Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Islandia estudia la posibilidad de canalizar el enorme potencial de su energía geotérmica para venderla a Europa


Islandia proyecta el mayor cable submarino del mundo para vender a Europa energía geotérmica.
El momento no puede ser más propicio: Islandia está sumida en una profunda crisis económica y el norte de África, prominente suministrador de hidrocarburos a Europa, vive tiempos convulsos. La mayor empresa energética islandesa está estudiando la posibilidad de canalizar el enorme potencial de su energía geotérmica y volcánica para venderla a Europa, a través del que sería el mayor cable energético submarino jamás construido, entre 1.200 y 1.900 kilómetros en función del país de destino.

El mismo volcán que el año pasado obligó a dejar en tierra miles de vuelos en todo el Atlántico norte podría suministrar luz a las pistas de aterrizaje del continente europeo. El volcán Eyjatjoell es sólo una de las chimeneas de la gran caldera de magma que existe bajo la isla y que permite a los islandeses disponer de calefacción y agua caliente gratis. El 85% de la energía que consume el país procede de fuentes geotérmicas.

El proyecto de Landsvirkjun pretende exportar 5 Terawatios hora (5.000 millones de Kw hora), lo que al precio actual de la energía en Europa supondría ingresos por valor de entre 250 y 320 millones de euros para el país (la empresa está participada en un 75% por el estado islandés). Esa energía equivale al consumo anual de 1,25 millones de hogares europeos.

El proyecto empezó a gestarse el año pasado y “no sabremos si es factible hasta finales de éste, una vez que tengamos información más clara”, según una portavoz de la empresa energética en declaraciones a AFP. Según la empresa, entre los potenciales países de llegada de la electricidad se barajan Reino Unido, Holanda, Noruega y Alemania. Noruega es el país continental más próximo a Islandia, a 970 kilómetros de distancia, aunque la costa norte escocesa está a “sólo” 800 kilómetros.

El cable eléctrico submarino más largo del mundo lleva electricidad desde Noruega a Holanda. Mide 580 kilómetros y transmite 700 megawatios.

La economía islandesa se desmoronó a finales de 2008 por una gravísima crisis financiera. Desde entonces la economía está está basada principalmente en el sector pesquero y busca urgentemente su diversificación.

Iñaki Berazaluce
Fuente: lainformación.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>