Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

El amor y la pasión de Steve Jobs


El hombre que revolucionó varias industrias.Visionario, mago, revolucionario, genio, innovador, icono, líder, gran vendedor, carismático, showman… La lista de calificativos con los que se ha intentado definir a Steve Jobs, cofundador y consejero delegado de Apple, es interminable, como corresponde a una persona que ha logrado lo impensable: transformar varias industrias a lo largo de las últimas décadas. Ahora, vuelve a estar de baja por motivos de salud. La bien engrasada maquinaria de Apple sigue funcionando, pero una cierta inquietud por el futuro de la compañía es inevitable.Steve Jobs. 55 años. Casado. Cuatro hijos. Vive en Palo Alto, California (EE.UU.) De religión budista. Consejero delegado de Apple. Posiblemente el ejecutivo más brillante y relevante del mundo de los negocios de las últimas décadas. Ha sobrevivido a un cáncer de páncreas (2004) y un trasplante de hígado (2009). Desde el pasado 17 de enero está retirado temporalmente de la dirección de la compañía por motivos de salud.La revista económica Forbes calcula su fortuna personal en 6.100 millones de dólares, lo que lo sitúa en el puesto número 136 en la lista de personas más ricas del planeta, que encabezan el empresario mexicano Carlos Slim (53.500 millones de dólares); el fundador de Microsoft, Bill Gates (53.000 millones), y el inversor Warren Buffet (47.000 millones). Apple se ha convertido en los últimos meses en la segunda empresa mundial por valor de mercado, sólo por detrás de la petrolera Exxon-Mobil, y ha sido escogida tres años consecutivos la compañía más admirada del mundo por la revista Fortune. Esta misma publicación eligió el pasado año a Steve Jobs como CEO (chief executive officer) de la década.Apple, con Steve Jobs al frente, acumula una serie de logros que no tienen parangón en la historia del capitalismo. Esta empresa –creada en el año 1976 por Steve Jobs y Steve Wozniak en el garaje de la casa de los padres adoptivos de Jobs– ha sido capaz de revolucionar no una sino varias industrias a lo largo de sus casi 35 años.Empezó transformando el mundo de la informática en la década de los 80 con sus ordenadores Macintosh. Posteriormente, ya en siglo XXI, modificó para siempre el mundo de la música con su tienda iTunes y los reproductores musicales iPod (2001). Años después le tocó el turno a la telefonía móvil con el lanzamiento del iPhone (2007), un dispositivo que ha marcado la línea que seguir para el resto de los fabricantes de móviles. El año pasado, Apple introdujo en el mercado un nuevo aparato, el iPad, llamado a cambiar de nuevo las cosas en distintos sectores, como el editorial o el de los juegos.Adicionalmente, Steve Jobs fundó en la década de los 90 la productora Pixar, creadora del primer largometraje animado por ordenador, Toy Story. Años después Disney compró la empresa, convertida en el principal estudio de animación del mundo.¿Cuáles son las claves que sirven para explicar el éxito de Apple y de Steve Jobs? Una de ellas parece ser el amor y la pasión que Jobs siente por su empresa y por los productos que crea. Pasión y amor que intenta transmitir a todo su equipo. “En Apple creamos productos que enamoren”, ha afirmado en diversas ocasiones.Otra de las claves es la calidad de los productos que la compañía tiene en cartera. Jobs está convencido de que cuando se crea algo “muy bueno, todo el mundo querrá utilizarlo”. El propio Jobs se implica totalmente en el desarrollo de los productos, que no ven nunca la luz hasta que él les da el visto bueno definitivo. Y para que eso suceda deben superar la prueba del perfeccionismo del consejero delegado, que sólo acepta productos perfectos, deseables, de diseño arrebatador y máxima funcionalidad.Leer más en: Magazine-La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>