Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Venta de alimentos por internet sin intermediarios


Del huerto a casa con sólo un ‘click’ de ratón.El desarrollo de Internet ha permitido a un determinado grupo de alimentos, como frutas, verduras, carnes o pescados, saltar directamente desde el campo o el mar hasta la mesa de los consumidores con un simple ‘golpe’ de ratón.Al amparo del crecimiento de las ventas electrónicas en España, que según los datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones aumentaron un 11% en 2009, el comercio de alimentos desde el origen y la compra directa a los productores se está afianzando en el país y está propiciando la aparición de un gran número de empresas que recurren a este formato para obtener un beneficio mayor al que les reporta el mercado tradicional.Este tipo de comercio, que elimina a los intermerdiarios de la cadena de distribución, basa su éxito en la comodidad que supone para el cliente y en la diferencia de calidad de los artículos, y no tanto en el coste de los bienes que se ofertan, que es muy similar al que se paga en el mercado convencional. En este punto, la garantía de origen se torna en un factor fundamental.Esta es una de las bazas de delcampoacasa.es. Su dueño, Ramón Díez de Rivera, cambió su negocio de distribución de snacks, que regentó durante 14 años, por una pequeña empresa ‘on-line’.Comenzó vendiendo carne de ternera de Salamanca y hoy, dos años y medio más tarde, ya ofrece la posibilidad de confeccionar una completa cesta de pescado, fruta, verdura y carne. “Intentamos ir al origen y llevar los productos al mercado al mejor precio”, explica Díez de Rivera.Por el momento sólo prestan servicio en la comunidad de Madrid y centran sus esfuerzos en ampliar su gama de productos, sin embargo, se muestran ilusionados dado que, en lo que va de año, sus ventas han aumentado entre un 40% y un 50%, respecto al mismo periodo de 2009.La salvación para los cítricosEl comercio electrónico ha resultado vital para algunos sectores, como el citrícola, que ha encontrado en Internet un soporte para la supervivencia.”No podemos subsistir vendiendo al canal tradicional. No resulta rentable, por los intermediarios”, asegura Antonio Tomás, dueño de doñanaranja.com. Y es que un agricultor recibe 0,34 céntimos de euros por un kilo de naranjas en origen, mientras que ese mismo kilo se vende a 1,42 euros en el mercado, según refleja el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos (IPOD) de marzo elaborado por COAG.Vender las naranjas -o cualquier otro alimento- desde el origen permite a los productores fijar un precio muy similar al del mercado, lo que les sirve para cubrir los costes de fabricación y distribución y, al mismo tiempo, para obtener un beneficio más elevado del que les reporta el comercio convencional.Doñanaranja.com es una más de las muchas empresas que se dedican a la venta de cítricos por Internet. La difícil situación del sector “nos habría obligado a cerrar”, indica Antonio Tomás, sin embargo, en su primer año en el mercado electrónico los resultados han sido “escandalosos” y en plena temporada reciben entre 35 y 40 pedidos diarios.Pioneros en EspañaSi algo tienen en común muchas de las compañías que optan por la red es su carácter familiar. Delcampoacasa.es o doñanaranja.com lo son, al igual que interjamon.com.”La idea surgió en 1999, cuando mi padre tuvo que cerrar el negocio físico que tenía en Granada y yo, informático, pensé que era el momento de llevar a Internet los jamones que vendíamos en la tienda, para no perder la tradición familiar”, cuenta Rafael Pérez, propietario de la firma que constituye la única vía para adquirir jamón de Trevélez Tradicion 1862 en España.Se siente orgulloso de ser uno de los pioneros en constituir una tienda de alimentación virtual en el país, aunque recuerda aún las dificultades a las que tuvieron que hacer frente en los primeros momentos.”En aquellos años fue difícil montar la tienda, ya que ni los transportes estaban preparados para ello, ni los proveedores conocían la Red”; a esto se sumaba el poco uso que la sociedad aún hacía de Internet.No obstante, el boca a boca y su empeño por evolucionar han permitido a Interjamón encontrar su lugar en el mercado. “El negocio va muy bien, aunque en 2009, con la crisis, hemos crecido en menor medida”, en concreto, un 15% a nivel interanual.Originalidad e innovaciónEn este contexto, empiezan a aparecer proyectos originales e innovadores, como el de ‘Bon Dia Desayunos’. Ellos hacen realidad la romántica idea de que le lleven a uno el desayuno hasta la cama. Basta una llamada o un ‘e-mail’ para que las cuatro personas que integran la empresa se pongan manos a la obra y confeccionen una de las cestas cargadas de pasteles, café caliente e, incluso, champán.”Nos costó transmitir el concepto de nuestro negocio, porque no se trata de vender un alimento cualquiera, sino de hacer un regalo. Tratamos de cubrir las necesidades de las personas que no tienen tiempo suficiente para ir a comprar un detalle”, explica Paula Villar, socia y responsable de marketing de la compañía.Por el momento, sólo distribuyen en la ciudad de Barcelona y en localidades situadas en un radio de 30 kilómetros, pero la demanda ha sido tan elevada que se han visto obligados a realizar una parada temporal para ampliar su infraestructura.Con casos como el de Bon Dia Desayunos, esta forma de compraventa parece tener el futuro asegurado. Muchos de los empresarios que han optado por esta modalidad están confiados en su éxito; no en vano, aún no tienen que repartirse ningún pastel, porque la tarta está creciendo para todos.Fuente: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>