Sábado 24 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Zapatero abre un nuevo escenario político en España


Lo mejor para España y para el PSOE.
Sin dramatismo, sin solemnidad, aunque con pronunciadas ojeras, Zapatero ha hecho pública una decisión que tenía tomada desde que entró en La Moncloa. El silencio sepulcral de los miembros del Comité Federal fue el único elemento teatral del momento. Casi 11 años después de llegar a la Secretaría General del PSOE, Zapatero se ha despedido de su tercera candidatura a la Presidencia del Gobierno sin dramatismo, con sobriedad, sin épica, sin literatura, sin emotividad y sin aspavientos. Como si estuviera hablando a un grupo de amigos. Un líder que se ha caracterizado por sus discursos floridos, elige para despedirse una intervención sobria, desnuda de metáforas, casi de trámite.

Zapatero cumple así su palabra -ahora sí- de hacer lo mejor para España, para el PSOE y para su familia. Lo mejor para España porque la limitación de mandatos, aunque sea voluntaria, es buena para la democracia. Después de Aznar y Zapatero, ya ningún presidente se atreverá a permanecer en el cargo más de dos legislaturas. La limitación de mandatos, pues, es una realidad ya en este país, aunque no figure en las leyes. Lo mejor para su partido, el PSOE, porque su falta de credibilidad era un lastre pesadísimo para las expectativas electorales del partido. Sus votantes le habían abandonado tras haber cambiado a los sindicatos por Emilio Botín y las políticas sociales por la prima de riesgo. Y lo mejor para su familia, su mujer y sus dos hijas, que tal vez recuperen su vida normal.

El anuncio de Zapatero abre un escenario político completamente nuevo en España. El presidente del Gobierno gobernará el país, pero resigna el liderazgo de su partido.

No es una situación inédita. Aznar renunció a ser el líder del PP en agosto de 2003 a favor de Mariano Rajoy y se mantuvo como presidente del Gobierno hasta las elecciones marzo de 2004. La despedida de Zapatero obligará a resituarse en el escenario a todos los agentes del sistema. Desgastar a Zapatero será inútil por parte de la oposición. Y hasta que los socialistas no elijan candidato no sabrán a dónde hay que apuntar, aunque de momento es Rubalcaba la víctima. El PSOE se ve abocado a un escenario de primarias en el que las tensiones internas serán inevitables, y el Tea Party se queda huérfano.

Lucía Méndez
Fuente: El Mundo.es

Artículos relacionados:
Elecciones ya!
Ciber-indignación en España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>