Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Tiempos revueltos con brotes e ilusiones positivas


Estos días presenciamos como cientos de miles de ciudadanos y en varios lugares del mundo, comienzan a quebrar la sumisión al poder y pretenden ser los protagonistas de sus propios destinos.
Y en ésta nueva era para encontrar un nuevo orden mundial, la revolución en la comunicación juega un papel como nunca antes lo tuvo.

En medio de éste cambio vertiginoso, de gran velocidad para comunicarse y del nuevo rol de las redes sociales,  surgen algunos brotes positivos en la forma de percibir la realidad, que merecen destacarse .

Algunos de estos brotes vienen de la mano de la publicidad, que siempre va por delante en cuánto a tendencias, y nos hacen llegar un nuevo tipo de mensajes a través de campañas y anuncios más gratificantes que las noticias que las rodean (Campofrio, Carrefour y Coca Cola).

Los grandes diarios comienzan a aumentar el espacio dedicado a reflejar nuevas tendencias, a hablar más de felicidad, de bienestar y de nuevos estilos de vida.
Algunos brillantes analistas (Lecturas positivas, Revolución optimista en la red, Política sin chispa) van más allá y plantean reflexiones sobre cuál es la auténtica realidad del mundo que los medios transmiten a la opinión pública.

Y cada vez más autores se atreven a publicar en papel (Luis Rojas Marcos , No somos hormigas) y en la red (125 razones para creer en un mundo mejor, Esto lo arreglamos entre todos, En la dirección correcta) nuevos enfoques para mostrar un mundo con unas posibilidades diferentes a la que nos ofrecen los gurués del pesimismo encumbrados en mercados, gobiernos y medios tradicionales de comunicación.

Soplan vientos tumultuosos de cambios y todos esperamos con esperanza que los cambios sean reales, democráticos y que sirvan al bienestar de los más desfavorecidos y a una mejor vida para todos.

Está claro que las nuevas formas de comunicación están cambiando muchas cosas pero es necesario que los que conformamos las sociedades no seamos simples espectadores y seamos cada vez más, protagonistas de nuestros propios sueños.

No sólo los individuos necesitamos ilusiones, las sociedades que somos todos nosotros, también necesitan ilusiones positivas.

Jorge Dobner
En Positivo

En Positivo no se identifica necesariamente con las opiniones publicadas que reflejan el pensamiento del columnista excepto, cuando los editoriales o artículos son firmados por la propia redacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>