Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Recomendaciones cotidianas para vivir mejor


11 decisiones saludables para tomar en 2011.La conducta con la comida, el ejercicio y la relación con los familiares, las claves.Cuando se trata de proponerse llevar una vida sana, la distancia entre los logros y la frustración suele ser el exceso de ambición en los objetivos; dicho de otro modo, haberse trazado metas casi imposibles de cumplir. Con la intención de ahorrar fracasos, el diario The Boston Globe, de Estados Unidos, consultó a especialistas en nutrición, obesidad, deportología, cardiología, pediatría y psicología. Así surgieron estas once recomendaciones realistas .Las dietas fracasan cuando las personas ponen demasiado empeño en formas de comer que no pueden mantener, como suprimir un grupo entero de alimentos, opina el doctor David Ludwig, a cargo del Programa Peso Óptimo para Vivir, del Hospital de Niños de Boston. Por eso plantea comer alimentos reales, no sintéticos ni comida chatarra.Pequeños cambios pueden durar más que las dietas temporarias, como poner leche al café en vez de crema, o comer dos galletitas dulces en vez de tres, invita Alice Lichtentstein, profesora de Nutrición de la Universidad de Tufts.El estrés no siempre es evitable, pero sí se puede controlar la forma como reaccionamos cuando aparece. El doctor Jason Block, investigador especializado en obesidad de la Facultad de Medicina de Harvard, sugiere no “calmarlo” con grasas y azúcares como chocolate, sino conversar con amigos o hacer ejercicio.Mejorar, tratar de acercarse al objetivo aunque no se llegue a cumplirlo, es la propuesta del cardiólogo Gary Balady, del Centro Médico Boston. Si fuma, fumar menos. Si tiene sobrepeso, ingerir menos calorías. Perseverancia y moderación, subraya Balady.Hacer ejercicio, andar en bicicleta, caminar –y hacerlo más rápido–, moverse, aconsejan los médicos. “Pido a mis pacientes que contraigan los abdominales cuando se sientan. Usen los músculos que más se mueven”, indica el deportólogo J. Alex McKinney.Centrarse en la familia predispone bien. “Identifique todos los días por lo menos un punto fuerte de su propia persona y otro de cada uno de sus hijos, pareja u otro familiar”, señala la psicóloga Joanne Nicholson, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts. Esto implica escuchar al otro, observarlo, y perdonar. En consonancia, Michael Rich, pediatra del Hospital de Niños de Boston, exhorta a compartir al menos una comida diaria en familia, y sin televisión.“Tómese el tiempo para dejar que su mente divague, porque así es como aparece la creatividad, y como desarrollamos nuestra sensación de individuos”, alienta Rich. Y en esa línea anima a no hacer cosas por obligación ni en forma automática, a elegir de forma activa. “No estaremos en este planeta tanto tiempo –recuerda–. Disfrutemos, vivamos al máximo”.Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>