Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La unión de transferencias: los países ricos deberían ayudar a los países pobres


Solidaridad es transferir las riquezas.
La Unión Europea ha entrado en una nueva fase, la de la “transferencia de riqueza”, considera Arie Elshout, corresponsal del Volkskrant. Para el periodista, el “juego de los miles de millones” en torno a Grecia podría ser el principio de un proceso estructural que, en nombre de la unidad, obligue a los países ricos a transferir una parte de su riqueza a los países en crisis.

En opinión de Elshout, “es imposible desplumar a un pollo y también lo es devolver el rescate de miles de millones. Especialmente si el pollo posee un arma con la que chantajear: ‘Si yo caigo, todos caerán conmigo’”.

Los países más ricos de Europa tienen dos opciones. La primera, la que el periodista denomina “el dilema del alpinista”: “Se deja a los heridos atrás, para evitar que el resto también perezca. En resumen, o se crean dos grupos dentro de los países del euro, o bien, se abandona el euro”.

La segunda solución es “la transferencia de riqueza”. “El economista y premio Nobel americano Paul Krugman lo denomina “la unión de transferencias” y consiste en que los Gobiernos fuertes ayuden automáticamente a los más débiles”.

Para Arie Elshout, puede optarse por esta segunda alternativa “sobre la base del bonito principio de solidaridad y de la convicción de una Europa unificada. Pero los políticos deberían entonces legitimar esta decisión de manera democrática y ser honestos al decir que esos miles de millones no son abstractos, sino que habrá que aportarlos. Serán los contribuyentes, los propietarios, los pensionistas, los padres de niños y adolescentes en edad escolar, los beneficiarios del sistema de salud, los consumidores de arte y cultura. En resumen, serán ustedes».

Esta evolución va a modificar el concepto de solidaridad entre europeos sobre el que se sustenta la UE, consideran Ryszard Petru y Pawe? ?wieboda. En las páginas de Gazeta Wyborcza, el presidente de la Sociedad de Economistas Polacos y el del think tank [laboratorio de ideas] de Europa opinan que, con la crisis, Europa ya no se divide “entre ricos y pobres según un eje Este y Oeste” sino “entre un Norte conservador y un Sur despilfarrador y sin perspectiva”.

De hecho, la solidaridad puesta en práctica durante las ampliaciones de 2004 y 2007 cede su puesto a una nueva solidaridad que, según constatan ambos autores, tiende a reflotar a los países periféricos de la zona euro para salvar las instituciones financieras del próspero centro. Pero ello crea problemas y debería romperse el círculo vicioso de los nuevos préstamos, disimulados bajo el eufemismo de “mecanismos europeos”. Ryszard Petru y Pawe? ?wieboda abogan por concentrarse sobre lo que favorece el crecimiento en el conjunto de la UE: el aumento de la productividad.

Fuente: Volkskrant-Presseurop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>