Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Ser positivo es una inversión rentable


«Aprender a sentir y pensar en positivo es una inversión rentable»
El prestigioso psiquiatra sevillano Luis Rojas Marcos destacó la importancia del «optimismo» en su discurso de ingreso como académico de honor en la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla. «Aprender a sentir y pensar en positivo es, con seguridad, una inversión rentable», defendió ayer Luis Rojas Marcos en su discurso sobre «La ciencia del optimismo».

Rojas Marcos, a quien presentó quien fuera su profesor de Psicología Médica en la Universidad de Sevilla, Jaime Rodríguez Sacristán, manifestó que «trabajando en el mundo de la enfermedad aprendí muy pronto dos lecciones. La primera es que el pensamiento positivo tiene un inmenso poder reparador. La segunda, que éste abunda entre las personas mucho más de lo que nos imaginamos». En declaraciones a ABC, recordó que «el estudio científico del optimismo es nuevo porque hasta hace poco nos dedicábamos a curar enfermedades. Pero eso no basta. Hay que curar las cualidades del ser humano que nos ayudan a superar la adversidad, lo que se conoce como el sistema inmunológico emocional. En los últimos veinte años se ha empezado a estudiar el optimismo, la capacidad de adaptación…».

A su juicio, «la persona optimista tiene esperanza, se acuerda de las veces que superó adversidades. Cuando se enfrenta a un momento difícil no piensa que durará siempre y cree que puede hacer algo para superarlo o disminuir su impacto. La persona optimista localiza el control dentro de ella misma, en lugar de decir “Que sea lo que Dios quiera”». Para este psiquiatra, en el optimismo influyen los genes y los factores ambientales, aunque también «te lo tienes que trabajar y no es fácil porque requiere tiempo y esfuerzo».

Asimismo, Rojas Marcos, hasta 2002 responsable de los hospitales públicos de Nueva York, mencionó a Freud para decir que «una dosis razonable de amnesia selectiva nos ayuda a sobrevivir». «La verdad es que el olvido cura muchas heridas de la vida», dijo ayer en su discurso, refiriéndose a la pérdida de seres queridos, agravios o calamidades. «Distanciarse de un ayer penoso facilita el restablecimiento de la paz interior y anima a “pasar página” y abrirse de nuevo al mundo», dijo Rojas Marcos, quien, por el contrario recordó que «quienes permanecen estancados en el ayer doloroso de su autobiografía es que viven prisioneros del miedo o del rencor, obsesionados con los malvados que quebrantaron su vida, lo que les impide cerrar la herida». «Quienes hacen las paces con el pasado, por fatal que éste sea, se liberan, se reponen», concluyó.

M.J. Pereira

Fuente: ABC Sevilla

1 comentario

  1. YOLANDA CLUA Responder

    Debemos cerrar puertas que nos han sido adversas, para abrir, ventanas favorables el individuo/a , debe sentir que no esta sólo en esto, que hay muchos como el ; no podemos vivir con rencor ni con odio por que ello ,nos llega a ofuscar el pensamiento;- es un problema existencial ,debemos abatir las flaquezas que nos hacen débiles e intuir que hay algo mas allá que nos espera con aptitudes positivas. un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>