBM.

Desde la firma Intel, Manny Vara, evangelizador del Laboratorio de Investigación & Desarrollo de la compañía, cree que todavía se está usando de una manera rústica el poder de la nube. “A través de ella se pondrá inteligencia a todos los aparatos. Tendremos prestaciones de computación haciendo inteligentes a los dispositivos. No hacen falta grandes procesadores, un pequeño chip que permita la comunicación le da el cerebro completo de Internet a cualquier aparato”, opina, y da un ejemplo: “Imagina que se corta la luz y encontramos los cables en mal estado. Apuntaremos el teléfono a esos cables y mediante una aplicación que está aún en un prototipo en nuestro laboratorio obtendremos todas las indicaciones para transformarnos en un electricista en cuestión de segundos. Esto, aplicado a cualquier cosa que te imagines”, desafía Vara.

2. CASA INTELIGENTE
Si bien la domótica (casa automática) es una promesa del futuro del hogar desde hace décadas, hasta ahora mucho no ha ocurrido. Pero una vez más, las posibilidades de Internet están comenzando a acelerar las ideas. Los celulares y las tabletas se convertirán en los comandos del hogar, mediante los cuales el dueño de casa puede, de manera remota, controlar la temperatura de la vivienda, la alarma, abrir la puerta de calle, echar a andar el lavarropas o apagar la PC que quedó encendida por error. También al momento de cocinar habrá grandes beneficios: “Pensemos en una heladera que pueda darme la información de los ingredientes que tengo y que a partir de eso me brinde, proyectado en una tableta o mediante una cámara sobre la mesada, todas las recetas posibles

3. COMPRAS
Se vienen importantes novedades en la experiencia de compra. La empresa SAP está trabajando en un modelo de compra basado en la tecnología de etiquetas de Radio Frequency IDentification (RFID). Al entrar al supermercado el cliente pasa una tarjeta magnética sobre un lector del carrito de compras y lo transforma en su guía personal. Este cuenta con una tableta en la que el cliente ve su lista de compras y las ofertas especiales. Las etiquetas con tecnología RFID colocadas en cada producto le proporcionan el costo y las mayores informaciones (como valor nutricional o recetas), que se reflejan en la tableta mientras se va cargando el carrito, que también muestra y suma el costo de cada producto elegido. Una vez en la caja se pasa la bolsa por el lector de RFID, que analiza el gasto total y lo cobra. El cliente saca su teléfono, apunta el móvil a un lector y realiza el pago virtual, y obtiene un comprobante digital.

Para los que prefieran hacer la compra virtual sin ir al súper, la propuesta llega desde Corea del Sur. Allí, la cadena Home Plus cubrió las paredes de una estación de subte con estanterías virtuales repletas de productos para que los viajeros puedan comprar mientras esperaban el subte. Aunque por ahora es sólo un experimento, los más de 10.000 clientes de esta cadena se mostraron muy satisfechos y elevaron en un 130% las ventas a través de Internet. En este supermercado virtual cada producto está asociado a un código. Cuando el viajero los escanea con su teléfono, la mercadería se almacena en la canasta de compra virtual, que finalmente pagará también a través del móvil. La compra, prometen, estará esperando cuando los compradores lleguen a casa.

Para tiendas de ropa, Cisco trabaja en una aplicación en la que una pantalla toma la imagen de la clienta y, a partir de eso, le permite ir probándose de manera virtual las prendas, ajustando su talle y color preferido, entre otros prototipos.

