Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

10.000 millones de dólares en vacunas para los próximos diez años


El científico Pedro Alonso lidera el plan mundial de vacunación.
Pedro Alonso, una de las máximas autoridades en la lucha contra la malaria, ha sido designado por un comité de líderes mundiales de la salud para fijar las bases del plan de acción global denominado “la década de las vacunas”. Este proyecto nace tras el anuncio de Bill y Melinda Gates de donar 10.000 millones de dólares en vacunas para los próximos diez años y cuenta con el apoyo de la ONU, la OMS, Unicef y el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos. El Secretariado Internacional del proyecto lo llevará en esta fase inicial el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), impulsado por la Fundació la Caixa.

El presidente del ISGlobal, Pedro Alonso, codirector del comité ejecutivo del proyecto junto al doctor Christopher Elias, anunció ayer en Barcelona que el objetivo del plan es aumentar la cobertura de las vacunas actuales y evitar la muerte de cuatro millones de personas al año en los países más pobres del mundo. La previsión es que a mediados del 2012 pueda presentarse la hoja de ruta de este proyecto en la asamblea general de la OMS que deberá decidir entonces como se aplica. Pero ayer Alonso avanzó ya los tres grandes retos: 1/ mejorar el acceso a las vacunas estándar, las que combaten la difteria, el tétanos o la tosferina de forma que su cobertura se acerque al 95%; 2/ completar la erradicación de la polio y el sarampión, como en su día se consiguió con la viruela; y 3/ desarrollar y acceder a nuevas vacunas que permitan avanzar decisivamente en la lucha contra la malaria, la tuberculosis y el sida, así como en otras vacunas.

Alonso recordó que existen vacunas que resultan muy caras pero son necesarias, y citó las que se dirigen contra el rotavirus, para combatir las diarreas (unos 800.000 muertes al año); contra el pneumococo, que provoca la neumonía en los países en desarrollo, y contra el papiloma humano, principal causante de muerte entre las mujeres de los países más pobres. Sólo estas tres enfermedades llevan a la muerte a más de dos millones de niños al año.

Alonso expresó su satisfacción de que el ISGlobal, una entidad nacida en Barcelona en la que además de la Caixa participan la Universitat de Barcelona, el hospital Clínic, la Generalitat y el Gobierno español, acoja el secretariado mundial. La sede de la entidad estará en el Palau Macaya, en el paseo Sant Joan de Barcelona, aunque hasta mitad del próximo año no estarán acabadas las obras de remodelación. También se utilizarán en esta fase unas instalaciones cercanas al Clínic y más próximas al núcleo de la investigación. En ese ámbito contará con la participación de los grupos de excelencia del Instituto Catalán de Oncología (ICO) y del hospital Clínic y Can Ruti, por sus investigaciones en la vacuna del VIH y de la vacuna contra la tuberculosis .

El consejo directivo que ha elegido a Pedro Alonso está formado por Margaret Chan, directora general de la OMS; Anthony S. Fauci, director de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos; Anthony Lake, director ejecutivo de la Unicef; Joy Phumaphi, presidenta del Comité Consultivo Internacional y secretaria ejecutiva de la Alianza de Líderes Africanos contra la Malaria, y Tachi Yamada, presidente del Programa de Salud Global de la Fundación Gates.

¿No vacunar es una irresponsabilidad¿
“Es una irresponsabilidad gigantesca que algunos padres no vacunen a sus hijos contra enfermedades casi erradicadas como el sarampión”, afirmó con rotundidad Pedro Alonso. Incluso se atrevió a confesar, en tono irónico, que ante este tipo de conductas le “sale el ramalazo talibán”.
Alonso explicó que la actitud de ciertos grupos que “por razones acientíficas” están contra las vacunas “son responsables de que se propague la transmisión de los patógenos y de que no se logre erradicar enfermedades como el sarampión o la polio. Además de los casos de rechazo a la vacuna del sarampión en Granada, Alonso citó ciertas reacciones del año pasado con la nueva gripe y la actitud de grupos religiosos de Nigeria que se oponen a la vacuna contra la polio al considerar que provoca la esterilidad femenina. En estos caso, dijo, “los poderes públicos deberían estar habilitados para actuar”.

Fuente: La Vanguardia

1 comentario

  1. eduardo Responder

    Cualquiera sabe ya hoy en día, que las vacunas no tienen nada que ver con la salud de los niños, sino con un plan eugenésico de despoblación a nivel mundial..La lástima es que haya siempre “científicos” que se presten a venderse por un poco de dinero y que encima nos quieran amenazar con su ramalazo “talibán” si no somos obedientes y se nos ocurre quejarnos..¡Mira que querer joderles el negocio…con lo bien que les va!…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>