Sábado 24 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Lo digital arrasa, que emergerá de los escombros ?


Los medios en 2011: digitalizarse o morir.Nuevas empresas y alianzas aparecen en una industria que evoluciona con rapidez.Los juegos en línea que van sobre la espalda de las redes sociales han florecido. Los editores están cada vez más entusiasmados con el potencial de generar ganancias que tienen los libros, los diarios y las revistas digitales, un ejemplo de cómo la histórica rivalidad entre medios de comunicación y compañías de tecnología, aunque aún es intensa, puede estar moderándose.Algunos sectores, como la televisión, podrían tener por delante los días más duros. Allí se levanta una ola digital a medida que nuevas formas de mirar televisión en Internet comienzan a desplazar hábitos tradicionales. ¿Cómo harán las cadenas de televisión y las compañías de cable para compensar el dinero perdido si los espectadores “cortan el cable” y buscan programas en la red?Para los jefes de los medios, 2011 traerá más apuestas, a medida que los ejecutivos sopesan cuánto invertir en negocios emergentes que canibalizan directamente sus medios tradicionales. Como siempre, se observarán entre sí, y a los consumidores, muy de cerca.REDES SOCIALESEn el próximo año, los medios sociales acelerarán su expansión más allá del ciberespacio.Hasta ahora, la industria ha estado definida por legiones de sitios web que le permiten a la gente compartir videos, fotos y reflexiones. Una mayor parte de ese contenido ahora está viniendo de empresas de medios tradicionales que buscan nuevos lugares para promocionar programas de televisión y artículos periodísticos de tapa. Se terminaron los días de los videos amateur de perros en patinetas que desbordaban su página de Facebook.Una gran tendencia para observar en los medios sociales es la cantidad de nuevos negocios que intentan infiltrarse en el mundo físico, al desarrollar servicios que le permiten a la gente conectarse con personas que dan consejos en el mundo real, comprar cosas de verdad y cumplir tareas reales.Consideremos la flamante TaskRabbit. El sitio web TaskRabbit le permite a la gente publicar tareas, como comprar alimentos o retirar ropa de la tintorería, a ser cumplidas por personas que aceptan hacer las diligencias por cierto precio. Airbnb, que conecta gente que busca un lugar donde quedarse con gente dispuesta a ofrecer sus casas o un colchón, afirma que sus reservas por noche crecieron 750% en 2010 y ha llegado a las 800.000 noches reservadas en total.Estas empresas tienen agresivos planes de crecimiento y otros están a la espera. (¿Necesita que lo lleven a algún lugar en auto? ¿Necesita ayuda para saber qué ropa ponerse?). Muchos utilizan la ayuda de Facebook, el líder de las redes sociales, y recurren a las listas de amigos que la gente crea a través del servicio para limitarse a hacer negocios con amigos, o amigos de los amigos.PELÍCULASHollywood necesita recuperar el terreno que está perdiendo a medida que los consumidores pasan de comprar películas en DVD a alquilar películas en las tiendas virtuales como las estadounidenses Netflix y Redbox.Se debe prever cierto grado de experimentación con lo que es conocido como “videos por demanda (VOD) premium”, a través de los cuales los espectadores tienen la posibilidad de ver películas antes, por precios más altos.Los detalles sobre qué es lo que llegará al mercado, y cuándo, siguen sin estar claros. El año pasado, Time Warner Cable divulgó una propuesta para que sus películas estuvieran disponibles en sus sistemas VOD sólo 30 días después de llegar a los cines, por entre US$20 y US$30. La idea encontró una dura resistencia entre los propietarios de las salas de cines, que temen que los lanzamientos adelantados de videos socaven las ventas de entradas.”Sin dudas hay una tendencia natural entre los exhibidores, que intentan proteger su territorio, y los dueños de los contenidos” como los estudios de cine, señala Amir Malin, socio gerente de Qualia Capital, un banco de inversión que se concentra en la industria del entretenimiento y los medios. Malin considera que la presentación de los videos por demanda más temprana es inevitable, aún cuando los actores del mercado aún están buscando la forma de hacerlo.”No hay una respuesta hoy porque no pienso que haya una respuesta correcta”, sostiene Malin.Una predicción que hace con confianza: el lanzamiento más temprano de los videos por demanda hará que los DVD también sean presentados antes. Actualmente, los DVD suelen llegar a las tiendas alrededor de 100 días antes del estreno de las películas en cines, plazo que se redujo desde los seis meses de algunos años atrás.Los ingresos de las taquillas estadounidenses en 2010 se mantuvieron sin cambios y la concurrencia a los cines cayó 6% luego de subir en 2009 por la venta de tickets para