Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Salir corriendo a cambiar el mundo


El 3 de Marzo pasado, escribíamos éste editorial en nuestra web. Algo esta cambiando, volvamos a leerlo y felicitémosnos todos…

Abrir los ojos, cambiar la realidad.
Opinión de Jorge Dobner.

El Roto, excelente humorista que publica sus viñetas en el diario español El País, resume esta semana una visión de la realidad que nos toca vivir: “La realidad hace daño a la vista, cierre los ojos”.
Si repasamos lo que nos toca vivir, tenemos la sensación no sólo de querer cerrar los ojos sino, de querer salir corriendo.

Para ocuparnos de la realidad, el camino es conocerla a través de los propios protagonistas. Un breve repaso a hechos y noticias significativas:
“El FMI hace autocrítica de su incapacidad para prevenir la crisis”.
“Gordon Brown, ex primer ministro inglés reconoce que estuvimos al borde del colapso total y afirma que no podemos seguir como hasta ahora y que hace falta una autoridad financiera global”.

Ahora, se sabe que las siguientes frases fueron expresadas por personajes muy emblemáticos del poder financiero mundial:
“La banca ha tenido una conducta irresponsable”, Warren Buffet, uno de los hombres más ricos del mundo.
“La crisis se ha producido por que se ha dejado que la banca cometa un fraude generalizado”, frase que aparece en un documento oficial del G20.
“Los directivos de los bancos que han recibido dinero del estado y ahora pagan bonos son unos sinvergüenzas”, Alan Greenspan ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Obviamente es difícil esperar que gobiernos conservadores o liberales vayan a cambiar mucho el curso de los acontecimientos pero lo más grave, es que algunos gobernantes socialdemócratas como Zapatero en España, suspendan cualquier examen como socialistas al someterse al poder de los mercados y verlos aplicar como estudiantes muy avanzados, una política de corte más que liberal: ayudas a bancos, a grandes empresas y todos los recortes sociales posibles con una política fiscal que deja intactos a los que más lucraron con burbujas y pelotazos de todo tipo.

Y el colmo de los colmos: cuatro propuestas parlamentarias en el parlamento español, han sido rechazadas por populares y socialistas para limitar los efectos nefastos de una ley hipotecaria que castiga a los más desfavorecidos que no sólo son desahuciados de sus casas, sino que además tienen que seguir pagando el resto de sus vidas.

En definitiva, es desalentador ver a supuestos progresistas hacer el trabajo sucio de los sectores más conservadores mientras, en conjunto los poderes y sus aliados en los gobiernos, siguen insistiendo en la vieja doctrina del FMI que representa a los intereses de siempre y que ya mostró su fracasó en el Tercer Mundo.

Urge tomar conciencia de la gran disyuntiva que se plantea: sacrificar y hundir a las economías locales para pagar la deuda a los acreedores responsables de la gran crisis o obligar a cargar a la banca y sus aliados con sus propias pérdidas y rescatar la prosperidad y una mínima igualdad social.

Pero siguiendo con el ejemplo de Zapatero, es lamentable que se olvide de cómo llegó al poder: por las mentiras de Aznar y por la movilización de los más jóvenes.
Los mismos, que se movilizarán para las próximas elecciones contra este tipo de políticas y que lamentablemente acentuará la debacle de alternativas progresistas.

Pero a no desesperar. Con todo lo que esta pasando en el mundo todo es posible, estamos a tiempo de poder cambiar el curso de los acontecimientos no con formulas mágicas o sólo con pensamientos positivos sino actuando y ocupándonos de lo que nos preocupa.

No se trata de si nos gusta o no la política y quienes la ejercen, se trata de nuestra vida personal y comunitaria. No hagamos política, hagamos comunidad.
Para ello, hay que participar, movilizarse de todas las formas posibles para exigir recuperar el rumbo hacia un sistema global más justo, más igualitario y un poco más positivo.

Hay que vencer el desánimo, hay que abrir los ojos y salir corriendo a cambiar el mundo.

Jorge Dobner
En Positivo

En Positivo no se identifica necesariamente con las opiniones publicadas que reflejan el pensamiento del columnista excepto, cuando los editoriales o artículos son firmados por la propia redacción.

6 comentarios

  1. Marisa Responder

    Buenos días Jorge

    Soy Marisa. Me parece muy interesante tu artículo y coincido plenamente en que nos hemos de movilizar para poner fin a tanto abuso. Por la pasividad con la que nos lo tragamos todo, ellos deben pensar que van en el buen camino y claro a uno lo albardan tanto como se deja. Lo que no contemplan es la posibilidad de que la liga les de en toda la cara porque de tanto estirar llega el momento, como el de ahora en los paises árabes, en que la gente ha soltado el otro extremo.
    Los momentos que vivimos no dejan de ser inquietantes puesto que la masa que se moviliza no es la misma que lo hizo a mediados del siglo pasado; ahora son gente mucho màs preparada y no sólo reinvindica un trabajo más digno y mejor pagado sino el fin de los abusos y las milongas que nos han estado colocando durante demasiados años.
    Muy acertado el lema : hagamos comunidad no política, pongámonos cada cual a hacer nuestros deberes y no perdamos de vista que a pesar de los pesares el mundo avanza y estamos mejor que en tiempo pretéritos.

    1. En Positivo Responder

      Gracias Marisa, publicado hoy en nuestra web y en Facebook:

      http://www.facebook.com/pages/En-Positivo/163285315074

      Tema interesante para que se debata mas ampliamente en facebook.

      En Positivo

  2. miguel Responder

    Acabode descubrir esta pagina, los felicito, muy buena, creo firmemente en que hay que pensar en positivo y sobre todo en hacer comunidad,
    saludos.

  3. 1indignado Responder

    Totalmente de acuerdo con la necesidad de espabilarnos que expresa este artículo. Sobre este tema recomiendo el editorial de Le Monde Diplomatique de Febrero-2011

    http://www.monde-diplomatique.es/?url=editorial/0000856412872168186811102294251000/editorial//?articulo=efb333b9-301f-4a1f-bfc6-8a13460f9901

    que es una estupenda reseña de Ignacio Ramonet del libro ¡Indignaos!, (ya en librerías, regalo ideal para nuestros hijos adolescentes) con datos de la sorprendente biografía de su autor.

    Para hojearlo antes de comprarlo, en http://www.attacmadrid.org/?p=3798 hay una reproducción del artículo de Ramonet y un enlace gratuito a la traducción del libro.

  4. 1indignado Responder

    Perdón por la omisión en el comentario anterior: El autor de ¡Indignaos! es Stéphane Hessel

  5. isa Responder

    Muy claro y bueno el articulo. Por eso resulta mas deprimente el resultado d elas elecciones municipales. Es que los despiertos no van a votar?? o es que somos muy pocos?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>