Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3

En el año 2011 empezará a consolidarse un gobierno económico europeo


¿España intervenida?
Opinión de Francesc de Carreras.
Quizás sin haberse enterado todavía, el presidente Rodríguez Zapatero está ayudando decisivamente en estos últimos meses en la construcción de una Europa unida. En efecto, tras la primera gran tarea que se inició en los años cincuenta, el mercado único libre de trabas comerciales, Europa en los noventa quiso dar otro gran y arriesgado paso: el euro como moneda única.

Con la perspectiva de más de diez años, y salvadas las amenazas de estos últimos meses, el euro sólo llegará a consolidarse a condición de que Europa tenga una política económica común, especialmente en los campos fiscal y laboral. Es algo, por otra parte, que ya preveían los economistas más solventes: las monedas no viven en el vacío, sino que deben sustentarse en mercados internos unificados. Pues bien, que España esté haciendo los deberes pendientes es una forma de colaborar ejemplarmente en la construcción europea que, sigilosamente, está dando pasos decisivos para que, probablemente antes del verano, sea una realidad económica mucho más consolidada.

La visita de la señora Merkel no debe acomplejarnos. No es Alemania quien impone deberes a España y nosotros, resignadamente, aceptamos cabizbajos y sin rechistar. Es la Unión Europea, de la que España forma parte -es más, de la que España es una pieza esencial-, que está tomando importantes medidas para hacer frente a su futuro. Nosotros colaboramos, como es nuestro deber y nuestro propio interés, para que el camino a recorrer llegue a buen término.

El comisario de la Competencia Joaquín Almunia, en una conferencia pronunciada en Barcelona esta misma semana, señaló un dato revelador: “Entre el 2005 y el 2010, los países industrializados como los de la UE o EE. UU. han crecido un 5% de media: el resto de los países han crecido un 45%. En la próxima década estos países serán mucho más poderosos”.

A veces, tras tanto hablar de crisis, parece que la debacle económica de los últimos tres años tenga carácter universal. Afortunadamente no es así: se trata sólo de una crisis occidental, norteamericana y europea. Asia y Latinoamérica, con distintos ritmos, no han parado de crecer, sus perspectivas en los próximos años parecen ser mejores que nunca y, por supuesto, debemos alegrarnos de ello. Ya era hora que empezáramos a reequilibrar económicamente este mundo tan profundamente injusto.

Pero en este panorama tan cambiante, tan positivamente nuevo, Europa debe encontrar su lugar. Todo parece indicar que en el año 2011 empezará a consolidarse un Gobierno económico europeo. Afortunadamente, los estados nacionales aún perderán más soberanía en política económica y Europa alcanzará un mayor grado integración y de fuerza política. España no está intervenida, sino que colabora, junto a los otros estados cuya moneda es el euro, en la definitiva consolidación de la UE. Se trata de una gran noticia.

Francesc de Carreras.
Publicado en: La Vanguardia

En Positivo no se identifica necesariamente con las opiniones publicadas que reflejan el pensamiento del columnista excepto, cuando los editoriales o artículos son firmados por la propia redacción.

1 comentario

  1. Lorenzo Responder

    Disiento absolutamente. ¿Alguien ha preguntado a los ciudadanos si desean renunciar a su soberanía nacional? La única consulta parecida fue la realizada en algunos paises sobre la Constitución Europea. No se estaban obteniendo los resultados esperados. Se paralizó la consulta y se llevó a cabo el mismo proyecto a la fuerza mediante el Tratado de Lisboa.
    ¿Esa es la manera de desarrollar la democracia? ¿Es esa la fórmula de defender las libertades y los derechos de los que se supone que disfrutamos los europeos?
    En mi opinión es mas parecido a una dictadura que a una democracia ( el gobierno de todos, recordemos).
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>