Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

En la última década el mundo pasó de tener cinco a siete millones de científicos


El estado de la ciencia.Uno de los subproductos de la crisis económica en el hemisferio norte es el recorte de presupuestos para la investigación. Ocurre incluso en algunos de los países que juegan en la “Primera A” de la ciencia. Como Gran Bretaña, cuyos científicos están con cara larga porque calculan que, por efecto de la inflación, en los próximos cinco años la inversión se reducirá en alrededor de un 10%. “Gran Bretaña está invirtiendo menos en investigación hoy que en 1986, cuando Margaret Thatcher era primera ministra”, escribió recientemente Roger Highfield, editor de New Scientist . Y sir Martin Rees, el célebre astrónomo de la Royal Society, hizo un llamamiento a recuperar el esfuerzo.También en España, junto con el PBI cayó el gasto en investigación y desarrollo por primera vez en 15 años. Pero lo que llega como una sorpresa es el recorte del 23% del presupuesto nacional brasileño para la ciencia anunciado por la presidenta Dilma Roussef. Según informa Daniela Hirschfeld en SciDev.Net, la presidenta del Brasil vetó los números aprobados por el Congreso de ese país y los redujo de 4,9 mil millones de dólares a 3,84 mil millones, un 18% menos que en 2010.De acuerdo con la nueva edición de El estado de la ciencia, el informe dirigido por Mario Albornoz y producido por la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología, en la última década el mundo pasó de tener cinco a siete millones de científicos, el PBI de América latina y el Caribe se duplicó, y la inversión en investigación y desarrollo incluso superó este crecimiento. También las publicaciones latinoamericanas y del Caribe en el Science Citation Index (SCI) se duplicaron.Con casi 200 millones de habitantes, Brasil concentra casi la mitad de los investigadores y tecnólogos de la región (49,3%). La Argentina, con una población más reducida, tiene el 14,2%, pero la mayoría de sus indicadores están en alza: entre 1999 y 2008, la inversión en actividades científico-tecnológicas pasó del 0,52% al 0,61% del PBI, sus publicaciones en el SCI aumentaron de 4862 a 7618, el número anual de titulados de grado pasó de 55.016 a 94.909, y el de doctorados, de 218 a 746. Los resultados menos alentadores se registran en el rubro del patentamiento, en el que se observan pocos cambios. Otro dato interesante es que en la Argentina está creciendo el peso de las exportaciones industriales (que se mantiene en México y se reduce fuertemente en Brasil, donde pasó del 81% al 72% del total en sólo ocho años).Sólo con mantener el esfuerzo ya estaríamos alcanzando un logro considerable. Ni hablar si el impulso se multiplicara…Nora BärEs editora de la sección Ciencia/Salud del diario LA NACION y es especialista en periodismo científico. Pertenece a la International Science Writers.Publicado en: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>