Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Portátiles a 27 euros para combatir la pobreza en la India


India, tecnología de bajo coste para todos.El país asiático promete un portátil de 27 euros para sus estudiantesPara el curso que viene, el Gobierno indio ha prometido a sus universitarios un ordenador portátil que costará apenas 35 dólares (27 euros). El prototipo ha sido presentado esta semana por el ministro de Desarrollo de Recursos Humanos, Kapil Sibal, con la promesa de empezar a fabricarlo en menos de tres meses. El próximo año, según Sibal, habrá un millón de unidades al alcance de los estudiantes de educación superior, y más adelante se extenderá a la secundaria y primaria.El prototipo –de pantalla táctil, como un iPad, aunque no demasiado agraciado– ha sido ideado por cuatro de los prestigiosos Institutos Indios de Tecnología (IIT), en Bombay, Madrás, Kanpur y Kharagpur, con la colaboración del Instituto Indio de Ciencia de Bangalore, la capital india de la informática.El PC, de 8,9 por 7 pulgadas, pesa un kilo y medio y está lejos de las prestaciones de los portátiles comerciales, pero promete cubrir las necesidades esenciales de los estudiantes. Es apto para videoconferencias y contenidos multimedia y cuenta con lector de PDF, Open Office y sistema operativo Linux. La memoria, no obstante, sera externa.Aunque India es una potencia en software –el segundo exportador tras EE.UU.–, no puede decir lo mismo en lo que se refiere al hardware. Ninguna de las marcas indias (Zenith, HCL, Wipro) ha conseguido reconocimiento internacional y, de hecho, los portátiles que se ven en sus tiendas acostumbran a proceder de Extremo Oriente. La excepción es la norteamericana Dell, que ha anunciado que empezará a fabricar portátiles en India.Por eso no debe extrañar que el ministro adelantara que el ordenador será manufacturado inicialmente en Taiwán, aunque prometió que posteriormente la producción se trasladará a India.De algún modo, esta es la respuesta india a la iniciativa de hace cinco años del Massachusetts Institute of Technology (MIT), que creó un ordenador de 100 dólares. Cuando una organización –One Laptop per Child (un ordenador por niño)– ofreció a India adoptar la iniciativa, recibió un portazo. Al cabo de un año, lo que hizo el Gobierno indio fue encargar algo parecido a sus ingenieros e informáticos, que por algo son tan numerosos y están tan cotizados en Silicon Valley.El coste inicial de 35 dólares se reducirá progresivamente a 20 y 10. El ministro también prometió que todas las universidades se conectarán con banda ancha. Cabe señalar que el mismo ministerio prometió en el 2009 un portátil por diez dólares, pero finalmente se trató de un engendro sin pantalla propia, que terminó costando 60 dólares y del que se fabricaron muy pocas unidades.Un estudio reciente cifra en 81 millones los usuarios de internet en India, apenas el 7% de la población, aunque por primera vez el número de usuarios rurales supera al de urbanos.El golpe publicitario ya está dado, en la línea de reforzar la imagen de India como proveedor de productos al alcance de los países más pobres. India tiene poderosos argumentos para presentarse como patria del bajo coste. El coche más barato del mundo, el Tata Nano, empieza a formar parte del paisaje de Bombay o Delhi, un año y medio después de su lanzamiento. Aunque cuesta algo más que las prometidas 100.000 rupias –1.600 euros–, se ha quedado en unos asequibles 2.000 euros. La industria india de medicamentos genéricos se cuenta entre las más potentes del mundo.El Centro para el Desarrollo de Computación Avanzada, dependiente del Ministerio de Comunicación, fue fundado en 1988 para desarrollar en India los supercomputadores que EE.UU. le negaba. Luego ha convertido el acceso universal a internet en una de sus prioridades, al entender que combatir la brecha digital es una de las formas más seguras de combatir la pobreza.Uno de sus programas de acceso rural a internet se realiza con ordenadores alimentados por baterías de coche, para esquivar los largos apagones diarios. También ha desarrollado un tipo de cajero automático que se desdobla como kiosko de internet. Y sobre todo, ha fomentado –con escaso éxito– la presencia de una veintena de lenguas vernáculas indias –y una docena de alfabetos– en la informática, para facilitar la incorporación al progreso de la amplísima mayoría de indios que no domina el inglés.Y aunque India contribuye a la vitalidad del inglés en el ciberespacio, la presencia del hindi en internet sigue siendo muy débil. No obstante, este año esta previsto que siete lenguas indias puedan ser utilizadas en los dominios de internet. La mitad de la población rural desconoce la existencia de webs indias en lenguas distintas al inglés, idioma que domina sólo una minoría.A pesar de las luces, varios estudios colocan a India por detrás, incluso, de Bangladesh y Pakistán, en términos de desarrollo humano. Rémora aún de cuando el primer ministro Nehru apostó por los institutos de ingeniería y tecnología, los citados IIT –que debían levantar el país–. antes que en extender la alfabetización universal.Sesenta años después, casi el 40% de los indios siguen siendo analfabetos, no delante de un teclado –que también– sino de cualquier signo escrito.Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>