Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Resultados del Mobile World Congress de Barcelona


Lo que dejó el Congreso Mundial de Móviles 2010.Ya está. La edición 2010 del Congreso Mundial de Móviles quedó atrás. Intenté registrar los hechos más salientes en las notas que hice para lanacion.com, pero la muestra es mucho, mucho más grande.Acá tienen la cuarta nota que hice para lanacion.com si quieren enterarse de lo que (para mí) fue lo más importante (además de lo que escribí en otras notas).Ya estoy en Buenos Aires, y a la distancia traté de anotar qué otras cosas me parecieron memorables del MWC 2010 y que no entraron en las notas:

  • Es la expo de tecnología más internacional que hay. A diferencia de la CES, por ejemplo, donde el foco está en la electrónica de consumo más sofisticada, acá hay un segmento muy preocupado por el bajo costo y la economía; difícilmente encuentres en otro lado una compañía con presencia en Emiratos Arabes Unidos y Africa (el operador Etisalat) invirtiendo en una expo internacional. (gracias @ramimorante por la corrección de Etisalat)
  • Hay muchísima seguridad. Para entrar, no alcanza con la credencial, cuya validez chequean contra un sistema online usando un sensor por contacto, tipo NFC, y que les da mucha más información que la que está impresa en el plástico. También, sí o sí, hay que mostrar un documento. Y a la entrada hay policías, ambulancias, etc. Es la muestra más importante que llega a Barcelona, y todos se lo toman muy en serio.
  • Todos están de traje. Acá se hacen negocios. Sí, también se muestran cosas nuevas, todos nos babeamos con los chiches, pero el trasfondo general es hacer negocios. Hay salas de reunión, conferencias exclusivas a las que solo entrás por invitación, etcétera.
  • Tuve que hacer cola en el baño. Siguiendo una tendencia general de la informática (que esperemos cambie en el futuro) el 90 de los presentes eran hombres. La mujeres estaban confinadas (no todas, claro, pero sí una buena parte) a atender stands, caminar los pasillos haciendo promociones, etcétera. Y entraban y salían del baño de damas como si nada.
  • La diversidad de empresas es apabullante. En general cubrimos las noticias que creemos van a interesar a los lectores por su impacto directo (un nuevo teléfono o servicio), pero eso es la punta del iceberg. No están sólo las operadoras y los fabricantes de teléfonos. También están los fabricantes de componentes superspecializados (el chip que hace esto, el sensor que hace lo otro, la pantalla tal); empresas que hacen las antenas, las torres, los equipos que los administran y demás, para el área técnica de las operadoras; proveedores de servicios que llegan sin nombre al usuario (montones de compañías dedicadas a provisión de imágenes y servicios satelitales para mapas; para transmisión de video en vivo; para ofrecer valor agregado a los SMS; para administrar redes; para montar plataformas de juegos y aplicaciones), empresas chinas que hacen celulares que nunca se verán por este lado del Atlántico, y una gran cantidad de desarrolladores de software, algunos que llegan directamente al usuario final, y muchos otros que sólo lidian con operadores y fabricantes.
  • Es un congreso, es una exposición, es un show. Todo el tiempo hay conferencias, charlas, presentaciones, demos, sorteos, juegos interactivos. El martes tocó Duran Duran (me lo perdí). La Asociación GSM otorga múltiples premios. En los stands te regalan caramelos, gorras, remeras, panfletos, cuadernos, biromes, bolitas con luces y, como corresponde, llaves de memoria USB con información de los productos.
  • Todo está para tocar, mirar y probar. En los stands de los fabricantes de teléfonos tenés los equipos recién anunciados y los podés testear, aunque por lo general son prototipos casi finales (y no siempre andan como deberían). De ahí los periodistas sacamos, en general, los videos que intentan mostrar cómo funciona tal o cual dispositivo.
