Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

China está construyendo la mitad de los rascacielos en el mundo


China construirá una ciudad como Madrid cada año.
Un informe técnico concluye que el país asiático encabeza el crecimiento urbano y el despliegue de rascacielos en el mundo
Los megaproyectos urbanos continúan desarrollándose en China. Después de que se anunciara el proyecto de creación de una macrociudad, compuesta por nueve urbes ya existentes, o de que las nuevas tecnologías hayan permitido la construcción de un edificio en cuestión de pocos días, ahora un informe revela que el país asiático encabeza el crecimiento urbano en el mundo y el despliegue de rascacielos.

Así, si el país continuara con su rápido ritmo de crecimiento urbano actual, China podría llegar a construir una ciudad como Madrid cada año hasta 2030, con más de 1.500 nuevos edificios de más de 30 pisos de altura. Es la afirmación de Jonathan Woetzel, director de la consultora McKinsey & Co en Shanghai, en el informe Ciudades chinas en el cielo, donde el ejemplo se refiera a la ciudad de Chicago, similar en dimensiones y población a la capital española, y pionera en la edificación de rascacielos.

Hoy, China está construyendo la mitad de los rascacielos en el mundo que se completarán en los próximos años, y este tipo de edificación ha aumentado en un 50% en el país, según afirma en el diario USA Today Andrew Lawrence, analista inmobiliario de Barclays Capital en China

China ya alberga seis de los 15 edificios finalizados más altos del mundo, EEUU solo tiene tres de ellos. El rascacielos Burj Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos, con 828 metros de altura e inaugurado en 2010, sigue siendo la construcción más alta del mundo, mientras la Shanghai Tower, con 632 metros y el Wuhan Greeland Center, con 606, ocuparán el segundo y tercer puesto en 2014 y 2015.

“El apetito de China por los rascacielos, en los últimos años y los próximos, es mayor que nunca”, afirma Silas Chiow, director en China de Skidmore, Owings & Merrill, la firma de arquitectura responsable de la construcción de numerosos edificios en Dubai y que actualmente participa en 50 proyectos en China, según el diario.

El Gobierno chino considera que los rascacielos plasman “el progresos chino en términos de urbanización y modernismo” y estimulan el desarrollo y la confianza de los inversores. Además, según Chiow, “este auge está produciendo sorprendentes diseños e innovaciones en el uso de energía y sostenibilidad”.

La otra cara de la moneda
“Me siento orgulloso de ver estos edificios en mi país, pero no son útiles para la gente común”, afirma al diario Fan Quanzhou, que tiene un quiosco frente a la sede de la televisión nacional, CCTV. “El negocio ha caído ya que el barrio tradicional ha desaparecido por la construcción del edificio”, asegura, haciendo referencia al que es el edificio más alto de Pekín, un rascacielos de 405 metros. “Los precios de la propiedad son demasiado altos. El gobierno debería hacer más para construir viviendas más económicas”, se queja en el USA Today.

Pablo Olivera-Silvia Madrid
Publicado en: Público

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>