Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Nuevo impuesto a la banca en USA


Obama anuncia el impuesto con el que recuperará las pérdidas de los ‘abusos’ de la banca.El presidente de EEUU, Barack Obama, ha propuesto la creación de un impuesto especial a la banca para recuperar en la próxima década los 117.000 millones de dólares pérdidos en el programa de rescate financiero (TARP) creado durante la Administración Bush, plan que fue dotado en su momento con 700.000 millones de dólares (484.000 millones de euros).La propuesta, que necesita la aprobación del Congreso, consiste en un impuesto del 0,15% sobre los balances de las firmas con más de 50.000 millones de dólares en activos. Según la Administración Obama, unas 35 entidades serán estadounidenses y entre 10 y 15 serán filiales en el país de empresas extranjeras.Obama asegura que este futuro gravamen no será “un castigo”, sino un sistema para impedir nuevos “abusos” de la banca y el camino para recuperar “cada centavo” gastado por los contribuyentes.La vigencia mínima del impuesto será de 10 años, en los que recaudará 90.000 millones de dólares, aunque podrá ser prorrogado hasta completar todas las pérdidas.Están excluidos de su pago los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac, bajo control del Gobierno tras su multimillonario rescate, y los fabricantes de automóviles, también ayudados con el programa TARP. No obstante, el gigante asegurador American International Group (AIG), rescatado también ‘in extremis’, tendrá que pagar el impuesto.La tarifa será aplicada a todas las firmas financieras, incluidas aquellas que devolvieron las ayudas y las que no recibieron un centavo, porque se beneficiaron de la estabilidad financiera generada por el plan de rescate.En octubre de 2008 el gobierno de Estados Unidos asignó unos 700.000 millones de dólares para impedir el colapso del sistema financiero. Sin embargo, el plan se ha transformado en una medida controvertida conforme los bancos han empezado a pagar las bonificaciones a sus ejecutivos y los dividendos a sus accionistas, mientras el desempleo se mantiene elevado y la economía sólo muestra indicios de reactivación.El inicio de la recuperación económica ha obrado que la mayoría de grandes bancos salden sus deudas antes de lo previsto. Por ello, las pérdidas por el rescate bancario en el presupuesto del año fiscal 2011, que se conocerá a comienzos de febrero, se proyectarán en 117.000 millones de dólares, bastante menos que los 341.000 millones de dólares previstos en la revisión de presupuesto de 2009.”Mi compromiso es la recuperación de cada centavo que se debe al pueblo”, dijo Obama antes de apuntar que su determinación de alcanzar esta meta “se fortalece cuando veo informes de ganancias enormes y bonificaciones obscenas en las mismas firmas que deben su supervivencia al pueblo, al que no se ha indemnizado y que sigue afrontando las dificultades reales en esta recesión”.Publicado en: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>