  • Son super impresionantes los prototipos técnicos. Texas Instruments (uno de los mayores fabricantes de chips para móviles) tenía un dispositivo con dos pantallas, salida para una tercera y un picoproyector, para mostrar el poder de su último chip (capaz de reproducir tres videos de alta definición al mismo tiempo sin que se le mueva un pelo). Se ven muchos prototipos que simulan las funciones de un celular, pero que tienen el tamaño de una notebook, para permitir intercambiar componentes, modificar el sistema operativo y demás. En el stand de Nvidia había dispositivos símil tabletas (es decir, una pantalla de 8 o 10 pulgadas sensible al tacto con todo el hardware de procesamiento detrás) corriendo Android y mostrando el poder del chipset móvil Tegra 2 (con una capacidad de generar video 3D al nivel de una aceleradora de video para PC de hace unos 4 años). Qualcomm mostraba varios de paneles de tinta electrónica; NTT DoComo, un sistema para controlar el móvil moviendo los ojos, que requiere que tengas puestos los auriculares (porque detecta un cambio eléctrico al mover los globos oculares).
  • Hay mil teléfonos geniales que probablemente nunca van a llegar oficialmente a la Argentina. Smartphones de Acer y de Garmin-Asus, todos geniales, de última generación y muy bonitos; modelos desconocidos de LG, Samsung, Alcatel, Philips, Panasonic y otros.
  • No tantos periféricos como podría esperarse. Estaban algunos fabricantes de manos libres Bluetooth, y cosas por el estilo, pero no mucho.
  • Pude jugar un poco con una Dell Mini 5. Es una tableta con una pantalla de 5 pulgadas… o un teléfono muy grandote, como lo quieran ver. Da igual: hace lo mismo que un móvil, con la comodidad de una pantalla de esas dimensiones (ideal para ver películas tirado en la cama, por ejemplo). Se podría haber bancado una pulgada más de pantalla para funcionar de libro electrónico también. Probé un Mini 3 (celular con Android y pantalla de 3?) y era muy cómodo en la mano, aunque no ofrecía nada que fuera particularmente llamativo. El poco expresivo empleado de Dell que sufría el acoso de la prensa aseguró que “llega al mercado en breve” y que “América latina es una de nuestras prioridades”, así que habrá que ver. Por lo pronto, uno de los pocos mercados en donde está el Mini 3 es Brasil, así que algo de valor tienen sus declaraciones.
  • La promesa de la smartbook. Lo repito. La smartbook que presentó HP (la Compaq AirLife 100), similar a la Lenovo Skylight, son los que debió haber sido la netbook. Me parecen excelentes, por lo que proponen y logran, pero tienen un camino muy cuesta arriba para lograr la popularidad, y que tiene que ver básicamente con el precio con el que salgan a la venta: tendrán que ser mucho más baratas que una netbook con Atom para ganar, porque todavía no ofrecen tanta más autonomía o menor peso como para (llegado el caso) justificar la compra.
  • La oportunidad perdida. Estos últimos dos meses han sido muy importantes para Symbian, que finalmente es 100%  código abierto (aunque no GNU, sino bajo la licencia Eclipse, más permisiva en el uso de componentes propietarios) y que ya tiene casi lista la versión ^3 del sistema operativo, y tendrá la ^4 para fin de año. Como referencia, lo que hoy tienen el N97 de Nokia y los Sony Ericsson Satio y Vivaz es Symbian Fou
    ndation ^1. Pero no tiene nada que ver el aspecto gráfico, realmente lo mejoraron muchísimo, porque cambiaron todo. Tanto, que SF^4 no será compatible con las versiones anteriores. Todo esto le dará un mejor impulso a este sistema operativo (que sigue siendo el más popular del mundo móvil por muchísimo), pero me temo que se perdió una oportunidad interesante, y que acaparó Android: la de los dispositivos móviles (no celulares) como tabletas, MID, smartbooks, reproductores multimedia y más; lograr que las compañías migren de sistema operativo (si llega a ser realmente mejor) será una tarea muy ardua.
  • La sorpresa divertida. No sé si estoy monotemático con eso, pero el móvil Puma me pareció genial. No hace nada fuera de lo común; no es un smartphone; no flota ni predice el tiempo ni te cambia el cuerito de la canilla, pero es lindo, y es divertido de usar. Y lo lograron con unos pocos iconos grandotes, un fondo rojo, algunas ideas originales para navegar los menús, y ya. Y Dylan, por supuesto, el puma que vive en el teléfono y se queja cuando no lo alimentás (osea, cuando tiene poca batería). Por suerte no es un tamagotchi, así que si tiene batería te deja en paz.

Ricardo SametbandPublicado en: la Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>