4. VISITA AL MEDICO
La consulta al médico cambiará drásticamente en los próximos 20 años. De hecho, el rol del profesional de la salud irá mutando al de un gran intérprete que no necesariamente tendrá que ser la fuente de todo el saber, pero sí saber hacer las preguntas correctas. Las principales empresas de tecnología están hablando de la medicina como su foco y prioridad. IBM prometió comenzar a dotar a Watson en los próximos cuatro años de toda la información médica disponible en el planeta. “Se consultará en la web en la historia completa de la medicina de la humanidad para lograr la mejor combinación para esa necesidad específica. Será como tener una gran junta de los mejores especialistas del mundo sentados frente a uno”, dice Meyerson. Por ejemplo, si un paciente consultara por el tratamiento para un tipo de diabetes, podremos, a través de la tecnología, cruzar todos los casos particulares de diabetes de la historia en busca de similitudes y tratamientos exitosos. Luego de que el médico le diga a la máquina todos los síntomas y el estado general del paciente, este cerebro digital le devolverá en cuestión de segundos los 4 o 5 diagnósticos más probables.

Además, ¿quiere saber sus posibilidades exactas de contraer tal o cual enfermedad o cómo se completa su árbol genealógico según su ADN? Hoy, la empresa 23andme entrega, por 99 dólares, la secuencia parcial del genoma con un detalle exhaustivo con sólo acceder a una muestra de saliva del paciente.

5. REGENERACION DE ORGANOS
Quizá los que hayan pasado por la espera de un trasplante de un órgano vital o quienes sufran los dolores diarios del mal funcionamiento de alguno de sus órganos sean los que valoren antes la magnitud de este avance científico. El futuro de la medicina anuncia el fin de las listas de espera para recibir un trasplante, porque éstos ya no serán necesarios. “Estamos creando órganos que se regeneran en base a los tejidos del propio paciente combinando el uso de células y factores de crecimiento que las estimulen utilizando métodos de la medicina regenerativa. En la cirugía del esófago los andamios de matriz extracelular nos han permitido restaurar partes del órgano de formas antes impensadas”, explica Alejandro Nieponice, director del programa de cirugía del esófago de la Fundación Favaloro y docente del Instituto McGowan de la Universidad de Pittsburgh, donde se han creado hasta ahora esófagos y vejigas para decenas de pacientes.

Este proceso se puede dar in vitro (en el laboratorio) o in vivo (se implantan las células y regeneran el área dañada o envían las señales para que las células madre del propio organismo vayan a reparar). ¿Podemos pensar en un almacén de órganos? “Creo que más que un depósito tendremos una división de medicina regenerativa en cada centro de salud donde un grupo de especialistas de varias disciplinas trabaje en conjunto para regenerar órganos según las necesidades del paciente. Cuando empezamos a publicar los primeros experimentos prometedores en el área del esófago, me preguntaron cuánto tardaría en llegar a los pacientes y yo dije cinco años. Me equivoqué por uno, porque cuatro años más tarde el primer paciente en Pittsburgh se benefició de esa tecnología”, dice Nieponice. ¿Se podrán generar corazones o hasta cerebros? “Por supuesto. Hay varios ensayos clínicos sobre esos órganos, muy alentadores en una etapa de inicio, pero de exhaustiva y prometedora investigación.”

6. PROTESIS E IMPLANTES
En octubre de 2009 científicos italianos y suecos desarrollaron la primera mano artificial con sentimiento; en marzo del año último se hicieron los primeros implantes de retina para restaurar la visión de pacientes ciegos. “Si hoy visitamos el quirófano para sacarnos partes del cuerpo que nos desagradan y colocarnos otras, todo indica que cuando haya piernas o brazos mejores de los que tenemos simplemente nos los cortaremos”, provoca Santiago Bilinkis, que asistió en 2010 a la Singularity University, en la NASA, donde durante tres meses investigó y escuchó a los líderes mundiales en medicina regenerativa, robótica, neurociencia y nanotecnología. Pero su provocación tiene una base. Basta con ver a Oscar Pistorius, el atleta que corre sin piernas y con dos prótesis que le valieron quedar descalificado de los Juegos Olímpicos Pekín 2008 por estar demasiado capacitado, es decir, más que sus compañeros que corrían con piernas de carne y hueso.

