Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Paraísos fiscales, el tema pendiente de la economía mundial


Suiza: los paraísos fiscales en el banquillo.Zurich comenzó este miércoles un juicio contra un ex banquero suizo que deja en el banquillo de los acusados a la misma Suiza y los paraísos fiscales.A Rudolf Elmer, que este lunes pasó a WikiLeaks datos sobre unas 2.000 cuentas de supuestos evasores de impuestos, se lo acusa de violar el secreto bancario suizo, pilar del célebre sistema financiero helvético.El banco suizo Julius Baer alega que el material fue robado y que se trata de una venganza de Elmer porque fue despedido por la entidad en 2002 mientras que el banquero asegura que acudió a WikiLeaks como último recurso luego de que las autoridades internacionales no mostraran interés alguno por sus denuncias.Como jefe de operaciones en las islas Caimán del Julius Baer, Elmer asegura que multimillonarios, banqueros y multinacionales de Estados Unidos, Alemania, el Reino Unido y otros países aprovecharon los paraísos fiscales para montar una evasión fiscal a gran escala.En momentos en que la mayoría de los países de la Unión Europea se ajustan el cinturón y hay despidos, congelamientos de salarios y aumentos impositivos, el impacto político de esta denuncia puede resultar explosivo.La lista de ElmerEste lunes el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, señaló que en semanas se publicaría la lista de Elmer.La lista promete revelar la compleja relación entre el mundo financiero y los paraísos fiscales que, según muchos analistas, fue clave en la crisis global de 2008.Los paraísos fiscales suelen tener una población ínfima con un número descomunal de compañías registradas.Bahamas tiene una población de unas 300.000 personas y unas 115.000 compañías registradas, es decir, una compañía cada tres habitantes.En las islas Caiman hay 52.000 habitantes y 1.130 subsidiarias de multinacionales: casi una por cada cinco habitantes.Sin embargo, según Justicia Fiscal Internacional, una ONG especializada en el tema, esta imagen de la isla paradisíaca, refugio de millonarios, dictadores y mafiosos es una simplificación del problema.Según la ONG, en la lista de los diez mayores paraísos fiscales del mundo se encuentran los respetables nombres de Estados Unidos, la City de Londres y Suiza.La selecta clientela del paraísoEn diálogo con BBC Mundo, el director internacional de la Red Justicia Fiscal Internacional, John Christensen, señaló que hay cuatro grandes clientes de los paraísos fiscales.”Las grandes fortunas individuales, las multinacionales, las entidades financieras y el dinero de origen ilegítimo: sea del narcotráfico, el terrorismo o la corrupción”, señaló a BBC Mundo.A través de estos paraísos las multinacionales distorsionan sus precios para pagar menos impuestos.El mecanismo es simple. Desde los paraísos fiscales, las subsidiarias de las multinacionales cobran elevados precios a la compañía madre que ve una inflación de sus costos y, por tanto, una reducción de lo que pagan en impuestos en el lugar de origen.Mientras eso sucede, las subsidiarias, pagan impuestos ínfimos en los paraísos fiscales.Estos paraísos han sido clave también en la proliferación de instrumentos financieros de alto riesgo.”El llamado sistema bancario en la sombra son entidades creadas por las casas matrices de los bancos para ocultar el grado de endeudamiento real que tienen”, señala Christensen.En los casos de las hipotecas de alto riesgo subprime (préstamo a gente que no tenía cómo pagar), los bancos vendían los derechos de cobro de la hipoteca a una entidad financiera que operaba en un paraíso fiscal que normalmente, aunque no figurara así, pertenecía al mismo banco.Como gracias al secreto bancario, nada de esto resultaba visible, los bancos limpiaban sus balances y podían salir a los mercados de capìtales a endeudarse más para otorgar nuevos préstamos.El agujero negroEl crecimiento de los paraísos fiscales ha ido de la mano de la desregulación financiera internacional que comenzó en la década del 80 y alcanzó su apoteosis en los primeros años del siglo XXI.El colapso del gigante energético Enron en EE.UU en 2001 mostró que no había pagado impuestos a las ganancias en cuatro de los cinco años previos usando casi 900 subsidiarias en paraísos fiscales, entre ellas 692 en las islas Caimán.A mediados de enero, el director del Banco Barclays Bob Diamond compareció ante el comité selecto de la Cámara de los Comunes en el Reino Unido y no supo responder a la pregunta que le hizo el diputado laborista Chuka Umunna sobre las subsidiarias del banco en la Isla de Man, Jersey y Caimán.El mismo Umunna le suministró la respuesta: 30, 38 y 181 subsidiarias respectivamente.La pregunta es obvia: ¿para qué tiene el Barclays en una isla de 52.000 habitantes 181 subsidiarias?En la cumbre del G20 en abril de 2009 se anunció el fin de los paraísos fiscales.El caso de Elmer está mostrando que poco y nada se ha hecho en este terreno.Marcelo JustoFuente: BBC Mundo

1 comentario

  1. Iker Responder

    Alguien que por fín le intenta poner el cascabel al gato… ¿WikiLeaks como alternativa tras la negativa de las autoridades internacionales por querer ver y visibilizar? Las autoridades tienen demasiados intereses comprometidos.Con un mínimo control sobre los paraísos fiscales, no hubiera hecho falta tocar tantas ayudas sociales.Ya era hora, pero desde el G20 de 2009 ha pasado tiempo, y no se han visto avances.Por el bien de tod*s, que mis ojos lo vean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>