Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

La companía disminuye la desdicha


Los riesgos de la felicidad ajena.
Ser infeliz en un entorno de alegría puede profundizar los sentimientos negativos de la persona.
¿Al desdichado le hace bien la compañía? Un interesante nuevo estudio sugiere que eso podría ser cierto.
Investigadores que estudian cómo la sensación de bienestar de las personas varía de un lugar a otro decidieron comparar sus hallazgos con las tasas de suicidio. El resultado fue sorprendente: los sitios más felices a veces son también los que presentan las tasas más altas de suicidio.

“Las personas descontentas que se encuentran en un lugar feliz pueden sentir que son tratados con especial dureza por la vida”, sugirió Andrew Oswald, de la Universidad de Warwick, en Inglaterra.
O, dicho de otro modo por su colega Stephen Wu, del Hamilton College de Nueva York, Estados Unidos, aquellos desdichados que se hallan rodeados por personas infelices quizá no se sientan tan mal.
Pero Wu pidió cautela en sacar conclusiones al decir: “No creo que eso signifique que si uno no es feliz debería estar alrededor de otras personas que tampoco lo sean”.

Escalas paralelas
El estudio colocó al estado de Utah en el primer lugar en la escala de bienestar de los Estados Unidos, pero también lo ubicó en el noveno puesto en la escala de tasa de suicidio de ese país. En contraste, el estado de Nueva York se ubicó muy bajo, en el puesto 45 del ranking de bienestar, e incluso más bajo -en el puesto 50- de la escala de tasas de suicidios.

Los investigadores obtuvieron estos rankings de una encuesta federal sobre factores de riesgo comportamental y las tasas de suicidios de la Oficina de Censos de los Estados Unidos.
Sonja Lyubomirsky, una profesora de psicología de la Universidad de California en Riverside, Estados Unidos, que no participó de la investigación, coincidió en que vivir entre personas que, en promedio, están bastante satisfechas con sus vidas, cuando uno no lo está, puede hacer que uno se sienta aún más miserable.
En un reportaje realizado vía e-mail, Lyubomirsky comentó que los hallazgos le recuerdan un efecto que los investigadores han discutido en casos en que una ciudad cuya reputación es la de ser un buen lugar para vivir también tenía tasas altas de suicidios.

La idea es que “si uno es infeliz allí, saca la conclusión de que algo malo le debe estar pasando o de que nada es capaz de hacerlo feliz, de modo que uno es más propenso a deprimirse y quitarse la vida”, dijo Lyubomirsky, cuya investigación se centra en la felicidad y el bienestar.
De todos modos, agregó, otras cosas también pueden estar en juego. La investigadora sugirió que debe haber otros factores que las comunidades con altas tasas de satisfacción tengan en común y que puedan ser asociadas con elevadas tasas de suicidio. Por ejemplo, si tienden a ser más rurales, lo que puede significar que las personas allí están más aisladas. O creencias religiosas que varían de ciudad a ciudad y que también puedan tener efecto, señaló.

John F. Helliwell, de la Universidad de la Columbia Británica, de Canadá, que ha estudiado el bienestar y las tasas de suicidio internacionales, dijo que los suicidios tienden a tener sus picos cuando los días son más largos, “no cuando los días son más cortos, como se suele pensar”.
Investigadores han sugerido que cuando las personas que son infelices ven a otras felices en situaciones sociales como un picnic, por ejemplo, eso puede hacerles recordar su situación de crisis.

Diferentes culturas
El nuevo estudio, que ha sido aceptado para su publicación en la revista Journal of Economic Behavior & Organization, evaluó las tasas de bienestar y las de suicidio de los 50 estados de los Estados Unidos y de Washington DC.
En la cima del ranking de bienestar se encuentran Utah, Louisiana, Colorado, Minnesota, Wyoming, Hawai, Arizona, Delaware, Florida y Nevada. Cuatro de esos estados también se ubican en el top ten de la escala de suicidio.
Wu señaló que los estudios internacionales han hallado que los países escandinavos también cuentan con altos niveles de satisfacción y altas tasas de suicidio.

Pero los investigadores dijeron que debido a las diferencias que existen entre las distintas culturas y entre los diferentes sistemas de registro del suicidio, es difícil establecer comparaciones entre un país y otro.
Para llevar adelante su investigación, Wu y sus colegas utilizaron información que había sido recolectada por el gobierno federal de los Estados Unidos a través de su Sistema de Encuesta de Factores de Riesgo Comportamental, una encuesta mensual diseñada para recolectar información sobre salud e identificar poblemas emergentes.

Una de las preguntas de la encuesta solicita a la persona que diga tan satisfecha está con su vida, y sus respuestas por parte de personas de entre 18 y 85 años conforman la base de la evaluación del bienestar. La encuesta se realiza en más de 350.000 personas cada año. La escala de suicidios empleada por Wu procede de información sobre causas de mortalidad perteneciente a la Oficina de Censos.

DIXIT
“Las personas descontentas, en un lugar feliz, pueden sentir que son tratadas con especial dureza por la vida”.

Andrew Oswald
Universidad de Warwic
Fuente: AP-La Nación

1 comentario

  1. Miguel Responder

    SIn ser un especialista en Psicología creo que lo que puede reflejar el estudio es otra cosa: personas que han luchadon por alcanzar algo (material o inmaterial) y al lograrlo se preguntan “Y ahora ¿qué?” Pensaron que al ir alcanzando metas serían más felices y la felicidad habita en uno mismo: estar bien con lo que haces. Si se da esta premisa pienso que podemos estar contentos, aunque no tengamos un buen trabajo, ni el último modelo de móvil , ni… tododesoque identificamos a menudo con prestigio, buena posición, etc. No quiero decir que estando a gusto no deseemos mejorar, sino que estar agusto y satisfecho te permite seleccionar objetivos que merecen la pena y otros que no tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>