“Hace un par de semanas se supo que un joven australiano que tenía nula sensibilidad en uno de sus brazos optó por amputarlo y eligió una prótesis que le da movilidad a su mano”, ejemplifica Bilinkis.

Pero hay más. Ya se trabaja a nivel de laboratorio en la implantación de chips en el cerebro de ratones que han demostrado mejorar su memoria o perderla ante la presencia o ausencia del chip con información. Luego vendrán los monos, después ya saben quién.

7. CIUDADES INTELIGENTES
La urbanización del futuro se piensa bajo el concepto de Ciudades Inteligentes. Por esto se entiende un núcleo urbano capaz de brindar un conjunto de servicios centralizados gracias a las tecnologías de la información y la comunicación. Sus características son un nuevo modelo de consumo basado en el comercio electrónico, infraestructuras de la información para volverla accesible y de fácil circulación, uso eficiente de las energías disponibles y transporte inteligente, entre otras.

En nuestro país asoman los primeros proyectos con edificios que buscan amoldarse a estas ciudades futuras. Con una inversión de 100 millones de dólares, el Madero Office, en Puerto Madero, fue el primer edificio de la Argentina precertificado como green building. Cuenta con recolección y almacenamiento de agua de lluvia para riego y sistemas de aire acondicionado, paneles solares para generar agua caliente, frentes vidriados para el aprovechamiento de la luz natural y estacionamiento con espacios preferenciales para vehículos poco contaminantes, entre otras características.

El transporte público es una de las principales preocupaciones. “Trabajamos en un sistema inteligente que puede predecir cómo estará el tránsito en los siguientes 10 o 20 minutos, y que organiza las luces de los semáforos y los carteles indicatorios según esa predicción, evitando los atascos de tránsito. Ya lo estamos probando en ciudades como Londres, Estocolmo y Bruselas”, cuenta Meyerson, de IBM.

8. EL AUTOMOVIL
La experiencia dentro del automóvil promete importantes mejoras y nuevos servicios de confort y seguridad en los próximos años. “No habrá grandes cambios en la carrocería, así que no esperen al auto fantástico, pero adentro será una computadora”, dice Vara, de Intel. Dentro de los prototipos que trabaja la fabricante de microchips existen tecnologías que detectarán si el conductor parpadea muy lento o si su cabeza cae mientras maneja. “La tecnología de reconocimiento facial se prepara para despertarte: prenderá el aire, cambiará la música o emitirá un sonido”, explica el tecnólogo. Por ahora la experiencia es bastante frustrante, porque sólo conectar tu smartphone con tu coche te lleva más de 15 minutos, entonces te cansa y lo abandonás. Pronto podremos con sólo apoyar el teléfono contra el auto generar una verdadera fusión en cuestión de segundos. La tecnología puede reaccionar cientos de veces más rápido que un humano; con información sobre los autos alrededor o la velocidad de frenado requerida ante una emergencia se salvarán muchas vidas”, enfatiza Vara. Quizás algún fanático de Volver al futuro se pregunte a esta altura: ¿Seguiremos viendo sólo en películas al auto volador? Pues ya existe y se llama Terrafugia Transition, y está a la espera de una serie de permisos de organismos de EE. UU. para conseguir la autorización para volar. Ya hay 70 ansiosos que pagaron 10.000 dólares de seña para ser los primeros en tener un coche avión de 200.000 dólares estacionado en el garaje.

Más cerca de 2030 los expertos en tecnología esperan que los autos comiencen paulatinamente a prescindir de un conductor. Los pasajeros sólo indicarán el destino y se entregarán a su trabajo o entretenimiento a bordo, pero esto dependerá del desarrollo de las ciudades y del transporte inteligente. Por otra parte, avanzan las experiencias con autos eléctricos en todo el mundo. Una encuesta de la consultora Deloitte reveló que el 88% de los argentinos estarían dispuestos a cambiar por un auto eléctrico.

