Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Zapatero, agradecido a los controladores


La crisis de los controladores en España, parece dar un respiro al sinfín de problemas que le aparecen al Gobierno de España.Este grupo de privilegiados, no termina de entender que no sólo han perdido la batalla sino la guerra y que cuánto más hablan, más se entierran en el lodazal en que han caído con la opinión pública española.Publicamos un artículo del Wall Street Journal, uno de los más prestigiosos medios económicos del mundo sobre el tema.La crisis de los controladores aéreos le da un segundo aire a Zapatero.A pesar del caos causado el fin de semana por la huelga de controladores aéreos en España, la firme respuesta del Gobierno ha conseguido reforzar la imagen del presidente José Luis Rodríguez Zapatero y podría aportarle más apoyo para sacar adelante sus reformas. La decisión de Zapatero de obligar a los controladores a volver a sus puestos de trabajo decretando el estado de alarma en el país fue aplaudida tanto por los sectores más conservadores, que piden reformas del mercado laboral, del costo de las pensiones y del sector bancario, como por la clase trabajadora, que ve a este colectivo, que percibe unos elevados sueldos anuales, como un grupo privilegiado que empaña su reputación. En este momento, Zapatero necesita todo el apoyo político que pueda conseguir, mientras trata de sacar adelante reformas para consolidar el debilitado sector bancario. Además, se enfrenta a un duro mercado laboral que defiende con uñas y dientes el salario y los beneficios de los trabajadores. El Gobierno español intenta reducir el gasto y subir los impuestos en su esfuerzo por encauzar sus finanzas. La respuesta de Zapatero a la movilización de los controladores ilustra “la magnitud del giro de 180 grados” que ha dado al aplicar medidas más duras en el ámbito laboral, según Iain Begg, investigador del Instituto Europeo de la Escuela de Economía de Londres, incluso a pesar de que el colectivo de controladores no es representativo de la clase trabajadora presente en el Partido Socialista.“Siguen siendo un sindicato y hacerse cargo de ellos es un síntoma de un cambio de actitud, incluso aunque sean el objetivo más fácil”, dijo. Para Begg, el presidente del Gobierno ganará también confianza en el mercado de crédito y en el ámbito político fuera de España con esta actuación. Los mercados financieros internacionales han castigado a España recientemente por las perspectivas de que el país no está actuando lo suficientemente rápido para controlar la elevada deuda que acumulan los sectores público y privado.Además, la respuesta de Zapatero podría afianzar la coalición informal que ha creado el Gobierno con el Partido Nacionalista Vasco y con el de las Islas Canarias para aprobar el presupuesto del país, según los analistas. Mantener abierto el espacio aéreo es crucial para la economía de las islas Canarias.La crisis aérea se originó el pasado viernes, cuando gran parte de los controladores aéreos abandonaron sus puestos de trabajo en señal de protesta contra el último Real Decreto aprobado por el Gobierno sobre la metodología para contabilizar sus horas de trabajo. Esto obligó a la autoridad aeroportuaria, Aena, a cerrar el espacio aéreo del país al inicio del puente más largo del año. El sábado, el Gobierno decretó el estado de alarma por primera vez en más de 30 años de democracia, amenazando con penas de cárcel a aquellos controladores que se negaran a volver al trabajo. El domingo, la mayoría de los controladores habían vuelto a sus puestos y el espacio aéreo español volvió poco a poco a la normalidad. Zapatero dijo el lunes, en un acto para conmemorar la Constitución española, que el Gobierno podría ampliar la duración del estado de alarma, que inicialmente será de 15 días, “en función de cómo evolucione la situación”.Zapatero comparecerá el jueves ante el pleno del Congreso para explicar los motivos que llevaron al Gobierno a tomar esta decisión. En medio de esta crisis han aflorado algunas señales que podrían indicar un acercamiento entre Zapatero y Mariano Rajoy, líder del Partido Popular, principal partido de la oposición. Portavoces del PP, que han criticado al Gobierno desde el comienzo de la crisis, expresaron públicamente su apoyo a la respuesta de Zapatero a la huelga. Una portavoz del PP, sin embargo, dijo que su partido pedirá respuestas sobre el modo en que se originó la crisis aérea.Según el portavoz del presidente del Gobierno, Zapatero telefoneó a Rajoy antes de aprobar el decreto para mantenerle informado. Daniel Zamit, portavoz de la Unión Sindical de Controladores Aéreos, dijo que la agresión del real decreto (aprobado por el Gobierno) causó un polvorín” entre los trabajadores. “Lo lamentamos profundamente (por los viajeros), pero Aena también tiene una grandísima responsabilidad”.Sara Schaefer Muñoz y Santiago Pérez.Publicado en: WSJ Américas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>