Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Indignados, cabreados y buscando un cambio positivo


La indignación contra la crisis toma las calles.Indignados. Enfadados. Hartos. Decenas de miles de personas se manifestaron en más de 50 ciudades españolas convocadas por la plataforma ciudadana Democracia Real Ya. La concentración de más envergadura tuvo lugar en Madrid, donde miles de personas consiguieron colapsar el centro de la ciudad.La columna de gente discurrió desde la plaza de Cibeles hasta la Puerta del Sol. Jóvenes, padres con sus hijos, ancianos… La plataforma consiguió reunir a un público de todas las edades y generaciones.Las críticas a políticos, partidos y banqueros, al rescate de entidades financieras, a la precariedad laboral, a los recortes sociales y a la actual Ley Electoral colmaban los lemas y pancartas. “Violencia es cobrar 600 euros”, rezaba una pancarta. “No es una crisis, es una estafa”, se leía en un cartel portado por muchos manifestantes. Las referencias a Islandia, donde la población ha rechazado ya dos veces en referéndum pagar por la quiebra de sus bancos, fueron también frecuentes.El rescate de Caja Castilla La Mancha costó 9.000 millones, dijo TaiboGabriel e Isabel, de 38 y 36 años de edad, iban a la cabeza de la manifestación junto a sus hijos pequeños. “No hace falta ser joven para no tener futuro”, explicaban. Isabel, cuya empresa cerró hace meses por la crisis, se mostraba muy crítica con los sindicatos. “Nos han vendido. Muchas empresas están despidiendo por crisis inexistentes con el beneplácito de los sindicatos”, aseguraba.Al final, portavoces de la plataforma leyeron un manifiesto que denunció la perversión del concepto de democracia por parte de “los poderes económicos y políticos”. “Hemos dejado de lado los intereses particulares para centrarnos en lo que nos une a todos; la indignación frente a los abusos del Gobierno, los políticos, las entidades financieras y las grandes corporaciones”, señalaron.Los convocantes defendieron la necesidad de un “futuro digno, solidario y sostenible” con una “participación ciudadana justa” y abogaron por servicios públicos de calidad y por la reforma de la Ley Electoral. “Nos están recortando la democracia con un neoliberalismo deshumanizador y destructivo”, clamaron. Una gran pancarta enorme se desplegó: “No son rescates, son chantajes. Vuestras crisis nos las pagamos”.El politólogo Carlos Taibo dirigió unas palabras a los manifestantes. Taibo denunció la legislación “laxa” contra los paraísos fiscales y criticó decisiones del Gobierno como la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio y la subida del IVA. Recordó que el objetivo de las medidas aprobadas hace un año era recortar el gasto en 15.000 millones, mientras que el rescate de Caja Castilla La Mancha costó 9.000 millones tan sólo un año antes.Por la igualdad, el progreso y la solidaridadPrioridadesLas prioridades han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad.Derechos básicosDerecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.ObstáculosEl funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso.Ansia y acumulaciónEl ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos.Ana Requena AguilarFuente: Público

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>