9. VIAJES EN AVION
La aviación mantiene una evolución muy modesta desde sus inicios hasta estos días, pero algunos anuncios del último mes permiten imaginar un futuro con cambios sustanciales. La compañía fabricante de aviones Airbus presentó su concepto del avión de 2040/2050 inspirado en el esqueleto de las aves y todo vidriado, por lo que volar, prometen, será una experiencia totalmente distinta de entretenimiento y descanso muy ligada a la naturaleza. La cabina del futuro presentará zonas personalizadas que reemplazarán a las actuales clases Turista, Business y Primera. Además, los pasajeros de 2050 podrán participar, en vuelo, de conferencias interactivas, practicar juegos virtuales, leer antes de irse a la cama y hasta sentirse en un spa si se reserva un asiento revitalizante, mientras se contempla el paisaje que corre bajo los pies, con vistas del tipo 360°. Otra idea innovadora es la posibilidad de que los asientos se adapten y configuren al cuerpo de cada pasajero, para asegurar mayor comodidad. En la zona central de la futura cabina habrá una zona interactiva con juegos y espacios para interacciones sociales. Las imágenes virtuales tridimensionales podrán transportar al pasajero al escenario que desee, desde una zona de juego virtual hasta un shopping.

Pero también las últimas semanas se dio a conocer un prototipo de avión que podría revolucionar la economía del diseño aeronáutico. Un grupo de ingenieros de la Universidad de Southampton, en Inglaterra, presentó el primer vehículo no tripulado fabricado enteramente con una impresora 3D. El resultado del proceso, que no abarcó más de una semana, es un avión llamado Sulsa, con 2 metros de ancho en las alas y capaz de viajar hasta 160 kilómetros por hora. Con técnicas tradicionales, un diseño similar hubiese llevado meses. Su bajísimo costo abre una nueva posibilidad para pensar la construcción de los aviones comerciales del futuro.

10. ROBOTS: ¿ARTEFACTOS O SERES? ¿CALCULO O INTELIGENCIA?
Julio fue un mes de anuncios en muchos frentes para el mundo tecnológico y las noticias sobre robots no son la excepción. Científicos del Instituto Tecnológico de Tokio acaban de presentar un robot capaz de aprender de su entorno, deducir el curso de acción en función de cada nuevo aprendizaje y, lo que más asombra, preguntar por Internet a otros robots cómo hacer algo que no sabe hacer. Esto es posible gracias a un nuevo algoritmo de programación llamado Soinn (Self-Organizing Incremental Neural Network), que sirve para que el robot sea capaz de deducir que si le piden un vaso de agua fría, debe dejar momentáneamente el vaso en el que ha vertido líquido para tomar el hielo y agregárselo. Esto, que parece tan sencillo, requiere una serie de procesos deductivos que no son nada sencillos de implementar en un sistema de inteligencia artificial sin tener que programarlos uno por uno. Lo mejor del algoritmo Soinn es que es incremental: el robot aprende de situaciones que ya ha experimentado. Una conexión a Internet basta para que un robot que nunca ha preparado té pueda aprender a hacerlo hablando con otros robots, y se abre así las puertas a que estos ingenios sean capaces de comprender órdenes en lenguaje humano coloquial.

También hace mucho que se habla de la presencia de robots en las líneas de trabajo en reemplazo de trabajadores y eso ya no es el futuro. Es el presente de la empresa Foxconn, la principal fabricante de los productos Apple, que acaba de anunciar el reemplazo de miles de trabajadores por un batallón de 1 millón de robots a ser adquiridos en tres años en procura de disminución de costos laborales, teniendo en cuenta que emplea a más de 1,2 millones de trabajadores en la actualidad. Así, se da el puntapié inicial de lo que puede terminar en un fenómeno sociocultural de reemplazo del total de los trabajadores de fábrica por máquinas.

Martina Rua.
Fuente: La Nación

2 comentarios

  1. andrea Responder

    esto no me bale

  2. angelica rodriguez Responder

    Puede ser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>