Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Vivir en Bútan, el país de la Felicidad Interior Bruta


Bután, el país que inventó la felicidad.
Montañas, lagos, praderas verdes con grandes casas, ciudades con sedes de grandes bancos y modernos edificios, coches y tiendas de lujo… ¿Quién no quiere visitar Suiza? Es posible que en Bután mucha gente respondiese con un ‘no’.
Con un tamaño algo menor que el de Suiza, este remoto reino del Himalaya también ofrece montañas y praderas verdes. Aunque no tiene grandes ciudades ni oficinas de bancos internacionales, sí está sembrado de templos, lugares donde meditar, rutas de senderismo por el Himalaya y… felicidad.

Cansados de las críticas a su pobreza, un monarca butanés decidió medir su riqueza a través de la Felicidad Interior Bruta (FIB). A diferencia del Producto Interior Bruto, el FIB tiene en cuenta los factores psicológicos y espirituales, estableciendo con ellos la calidad de vida de los ciudadanos.

¿Economistas VS psicólogos?
Aunque países como Reino Unido, Francia o Australia están empezando a pensar sobre este concepto, “me encantaría ver a más países medir sus niveles de felicidad”, explica Sonja Lyubomirsky, profesora de Psicología en la Universidad de California. Aunque en EEUU son muy escépticos, “es muy importante medir el bienestar de una sociedad”, dice Lyubomirsky.

“¿Por qué nos preocupamos por los indicadores económicos (como el PIB) si no porque pensamos que un PBI más alto mejora nuestra vida o nos hace más felices?”, pregunta Lyubomirsky.

Vivir en Bután
Quítale 63 aeropuertos a Suiza y retira más de 60.000 kilómetros de carreteras. Reduce la población de siete millones a menos de uno. Si te parece mucho cambio, también quítale la mitad de importancia económica a bancos y empresas y dale ese poder a las fábricas y campesinos.

Pero un butanés no querría que se tengan en cuenta los bajos niveles de contaminación, que la reducción de estrés fuese una cuestión de Estado y que la edad media se mantenga por debajo de los 25 años. El último estudio accesible (2008) corona el distrito de Wangdue Phodrang como el que mayor FIB tiene. “La felicidad se puede medir en base a la inteligencia, la autoestima, la extroversión…”, detalla la especialista en felicidad humana.

La convivencia en casa, las enfermedades que has sufrido en el último año o a los momentos en los que has sentido celos, frustración o generosidad son otras de las preguntas sobre las que ha que responder. ¿Quieres saber cómo de feliz eres? Aquí puedes descargar el test.

Un país diferente
“Siete de cada diez escuelas tienen entre 30 y 36 estudiantes en sus clases”, se trata de un número reducido de alumnos, y una cifra que según por donde se mire puede ser buena o mala. Ésta es una de las noticias que puede leerse en el Kuensel, uno de los pocos periódicos del país, pero hay una última curiosidad.

El 17 de diciembre de 2004, Bután prohibió fumar en cualquier espacio público y la venta de tabaco. Si quieres fumarte un cigarro en Bután, solo podrás hacerlo en una casa particular, y después de haber salido del país para comprarlo y pagar un impuesto del cien por cien de su valor en la frontera. El Gobierno de Bután considera el tabaco muy perjudicial para la felicidad de sus ciudadanos.

Santiago Zarraga
Publicado en: lainformación.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>