Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

O gobiernan “en positivo” o, que se vayan todos


Gobernar.
Durante muchos años, Irlanda fue un ejemplo que se mostró a los demás países.
Lo que hacía Irlanda en esas épocas, fue aplicar como un alumno ejemplar las políticas de ajuste que el Fondo Monetario Internacional estimulaba desde hace años para favorecer las rentas del capital.
Y esa es la razón por la que el FMI aplaudía que sus políticas económicas ofrecían lecciones útiles a otros países.

Los magos económicos de las grandes instituciones financieras no pudieron ver la burbuja que se estaba gestando o no pensaron que había que ni siquiera mencionarla.

Ahora el plan del FMI y del BCE de imponer a Irlanda un plan de extrema austeridad, llevará a gran parte de la fuerza laboral del país a sufrir durante muchos años el fracaso de sus banqueros y gurús del sistema económico imperante.

Las grandes instituciones financieras afirman que no son instituciones políticas pero la decisión de que las clases menos favorecidas de Irlanda, Portugal, España y algunos otros países paguen por la temeridad de los banqueros de sus países es,  totalmente política.
Que los trabajadores tengan que pagar, es una decisión política impuesta por el BCE, el FMI y los llamados “Señores de los Mercados”.

Nos intentan convencer que sí no lo hacemos,  vamos hacia el desastre pero la realidad ha demostrado que la credibilidad de estos señores, es casí nula.

En el 2001, el FMI hizó lo mismo con Argentina e impuso medidas de austeridad muy duras. Como Irlanda en los años dorados, Argentina en su momento también fue un modelo para los grupos de presión neoliberales.

Argentina termino rompiendo con el FMI, con el dólar y dejó de pagar su deuda.
Irlanda, Portugal y España deberían estudiar las lecciones del caso argentino.
Lo que todos tenemos que entender, es que jugar con las reglas de los banquero es siempre perder para que ganen ellos.

Al inicio de la crisis, escuchamos a Sarkozy, Merkel, Zapatero y otros envalentonarse y anunciar medidas contra la especulación, los paraísos fiscales y los mercados pero rápidamente los mandaron a callar.

¿Y estos gobiernos para quién gobiernan?
Tenemos que exigirles que gobiernen para los que les hemos votado, que no hagan pagar a los ciudadanos y que si hagan pagar a los que provocaron la crisis.

O gobiernan “en positivo” o,  que se vayan todos.

Jorge Dobner
En Positivo

En Positivo no se identifica necesariamente con las opiniones publicadas que reflejan el pensamiento del columnista excepto, cuando los editoriales o artículos son firmados por la propia redacción.

2 comentarios

  1. Anónimo Responder

    Excelente texto, quremos que el editor escriba cada semana!

  2. Anónimo Responder

    Irlanda era un país pobre y gracias al impuesto de sociedades más bajo del mundo ( 12.5 % aprox. ) captó a las multinacionales mundiales y se hizo rico.No supo administrar el fenómeno y al final saltarón los bancos. El coste es pagado por todos los irlandeses, trabajadores y no trabajadores, Me parece un tanto demagogico decir que la factura la paga una determinada clase social. Todos somos ciudadanos responsables de lo que ocurre en un país, no solo los que se excluyen como trabajadores. La segunda República Española se definía en su Constitución como un Pais de Trabajadores, y los otros ( estudiantes, jubilados, clases pasivas, etc. etc. ?????? no contaban ?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>