películas en 3D. Las ventas de entradas para los cines son una pequeña parte del desempeño global de una película, pero el número se toma como referencia para determinar el monto de las licencias para televisión y otros negocios.TELEVISIÓNLos canales de televisión se están concentrando en cómo ganar dinero con videos en línea, a medida que crece la evidencia de que algunos consumidores jóvenes están mirando sus programas favoritos en la red más que en la televisión.En lo que va de esta temporada televisiva en EE.UU., la cantidad de personas de entre 18 y 49 años que utiliza aparatos de TV tradicionales ha caído alrededor de 1,3% con respecto un año antes, según Nielsen Co. Esa es la mayor caída en por lo menos cuatro años. Esos cálculos incluyen tanto programas en vivo como grabados.”Las plataformas alternativas están alejando a un número significativo de espectadores de la pantalla de televisión tradicional”, sostiene Alan Wurtzel, presidente de investigación de NBC Universal, de General Electric Co. Aunque dijo que es un nuevo fenómeno, agregó: “No creo que ninguno de nosotros haya apreciado cuán rápido están cambiando las conductas”.Las cadenas de televisión todavía ganan la gran mayoría de su dinero a través de lo que los espectadores ven en la televisión tradicional, tanto a través de la venta de publicidad como de los US$30.000 millones anuales que reciben de cuotas de televisión por cable y satélite.El número de suscriptores a servicios de cable cayó entre un trimestre y otro dos veces el año pasado, según SNL Kagan. Es la primera caída de este tipo desde que apareció la televisión por cable. Los operadores de la televisión paga atribuyen la caída a la economía tambaleante, más que a una migración de la gente a los videos en la web, una práctica llamada “corte del cable”. Pero algunos analistas creen que también podría haber un cambio generacional, y que menos personas jóvenes se suscriben al cable.Esto podría llevar a algunas compañías de medios a retroceder respecto a qué programas ofrecen gratis en la red poco después de presentarlos en la televisión tradicional, dicen algunos ejecutivos del sector. En cambio, habrá que prever que las opciones pagas proliferen.”Nadie nunca prometió que la televisión por Internet iba a ser más barata”, sino simplemente más flexible, señala Jim Lanzone, presidente ejecutivo de Clicker, un sitio con información sobre videos en Internet. “En el caso de algunos programas, el genio va a ser devuelto a la botella”, asegura.REVISTAS/DIARIOSLa buena noticia para la industria de las revistas y los diarios es que las fuertes caídas en la publicidad en los medios impresos durante la recesión se han nivelado. La mala noticia es que el crecimiento de los ingresos por publicidad en 2011 seguirá siendo escurridizo, en particular a medida que los lectores siguen migrando de los medios impresos a Internet, las t
abletas y otros lugares donde la publicidad cuesta significativamente menos.Así, los editores tratan de determinar cuántos ingresos pueden obtener de los lectores sin alejar a muchos de ellos.Las computadoras tableta están creando otro dilema. El optimismo que se extendió con el lanzamiento de la iPad dejó paso a la incomodidad respecto a las intenciones de las compañías de tecnología. Algunos editores no están contentos con los términos bajo los cuales Apple Inc. vende sus ediciones digitales en el aparato. Los editores tienen la esperanza de que una nueva camada de aparatos para lectura electrónica cree una competencia real, que lleve a una mayor flexibilidad en la forma en que fijan los precios de sus títulos y cuánto terminan sabiendo sobre sus consumidores. Google Inc. es fundamental para esas esperanzas, y esa es la razón por la que las compañías de medios se esfuerzan por crear ediciones digitales para aparatos que funcionen con el software Android creado por Google.Una prueba a la voluntad de los consumidores de pagar por las noticias en línea se producirá en el primer trimestre de este año, cuando The New York Times comience a cobrarles a los lectores que excedan cierta cantidad de visitas por mes al sitio web del diario. El Times está intentando realizar la delicada tarea de crear una saludable fuente de ingresos por suscripción sin canibalizar su audiencia en línea y la publicidad que atrae.LIBROSEste será un año récord para las ventas de libros electrónicos, mientras cae la venta de libros físicos. Los pesos pesados de la tecnología Apple y Google saltaron al mercado de los libros electrónicos en 2011, y les dieron a los editores nuevas oportunidades de vender sus títulos digitales además de Amazon.com Inc. y Barnes & Noble Inc.Se prevé que sea presentada una variedad de otros aparatos tableta en los próximos meses, ampliando el alcance de los libros digitales.”Preveo que los libros digitales sean el segmento de más rápido crecimiento que