Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Un sistema que ha permitido que los ciudadanos se comuniquen libremente


Facebook enciende la revolución….pero sólo cuando hay revolucionarios.
Facebook está demostrando en el norte de África y en Oriente Medio que detrás de esta aparentemente superflua red social se esconde un sistema que ha permitido que los ciudadanos se comuniquen libremente, se organicen y hasta se levanten contra los gobiernos autoritarios.
Facebook estuvo detrás de la revolución de Túnez, de la de Egipto, pero también está jugando un papel fundamental en las nuevas movilizaciones en Libia y Marruecos.

El grupo Revuelta 17 de febrero 2011: una jornada de ira en Libia no para de crecer en Facebook, donde se ha convocado una manifestación para mañana para protestar contra la corrupción y el despotismo de Mouammar Kadhafi, a quien sus ciudadanos piden que deje el poder.
Al mismo tiempo, la convocatoria de los marroquís desde un grupo de Facebook está teniendo aún mayor apoyo con más de 3.100 seguidores. Los marroquís han convocado a sus ciudadanos para que este 20 de febrero salgan a la calle para pedir “una profunda reforma política”. El Grupo de Marruecos sin corrupción, que sigue esta línea de denuncias contra el poder establecido, cuenta con más de 73.000 seguidores.

El primer ministro marroquí se toma muy en serio lo que lee en Facebook y, en vista de lo sucedido en Túnez y Egipto, ya ha se reunido con los distintos partidos para hablar de la convocatoria de elecciones previstas para dentro de un año.
Con todas estas referencias, Facebook parece un nido de revolucionarios, pero según los expertos no podemos confundir el medio con el origen o la causa.

El politólogo marroquí Mohamed Darif cree que pensar que Facebook ha sido lo que ha provocado la llamada revolución del 25 de enero o la de Egipto es hacer una lectura muy simplista de los hechos. “En Egipto las cinco asociaciones de jóvenes que organizaron la gran manifestación ya tenían contactos previos para organizar una manifestación, no tan masiva ; y en Túnez, fue la muerte de Bouazizi lo que provocó la revuelta.”, reflexiona.

Este sociólogo, que defiende la revuelta no prenderá en Marruecos, cree que Facebook no es tan influyente puesto que sus convocatorias no funcionan si la sociedad no está preparada para ellas. “Y eso es lo que ha sucedido con los llamamiento hechos en Facebook en Siria, no lograron movilizar a los ciudadanos sirios a gran escala, al igual que en Algeria y Yemen”
En los próximos días veremos entonces si la mecha prendida en Facebook tiene respuesta ciudadana en Libia y en Marruecos.

Y mientras el Magreb y Oriente Medio usan sus muros para protestar contra sus gobernantes, Marck Zuckerberg prefiere mantener el silencio pues no desea que el acceso a su web sea restringido en nuevos países al ser percibido como un arma de movilización ciudadana.
Además, Facebook no se encuentra cómodo cuando suceden hechos como los de Egipto cuando cerró la página Wael Ghonim, el ejecutivo de Google que ha liderado gran parte de estas movilizaciones, alegando que usaba una falsa identidad, lo cual va contra sus políticas de uso.

Facebook prefiere no mojarse, y mientras sus usuarios árabes se lanzan a las calles.

Luz Fernández
Publicado en: lainformacion.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>