Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

China: “Si Europa lo necesita, le daremos la mano”


China se ofrece a ayudar a Europa.La cumbre bilateral de Berlín se cierra con proyectos por 10.600 millones y la confianza de Wen Jiabao en que la eurocrisis sea una ‘dificultad temporal’La modesta y discreta Villa Libermann, a orillas del Wansee, fue el primer escenario del mayor contacto bilateral chino-alemán realizado hasta la fecha: 13 ministros y 200 hombres de negocios por parte china, y sus correspondientes alemanes. En ese marco, a apenas 300 metros del lugar donde, en 1942, se decidió la “solución final” del holocausto judío, la Canciller Angela Merkel y el primer ministro chino, Wen Jiabao, posaron para los fotógrafos.Fue el primer acto de la “consulta gubernamental chino-alemana”, un formato que Berlín ha practicado con Estados Unidos, algunos socios europeos (Polonia, Francia y España), países especiales como Israel, y que ahora empieza a practicarse con indios y chinos. Tras las fotos, vinieron los contratos y acuerdos. Un total de 22, de los que cinco de ellos tienen importancia económica, incluso si se restan las fábricas e inversiones redundantes que se han vuelto a firmar para la ocasión. En total 10.600 millones de euros en proyectos, ventas e inversiones.Airbus vende 62 aviones A-320 a China por 7.500 millones de dólares, Daimler invertirá 2.000 millones, Volkswagen creará dos nuevas fábricas en China, en Yizheng y Foshan, BASF creará un gran complejo de 800 millones en Chongqing, y Siemens firma un acuerdo de cooperación con el gobierno chino en línea con las directrices del duodécimo plan quinquenal chino, que pone gran énfasis en las renovables y la protección medioambiental. Quizá sea este el acuerdo con mayor futuro. Alemania ya tiene 4500 empresas de ese sector, estratégico para China, destacadas allá.Mutua dependenciaChina quiere recibir tecnología alemana y Alemania es más liberal en ese ámbito que Estados Unidos. A cambio de esa tecnología, Alemania recibe oportunidades de negocio. Ahora Merkel también pide que China invierta en Alemania…. Por su mutua imbricación, los dos países están directamente interesados en la estabilidad económica del otro.China es el segundo destino de las exportaciones alemanas fuera de Europa. Recibe el 5,6% de la exportación germana, sólo por detrás de EE.UU, mientras que Alemania es el sexto destino exportador de China y recibe el 30% del comercio chino con Europa.El incremento de la exportación alemana a China casi se ha doblado en los últimos cuatro años. Para Alemania ha sido como agua de mayo, pues junto con los incrementos exportadores hacia Brasil y Estados Unidos, ha compensado con creces lo que le ha restado en Europa la crisis de los países meridionales. Sin embargo se espera que esta bendición remita en 2012, con el previsto enfriamiento de la economía china.Las dos grandes potencias exportadoras, tan diferentes en su posición en la globalización, la una dominante y central, la otra subalterna y mucho menos desarrollada pero con gran energía vital, tienen en común su excesiva y arriesgada exposición a los vaivenes del comercio global en los revueltos tiempos de crisis. La gran diferencia es que mientras China, desde hace años, intenta modificar su modelo de desarrollo potenciando su consumo interno, Alemania se mantiene en el suyo sin cambios: incrementa su superavit exportador, lo que complica los déficits y desequilibrios internos de la zona euro.Apoyo al euro y ritual humanitario“Si Europa lo necesita, le daremos la mano”, dijo Wen, cuyo gobierno compra deuda europea, española, húngara y griega, convencido de que el actual pinchazo de la eurocrisis es “temporal”. China lleva años diversificando la colocación de sus enormes reservas de divisas, tres billones de dólares, de los que una cuarta parte, se estima, ya están en euros. La actual crisis, nacida de una ideología económica estadounidense, ha desprestigiado al dólar como divisa global, lo que aumenta la emigración hacia otras monedas. China se pone a tono con una nueva pluralidad de fuerzas globales, de la que forma parte.Este gran cuadro arrincona en un margen los habituales reproches sobre derechos humanos, siempre muy presentes en los medios de comunicación europeos y particularmente en los alemanes. Merkel fue lógicamente suave al respecto. Cumpliendo con un ritual dirigido al consumo interno alemán, se refirió al artista disidente chino Ai Wei Wei y a su colega Hu Jia, ambos liberados para la ocasión por el gobierno chino. Con cinco guerras e intervenciones abiertas sobre la mesa, mientras sus fuerzas especiales, misiles inteligentes y aviones no tripulados siembran altruismo en, Iraq, Afganistán, Paquistán, Libia y Yemen, Occidente sigue dando lecciones de derechos humanos que China no le pide.65 millones de casas vacíasChina es un pilar fundamental de la economía exportadora alemana, pero ¿es sólido? Uno de sus fantasmas es la burbuja inmobiliaria. China es un levante español a lo grande, con 65 millones de apartamentos vacíos en 660 ciudades que podrían albergar a 200 millones de personas, estima la compañía nacional de electricidad, que cuenta viviendas sin consumo eléctrico durante seis meses seguidos. El valor nominal del suelo inmobiliario en Pekín se acercó en 2010 a los 20 billones de dólares, cuando el PIB de EE.UU. fue de 14,5 billones. La prensa china ironizó que con el suelo de Pekín se podía “comprar América”. Combinando los valores de Pekín y Shanghai (30 billones), el monto equivalía a los Pibs de los cinco países más desarrollados: EE.UU., Alemania, Japón, Francia e Inglaterra. La burbuja se ha hinchado aun más como consecuencia de la caída de beneficios en la manufactura (que se resiente de la contracciones del mercado europeo y estadounidense) y de la emigración de capital especulativo provocada por tipos de interés muy bajos en Estados Unidos. A diferencia de la crisis de las “subprime” de EE.UU, en China las viviendas se construyen con capital local y apenas están lastradas por hipotecas. En 2010, más de una cuarta parte del crédito bancario se dirigió al sector inmobiliario. El riesgo de una quiebra quizá sea menor, pero ahí está.Alemania representa el 30% del comercio chino con EuropaIntercambio comercial: 130.000 millones de euros en 2010, 34% más que en 2009. Objetivo: llegar a 200.000 millones en 2015.Exportación alemana a China (2010): 54.000 millones (Maquinaria,31%, Coches y accesorios,25%, electrónica,10%, Productos químicos, 8%, otros 26%).Presencia alemana en China: 7000 empresas, 4500 de ellas de energía y protección ambiental.Exportación china a Alemania (2010): 76.000 millones (Electrónica,35%, ropa y textil,13%, electrotecnia,8%, maquinaria 4%, productos químicos, 4%, otros, 36%)Interés alemán: estabilidad mercado exportador, atraer inversiones chinas.Interés chino: estabilidad mercado exportador, transferencia de tecnología alemana.Euro: China tiene en euros la cuarta parte de sus reservas que ascienden a 3 billones de dólares (estimación).Rafael Poch, Berlín.Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>