haya visto la industria editorial”, afirmó Brian Murray, presidente ejecutivo de HarperCollins Publisher Inc., que pertenece a NewsCorp., que también es propietaria de The Wall Street Journal.Las ventas de libros electrónicos prácticamente se triplicarán a más de US$2.800 millones para 2015 desde menos de US$1.000 millones en 2010, dice Forrester Research Inc. “Dado el crecimiento reciente, nuestro pronóstico probablemente sea conservador”, señala James McQuivey, un analista de Forrester.El impacto de las crecientes ventas de libros digitales —que según estiman algunos editores importantes hoy representan entre 8% y 10% de sus ingresos anuales— sobre los libros físicos todavía está en desarrollo. Pero parece probable que los libros electrónicos estén canibalizando las ventas de los libros de papel, y los minoristas tradicionales se ven perjudicados.El año pasado, en una presentación ante sus accionistas, Barnes & Noble citó un informe que sostuvo que el gasto de los consumidores en nuevos libros físicos bajará a US$19.000 millones en 2014 desde los US$20.500 millones de 2009.JUEGOSLas empresas de tecnología que hace un par de años apenas tenían presencia en la industria de los videojuegos están cambiando todas las reglas del negocio.Apple, una compañía que en su momento evitó los juegos ampliamente, continuará cambiando el mundo de los juegos móviles con el iPhone, el iPod Touch y la iPad, todos los cuales les dan a los jugadores nuevas formas de jugar con las pantallas táctiles. Su mayor innovación en el negocio es, sin embargo, la App Store o Tienda de Aplicaciones, a través de la cual los consumidores pueden bajar juegos instantáneamente directo a sus aparatos, y a menudo pagan unos pocos dólares o menos.La App Store es una gran transformación frente la vieja forma de vender juegos en tiendas. El precio relativamente bajo de sus juegos está generando preocupación respecto al impacto en los de los juegos de los juegos en aparatos más establecidos como el Nintendo DS de Nintendo Co. y la Playstation Portátil de Sony Corp. Nintendo este año intentará entusiasmar a los jugadores con innovaciones que Apple y otras empresas nuevas en el sector todavía no han igualado. Entre esas innovaciones estarán juegos en 3D que no requerirán lentes especiales.Los juegos tradicionales competirán por la atención de los jugadores con “juegos sociales” como CityVille y FarmVille, exitosos juegos de Zynga Inc. que se extienden a través de conexiones con amigos en Facebook. Zynga no le cobra ni un centavo a la gente que juega esos juegos pero cobra tarifas por los bienes virtuales como los tractores que cultivan los campos imaginarios de FarmVille. Las compañías de juegos establecidas tendrán que adaptar sus títulos a esos nuevos métodos de ganar dinero a partir de los juegos si no quieren quedarse atrás.MÚSICAEl negocio de los conciertos está buscando atraer a los fans de vuelta en 2011, luego de que sus ejecutivos hayan concluido que no pueden depender más de subir los precios de los tickets para compensar la afluencia de público estancada.En 2010, la concurrencia a las 50 principales giras de conciertos cayó 15%. Un aumento de 4% en el precio promedio de los tickets hizo poco para amortiguar el impacto financiero, ya que los ingresos brutos generados por las giras cayeron 12%.Los promotores de conciertos y otros en el negocio reconocen que necesitan repensar su industria, que durante mucho tiempo fue vista como un bastión de la estabilidad financiera para artistas cuyas ventas de discos han sido diezmadas por las descargas en línea y otros problemas.Al tope de la lista: bajar los precios promedio de las entradas. “Si usted quiere vender tickets en 2011, tendrá que ser enérgico desde el principio y poner un precio correcto”, afirmó Michael Rapino, presidente ejecutivo de Live Nation Entertainment Inc., el gigante promotor de conciertos que hoy incluye Ticketmaster.El año pasado, Live Nation intentó contrarrestar los altos precios de los tickets al ofrecer descuentos de último minuto, una decisión que llevó a muchos a quejarse de que los fans leales estaban siendo castigados por comprar sus entradas con anticipación. Rapino dice que la compañía reconoce el problema y está planeando “algunas grandes promociones para premiar a los primeros compradores”.Otro nuevo enfoque podría incluir subir los precios para las dos primeras filas, alineándolos con los altísimos precios que hoy ofrecen los revendedores. El objetivo, señala Rapino, es permitirles a los músicos ganar aproximadamente la misma cantidad de dinero por los conciertos, pero de una manera que haga las actuaciones más accesibles para los fans.Por Jessica E. Vascellaro, Sam Schechner, Ethan Smith, Jeffrey A. Trachtengerg, Russell Adams, Nick Wingfield y Emily SteelPublicado en: WSJ Américas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>