Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

El ordenador más económico del mundo


El ordenador de 75 dólares (53€) del futuro.Échele un vistazo a los diseños de lo que un día podría convertirse en el ordenador más barato del mundo. El diseñador Yves Behar muestra imágenes y detalles de los futuros ordenadores de la campaña ‘Un portátil por niño’.El programa OLPC (One Laptop per Child, ‘Un portátil por niño’ en español) es un esfuerzo sin ánimo de lucro del profesor del MIT, Nicholas Negroponte, dirigido a poner portátiles educativos económicos al alcance de los niños de países en desarrollo. Actualmente se está trabajando para actualizar el ordenador conocido como XO, que inicialmente recibió el nombre de «el portátil de 100 dólares».La máquina renovada, conocida como la XO-3 y cuyo lanzamiento está previsto para 2012, es más un sueño que un producto tangible. Sin embargo, los diseños preliminares del ordenador evocan una pizarra táctil minimalista, con un sistema electrónico que acaba prácticamente con todo lo que define los ordenadores ordinarios, salvo por la pantalla de 8,5 x 11 pulgadas. En definitiva, es un diseño que se aleja totalmente de ese aspecto de cacharro infantil del XO original, pero que conserva sus virtudes en cuanto a la facilidad del acceso.Una nueva experiencia táctil«Quería trasladar el concepto de Un portátil por niño a este nuevo formato –explica Yves Behar, fundador del FuseProject, autor del diseño original y del XO-3–. Esto significaba acabar con la complejidad visual y crear una nueva experiencia táctil, más sencilla y colorida.»Behar afirma que espera reducir el marco de la pantalla del XO-3 hasta dejarlo reducido prácticamente a nada, y que el nuevo equipo tendrá un teclado virtual en lugar de uno físico, y ningún botón. El resultado como se ve en estas representaciones gráficas, es una pantalla rodeada por una fina goma de color verde. «Nicholas [Negroponte] solicitó algo extremadamente sencillo y casi sin marco –explica–. Los contenidos del ordenador serán lo único que se vea.»De hecho, este nuevo factor de forma es solo un primer paso hacia la consecución de los ambiciosos objetivos para los que se está diseñando el OLPC: se pretende crear un tablet PC de gran duración, totalmente fabricado en plástico, resistente al agua, con la mitad del grosor de un iPhone y que consuma menos de un vatio de potencia, a pesar de su fantástico procesador de 8 GHz. El precio: apenas 75 dólares, un precio nunca visto.¿Fantasía o realidad?Muchos de los objetivos del OLPC, para ser francos, entran más en el reino de la fantasía que en el de los planes reales. Y se sabe que Negroponte tiene un largo historial de prometer más de lo que puede dar. El XO original nunca llegó a costar los 100 dólares que se habían fijado inicialmente (actualmente se vende a 172 dólares) y la idea de una actualización de la pantalla táctil del XO que había anunciado Negroponte en mayo de 2008 se ha descartado discretamente en 2009, debido a los elevados costes.Sin embargo, en este caso el plan de Negroponte tiene truco: cuando el OLPC pueda reunir en su interior los componentes de esta máquina de ensueño, abrirá las puertas de su arquitectura para que otros fabricantes de ordenadores puedan tomar el relevo del proyecto. Lo que busca Negroponte es presionar a la industria para que fabriquen ordenadores más económicos y más orientados a la educación, más que fabricar un ordenador concreto. «En realidad no tenemos que construirlo, necesariamente –le contó a Forbes Negroponte–. Basta con anunciar que lo haremos.»Al margen de quién firme finalmente este tablet PC ultraeconómico, lo más difícil para que este OLPC sea realidad es alinear todos sus componentes. Una pantalla LCD de frágil vidrio no parece la mejor elección para un aparato dirigido a los niños, ni para países donde el suministro eléctrico es escaso e impredecible. Por tanto, se espera que el OLPC incorpore una placa madre de plástico, quizás de la empresa Plastic Logic, con sede en Mountain View (California), que le daría más durabilidad. Además, es probable que el tablet use unas pantallas de ultra bajo consumo de la empresa Pixel Qi, con funciones reflectantes y de LCD, fabricadas por la discípula de Negroponte, Mary Lou Jepsen.Con cámara y ‘percha’Si el diseño de Behar finalmente se materializa, el XO-3 incorporará una cámara en la parte posterior del dispositivo y un anillo en la esquina del ordenador. Ese aro, un cable metálico que va desde el reborde del dispositivo y está envuelto en la misma goma que el marco de la pantalla, se puede usar para estabilizar el ordenador en la mano del usuario o colgarlo en un costado. Además, el aro tiene unos imanes para sujetarlo a la parte posterior de la máquina para que no moleste.Estos pequeños toques son lo único que aleja el diseño del minimalismo absoluto: idealmente, la máquina no tendrá siquiera un puerto de carga. Behar afirma que el OLPC va a usar un sistema de inducción para cargar la batería sin cables, a través de su marco de goma. Según explica: «Queremos eliminar todos esos orificios que adornan los portátiles de Lenovo o HP».Aunque no está previsto que este tablet PC aparezca hasta 2012, el OLPC tiene otros planes hasta entonces. Una actualización parcial del conjunto XO, que debería salir a la venta en enero, tendrá varias veces la cantidad de memoria, capacidad de almacenamiento y poder de procesamiento de la máquina actual. La siguiente actualización, en 2011, volverá a mejorar el rendimiento de la máquina y sustituirá el chip AMD por un procesador de bajo consumo del fabricante de chips para telefonía Marvell.En lo que se refiere a los planes para el tablet de 75 dólares, sin embargo, Negroponte reconoce que su historial de promesas incumplidas no inspira mucha confianza sobre la aparición de este último sueño. Sin embargo, advierte a la industria informática que no deben subestimar el OLPC. «Desde luego, si yo fuera una entidad comercial que acudiera a usted para solicitar una inversión e hiciera las proyecciones que he hecho yo mismo en el pasado, usted no volvería a invertir en mí –afirma–. Sin embargo, no somos un proyecto comercial. Si logramos apenas la mitad de lo que nos hemos fijado, seguramente las consecuencias serán enormes.»Andy GreenbergPublicado en: Forbes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>