Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Tenemos que reinventar el futuro


Entre recortes sociales y protestas, los jóvenes se preguntan: ¿Sigue viva la izquierda europea?El documental Après la gauche trata de dar respuestas a toda una generación de desencantados. La obra, realizada por tres jóvenes franceses, interroga a representantes de la izquierda intelectual gala para despejar la gran incógnita que recorre el continente: ¿Sigue viva la izquierda europea?“Cada uno tiene que sacar las conclusiones de sus propias ideas. Eso nunca lo ha entendido la izquierda”, sostiene Susan George, escritora y cofundadora de ATTAC. Esa es precisamente la preocupación de toda una generación de europeos que se han manifestado en España y Grecia contra de las medidas de sus respectivos gobiernos socialistas, consideradas como una traición hacia la población más vulnerable. Una generación que, en Alemania, entiende por rojos a los verdes (ecologistas) y da la espalda a la izquierda a pesar de su autoflagelación. Y que, en Francia, se pregunta tras el escándalo Strauss Kahn: “¿A quién debemos elegir ahora?”.¿Una izquierda desfasada?Tres de esos jóvenes indignados han querido buscar respuestas mirando a la generación de sus padres mediante un brillante documental. Para ello, sometieron a sus preguntas a trece estandartes de la vieja guardia intelectual de la izquierda francesa, como el ex primer ministro y candidato presidencial Lionel Jospin, el editor Eric Hazan, ex editor en jefe de Le Monde y fundador de Médiapart Edwy Plenel o el ensayista y científico Albert Jacquart. Un reproche como telón de fondo: ¿Cómo se supone que debemos reaccionar ante las ideas que promueve la vieja izquierda? Con la caída del muro de Berlín, el comunismo fue desapareciendo del mapa. Desde entonces, los partidos socialistas han gobernado, demostrando ser los administradores perfectos para el statu quo neoliberal. “La izquierda no está para producir ideas, la izquierda está para ser elegida. Es atroz”, opina el filósofo y periodista francés Bernard Stiegler.La cadena de montaje ya no es lo que identifica al proletariado, hoy día es la televisión. ¿La solidaridad? Solo la que se tiene con África y América Latina. ¿La negociación colectiva? Vivimos en una época del trabajo temporal y de la precariedad de las prácticas. ¿ La afiliación al partido? La hemos sustituido por grupos de Facebook. ¿Quieres ser mi amigo?“Tenemos que reinventar el futuro”“Lo imposible es posible, pero debemos comprometernos” sostiene el filósofo italiano Antonio Negri, gesticulando con ambas manos y haciendo balancear su pequeña silla de madera con manchas de pintura. Detrás de él, la vista del interior de una fábrica abandonada. Es en este lugar, situado en un barrio pobre al norte de París, donde los tres directores han reunido a sus entrevistados para interrogarles.Se trata de un escenario enorme, desolado y estéril, como la izquierda actual. La estética del documental, sin embargo, consigue dar encanto al yeso desnudo y los charcos del suelo. El carácter y personalidad de cada uno de los huéspedes entrevistados llena los espacios vacíos con gestos, miradas y pensamientos. El contagioso entusiasmo con que las ideas se desarrollan aquí confiere a la desolada construcción dignidad e incluso, en algunos momentos, belleza.¿Es esta poesía entonces, la posible respuesta a la falta de visión, de credibilidad y de carisma? ¿Qué será de la izquierda europea? Los viejos sabios reunidos en Après la gauche coinciden: “Tenemos que reinventar el futuro”.Anna SchwarzFuente: cafebabel.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>