Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

10 consejos para ser su propio jefe


Diez consejos para transformar su hobby en un negocio.
¿Qué le encanta hacer? Ahora, imagínese si pudiera convertir esa diversión y pasión en un emprendimiento lucrativo.
Hoy en día muchos lo hacen. Cansados de ser la siguiente víctima de una ronda de despidos, enfermos de lidiar con la política de una oficina, o simplemente hartos de la monotonía de su carrera, estas personas están hallando maneras que convertir su pasatiempo en una vocación de tiempo completo.
Por supuesto, como en el caso de cualquier nuevo emprendimiento, se corren riesgos. A continuación, 10 consejos que podrían ayudarlo a hacer una transición exitosa de un pasatiempo a un negocio.

1. Evalúe su factor de “placer”. ¿Convertir una actividad de ocio favorita en una empresa sería algo demasiado bueno? Algunas personas descubren que sí cuando hacen el cambio, pierden la felicidad que les daba hacerlo. Medite un tiempo para determinar cuánto en verdad ama su pasatiempo y si seguiría disfrutándolo después de convertirlo en una actividad comercial.

2. Evalúe el mercado. Digamos que le gusta decorar pasteles, y sus amigos y familiares siempre la halagan por eso. ¿Hay gente que estaría dispuesta a pagarle por su talento? ¿Su talento ha crecido al nivel de otras personas en el mercado? Sea honesto consigo mismo. Recuerde, la familia y los amigos tienden a decir cosas bonitas. Si la respuesta es sí, entonces pregúntese cómo podría sobresalir de la competencia. Quizás podría llenar un nicho especial u ofrecer precios más bajos que los de los competidores.

3. Ponga su precio. Es importante cobrar lo suficiente por un producto o servicio para generar ganancia. Para determinar el precio correcto, necesita sumar sus gastos y calcular los factores intangibles, como el tiempo que le demanda la tarea. Luego pregúntese si la gente estaría dispuesta a pagar esa cantidad.

4. Pruébelo. Siempre es bueno probar las aguas primero, así que considere iniciar su negocio como un trabajo de medio tiempo sin abandonar su empleo formal. Sólo recuerde que los clientes igual esperarán el tipo de servicio que obtendrían de una operación de tiempo completo. Esté preparado para poner todo de su parte y manejar el crecimiento de su negocio con cuidado.

5. Haga el cálculo. Estime el capital de su empresa, la cantidad de dinero que necesitará para ponerla en pie y operarla, y su capital de trabajo, la cantidad que necesitará para mantenerse a flote hasta que genere rentabilidad. De esta manera sabrá cuánto dinero puede gastar y en qué debería invertirlo primero y en qué después, lo que le ayudará a evitar quedarse sin fondos muy pronto.

Mientras tanto, intente deshacerse de la mayor cantidad de deuda posible. “Es difícil pagar por dos autos, pagar una hipoteca sobre una casa que está sobreapalancada, pagar préstamos estudiantiles y perseguir un sueño a la misma vez”, dice Rusty Meador, que en 2009 convirtió su pasión por la carpintería en Beach & Bam, una compañía de restauración de casas en Carolina del Norte. Estar libre de deudas hace que fundar un negocio sea más divertido y menos estresante, añade.

6. Hágalo bien. Empiece a tratar su hobby como un negocio de verdad en vez de sólo un pasatiempo. Implemente un sistema de contabilidad para seguir la cuenta de sus ingresos y gastos. Abra una cuenta corriente y saque una tarjeta de crédito para su negocio. Y consulte con un experto legal o tributario sobre si debería crear una entidad legal aparte para su empresa, como una corporación o una sociedad anónima.

7. Escoja un nombre. El nombre de su negocio es el principio de su nueva marca, así que escójalo bien. Asegúrese de que sea fácil de recordar y escribir, y que sugiera la naturaleza de su empresa. También averigüe si la dirección electrónica del nombre que ha elegido está disponible. No querrá confundir a los clientes utilizando un nombre con un sitio web distinto.

8. Decida su estrategia de distribución. ¿Cómo va a vender su producto o negocio? ¿Desde dónde va a operar? Algunos negocios que nacen de pasatiempos sólo venden a través de ferias comunitarias, mercados de pulgas o vía Internet. Otros escogen vender a concesión. Si planea trabajar desde su casa, debe asegurarse de que su zona permite la apertura de negocios que operan desde viviendas. Averigüe con la asociación de vecinos así como con su municipalidad sobre lo que necesita, ya sea una licencia, permiso o aprobación especial.

9. Construya una presencia en Internet. Hoy en día, todo pequeño negocio necesita una presencia en la web. Es el equivalente moderno a estar listado en la guía telefónica. Sin embargo, un sitio web creíble no necesita demasiados adornos ni exige una gran inversión. Hay muchas herramientas de bajo costo de diseño de sitios web que son fáciles de usar. Otra alternativa es crear un blog o un perfil en una red social que represente su negocio, o podría listarlo en un directorio de negocios en línea. Otra opción es abrir una tienda dentro de un mercado en Internet como eBay.com o Etsy.com. Algunos pequeños negocios nuevos también han tenido éxito vendiendo productos en Craiglist.

10. Cree un plan de marketing. Si no tiene fondos para invertir en marketing, hay recursos excelentes que cuestan casi nada. Por ejemplo, podría crear una página en Facebook u ofrecer incentivos a quienes lo sigan. También podría permanecer en contacto con clientes frecuentes o potenciales a través de un boletín en línea.

Susan Solovic
Fuente: WSJ Américas

3 comentarios

  1. Guillermo Responder

    Que genial!! En 1995 un oeriodista visionario conocido , publicó un libro denominado “Como ser su propio jefe” Guía para Trabajar por cuenta propia: Evidentemente se adelantó a los tiempos como todo visionario. Recomiendo conseguir un ejemplar que fué editado en Barcelona pop el Grupo Editorial Ceac En 1995. Muy bueno el artículo de
    Susan Solovic. El autor del libro mencionado es Jorge Ignacio Dobner. Escritor, Periodista, Investigador, Pensador y
    Filósofo.

    1. En Positivo Responder

      Memoria de un chaval de 20 años, gracias por lo de filósofo.

  2. cursos de empresa Responder

    Muy buen aporte. Ser emprendedor no es fácil hoy en día. La ardua competencia que existe en el ámbito comercial exige la formación oportuna de los empresarios antes de dar comienzo a su idea de negocio. La capacitación previa ayudará a prevenir errores comunes que demorarían el logro de los objetivos o, peor aún, pondrían en peligro la continuidad de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>